En medio el escándalo, el Padre Pato festejó su censura a Lutherieces

El polémico religioso que interrumpió la actuación del Coral Lutherieces en la Fiesta Nacional del Chivo, en Malargüe, admitió haber censurado al grupo porque "se lastimaba mucho al sacerdocio". Pero además señaló que su irrupción sobre el escenario generó un "boom".

Por Gustavo Yáñez, especial para MDZ.

"Si, los censuré", afirmó el protagonista insólito que tuvo la Fiesta Nacional del Chivo. Así, sin tapujos, el padre Jorge "Pato" Gómez reconoció haber coartado la libertad de expresión del Coral Lutherieces, cuando éstos realizaban una performance llamada "Educación Sexual Moderna", ataviados como curas franciscanos -ver video del momento-. Lejos parece estar el cura malargüino arrepentido de su proceder. Por el contrario, destaca que su interrupción sobre el escenario desató un "boom".

La entrevista se realizó en la parroquia donde el Padre "Pato", tal como popularmente se lo conoce en la tierra natal del gobernador Celso Jaque, oficia su labor y que arriesga una medida polémica para la próxima edición del festival sureño: regular a los artistas antes de que suban al escenario.

- Padre “Pato”, cuénteme qué es lo que lo motivó a irrumpir en el escenario el jueves 13 en la Fiesta Nacional del Chivo mientras el grupo Coral Lutherieces presentaba su número artístico "Educación sexual moderna".

- Yo ya había actuado hace una hora o dos con mi trío folclórico, el grupo Solupe, y estábamos tomando un cafecito por el frío; ya habíamos escuchado el número artístico anterior, que me hizo reír, y cuando ya me disponía a escuchar la segunda presentación, uno de mis compañeros del grupo me avisó que la obra que viene es un poco injurioso de la fe. Entonces, fui caminando, pasé el vallado, nadie me detenía y pensé, si ese es el comienzo, cómo será el final. Entonces, de buena manera le tomé el micrófono al muchacho que estaba en el escenario y lo corregí diciéndole: “Mirá acá en Malargüe somos católicos y amamos a la familia, la castidad de los sacerdotes, así que te pido que cambies el número”. El muchacho recibió la corrección muy bien y pasaron a la cueca, que era otro de los números artísticos que tenían preparado. En síntesis, fue eso lo que pasó, pero generó un boom.

- La gente se pregunta cómo es que usted pasó el vallado sin problema alguno, teniendo en cuenta que hay seguridad en los alrededores del escenario.

- Lo que pasa es que yo ya había cantado anteriormente y soy muy conocido aquí en Malargüe. Además, siempre los grupos suelen pedirme la bendición antes de subir al escenario, así es que posiblemente por esto no me impidieron subir al escenario.

- ¿Qué piensa de las repercusiones en los medios?

- Me parece muy positiva, ha sido un boom. Nos permitió llegar a una inmensa mayoría de público argentino y aclarar las cosas.

- ¿Qué opina de ese público que pagó su entrada para ver a este grupo al que admiran y que luego de la irrupción se enojaron mucho?

- Yo entiendo esa irritación en ellos que pagaron para ver este grupo, pero sepan entender que  como seres humanos tenemos que aprender a reírnos sin poner mal al otro. Sepan que yo no estaba en contra de ese grupo, al contrario, pero ellos estaban injuriando a la inmensa mayoría de Malargüe. Quizá algunos turistas se han sentido defraudados, les pido disculpas en ese sentido. Quizá lo que hay que hacer es regular antes de que suban  lo que se va a poner en escena.

- ¿Usted afirma que todos los contenidos que pasen por la Fiesta Nacional del Chivo deberían ser analizados previamente por usted junto con los organizadores del espectáculo?

- No creo que tenga que ser en todo porque, por ejemplo, cuando viene el Chaqueño o Soledad uno ya sabe los contenidos que traen, pero sí sería bueno preguntarse qué cosas llegan a la población, qué cosas buenas traen, qué cosas son malas. Realmente yo sentí que reírse de la castidad de un Fraile de San Francisco es una cosa gravísima. Entonces sería bueno preguntarse el año que viene qué cosas son mejores para una población.

- ¿Usted censuró a Coral Lutherieces?

- Sí, los censuré, los tenía que censurar. Uno como sacerdote tiene que alentar mil cosas y censurar mil otras, como Jesús, él alentó mil cosas y censuró mil otras. Me parece que lo más lindo que le puedo dar a Malargüe y a la Argentina es censurar la cosas malas y alentar lo otro. De hecho, reí de la primera puesta en escena. Pero no es que esté en contra del grupo, es más me gustaría encontrarme con estos chicos y charlar con ellos mano a mano.

- ¿Cuál es su mensaje para los integrantes de Coral  Lutherieces?

- Les diría que sigan haciendo reír a la gente que les hace tanta falta, pero riendo bien. Yo pongo como ideal a Luis Landriscina. Con él jamás, en toda la Argentina y todos los escenarios, salió algún espectador dolido o rebajado. Hagan reír mucho, pero bien y para esto tienen capacidad.

- ¿Considera que su actuar fue el correcto?

- A uno el momento lo toma de sorpresa y más cuando le tocan algo que ama mucho, sentí que se lastimaba mucho al sacerdocio. Quizá debería haberme dirigido a la autoridad correspondiente, sea del festival o el Intendente, para que intervenga en esto y los corrija. Me parece que no fue la mejor forma, pero fue la manera que tenía en ese momento y después la gente misma cuando bajé del escenario me felicitó y me manifestó la impotencia que sentían al ver el show hasta que pasó lo que pasó.

- Cuando usted subió al escenario dijo  “Malargüe es católico”. Sin embargo, no todos son católicos y usted les privó de ver algo que ellos habían elegido. ¿Con qué autoridad hizo esto?

- Cuando yo digo que Malargüe es católico no digo que todo Malargüe lo sea, sino que estoy hablando de la inmensa mayoría y me da pena que aquellos que hayan gastado dinero para disfrutar del grupo hayan vivido esa situación. Pero no deberíamos haber llegado a esas circunstancias, se podrían haber puesto en escena cosas lindas. Realmente los comprendo pero el problema fue lo que el grupo puso en escena en ese momento determinado.

- ¿Ha hablado con el Intendente Juan Antonio Agulles por lo sucedido?

- No.

- Usted pide respeto, ¿pero usted respetó a los artistas al haber subido al escenario e irrumpir en su show?

- En cierta manera no, porque yo debería haber hablado con la autoridad competente. Pero, bueno, los chicos yo creo que entendieron cuando vieron que el cura se subió al escenario porque lo estaban injuriando, al igual que a la población católica.

- Después de este escándalo hubo un antes y un después. Hoy día, si usted vive la misma situación, ¿actuaría de la misma manera?

- Si me toca vivir nuevamente esto, me dirigiría a la autoridad competente del sector correspondiente para que actúe. Eso sería una cosa más normal.

Opiniones (0)
24 de septiembre de 2017 | 11:39
1
ERROR
24 de septiembre de 2017 | 11:39
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'