Escándalo de prostitución: causa contra Berlusconi

La Junta para las Autorizaciones de la Cámara baja italiana aplazó esta mañana hasta el próximo martes el debate de la solicitud enviada por la Fiscalía de Milán para realizar nuevos registros policiales, esta vez en la oficina del contador del primer ministro Silvio Berlusconi, en el marco de la investigación del "Rubygate", el caso de la joven marroquí a quien se le atribuye haber mantenido relaciones sexuales con el Cavaliere cuando era menor de edad. 

La Junta para las Autorizaciones de la Cámara baja italiana aplazó esta mañana hasta el próximo martes el debate de la solicitud enviada por la Fiscalía de Milán para realizar nuevos registros policiales, esta vez en la oficina del contador del primer ministro Silvio Berlusconi, en el marco de la investigación del "Rubygate", el caso de la joven marroquí a quien se le atribuye haber mantenido relaciones sexuales con el Cavaliere cuando era menor de edad.

El examen del caso, que podría durar un par de semanas aunque el plazo según los reglamentos vence el 14 de febrero, permitirá allanar las oficinas del premier, Giuseppe Spinelli. El pedido de postergación para la semana próxima fue realizado por el diputado Antonio Leone, miembro del partido de Berlusconi, el Pueblo de la Libertad (PDL).

Ayer, el presidente de la Junta, Pierluigi Castegneti, del opositor Partido Demócrata, había anticipado que el PDL habría pedido un aplazamiento del examen de los actos transmitidos por la Fiscalía de Milán. "Lo comprendo, no tengo nada que objetar porque se trata de 389 páginas que deben ser leídas con atención", dijo.

Mientras tanto, Berlusconi sigue cada vez más complicado por los pedidos de dimisión que llegan desde el arco opositor y los reclamos de la Iglesica católica, y el estado de turbación del pueblo italiano, según admitió el presidente Giorgio Napolitano.

El escándalo de sexo, prostitución y abuso de poder por el que es investigado Berlusconi amenaza cada vez más con poner fin a su carrera política. La presión sobre el primer ministro creció luego de que la fiscalía enviara un reporte al Parlamento en el que alegaba que un número "significativo" de mujeres menores de edad se prostituyeron con Berlusconi en sus residencias.

"Si el primer ministro tiene algo de dignidad, debería renunciar e ir ante los investigadores para enfrentar estos cargos infames", indicó Dario Franceschini, líder del opositor Partido Democrático en la Cámara baja, cuyo llamado fue respaldado por otros partidos opositores. Además expresó que Berlusconi debería dejar de considerarse a sí mismo "por encima de todo, incluso de la ley" y permitir que los jueces decidan en su caso.

También el ex fiscal anticorrupción Antonio Di Pietro, líder del opositor Italia de los Valores, se sumó al pedido de dimisión: "Berlusconi debería irse, no sólo por lo que ha hecho en la vida privada, sino también por lo que no ha hecho en la vida pública".

Sin embargo, el Cavaliere rechazó ayer la posibilidad de presentar su renuncia tras el escándalo desatado por el caso de "Ruby", la joven marroquí que habría acudido a sus fiestas cuando era menor de edad. "¿Dimitir? ¿Pero están locos?", contestó Berlusconi a los periodistas al llegar a la Cámara de Diputados, donde se reunió con abogados y parlamentarios del PDL para abordar las posibles implicaciones que puede traer la investigación.

Las pruebas de la investigación. De las actas judiciales emerge en dos ocasiones el pago de 10.000 euros a través de transferencias bancarias efectuadas por Berlusconi a chicas que participaban en sus fiestas privadas. La investigación se centra en Karima El Mahroug, "Ruby", la marroquí que habría participado de una de las fiestas cuando tenía 17 años y que, de acuerdo con los fiscales, habría recibido dinero para tener sexo con el primer ministro.

Las escuchas citadas por medios italianos revelaron que "Ruby" le había pedido a Berlusconi cinco millones de euros por negarlo todo y que el Cavaliere le había dicho que recibiría "todo el dinero que quisiera" si ocultaba su participación en las fiestas. En otra conversación, una mujer se refiere a la residencia del premier como una "casa de prostitutas".

Una carrera política a los tumbos. En los últimos años, el Cavaliere , que también enfrenta juicios por corrupción y fraude fiscal, ha resistido una serie de escándalos sexuales, pero el último le llegó en un momento político difícil, debido a que ya no cuenta con una mayoría parlamentaria segura, luego de la ruptura con su ex aliado Gianfranco Fini.

Además, el mes último Berlusconi sobrevivió a una moción de censura en el Parlamento, y la semana pasada el máximo tribunal italiano eliminó parte de una ley que le daba inmunidad de procesamiento.
Opiniones (0)
18 de agosto de 2017 | 16:16
1
ERROR
18 de agosto de 2017 | 16:16
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial