Reclaman un debate amplio en Malargüe sobre la actitud del Padre Pato

Carlos Benedetto es un periodista malargüino que remitió una carta al Obispo Diocesano, Eduardo María Taussig para que se debata libremente sobre la actitud que tuvo el ya célebre Padre Pato durante la actuación del Coral Lutherieces.

El periodista Carlos Benedetto, un hombre que ya lleva un buen tiempo ejerciendo su profesión en Malargüe y que no consigue tener una buena relación con la actual administración del gobierno municipal, ni mucho menos con la Iglesia.

Ha remitido una carta dirigida al Obispo Diocesano, Eduardo María Taussig reclamándole un debate abierto y plural en la sociedad sobre la actitud que tuvo el Párroco que se subió al escenario del Festival del Chivo mientras actuaba el Coral Lutherieces, para impedir que continuaran presentando una pieza musical que, desde su punto de vista, ofendía la moral y los principios católicos.

Benedetto es también el responsable editorial de una publicación que circula en la web y en la sociedad malargüina que se llama Sin Pelos en la Lengua, y para esa publicación es que el periodista pide la opinión del Obispo sobre el tema.

A continuación, ofrecemos copia de esa misiva:

Monseñor Eduardo María Taussig,
Obispo de San Rafael.
 
Estimado Monseñor:
 
Antes que nada mis disculpas por no haber podido aún cumplir mi palabra de encontrarnos en esa ciudad. Me fue imposible, pero sigo teniéndolo en agenda, ahora más que nunca porque en nuestra revista estamos investigando temas que nos importan a todos.

En nuestra charla al despedir a nuestro común amigo el Comandante Rodríguez de GN, quizás usted se mostró sorprendido al confesarle yo mi condición de creyente sui generis, no por causa de haber perdido la fe, sino por causa de algunos hombres que predican a un Dios que no entienden, o lo entienden al revés.

En esa parte de la charla me disculpé de haber exteriorizado algunos sentimientos negativos y usted me sorprendió al decirme que había sido amigo de un gran cristiano, que fue el obispo Jaime Jaime de Nevares, por lo que me sentí más cómodo para aceptar el desafío de un diálogo.

Me anticipo al mismo reenviándole un mensaje múltiple, que ahora lo incluye como protagonista principal, ya que hay gran preocupación en Malargüe por el regreso de actitudes que se creían superadas, y que tienen que ver con la irrupción en el escenario de la Fiesta del Chivo de un sacerdote que se sintió ofendido por un número artístico. El sacerdote interrumpió el número, criticó a los artistas y ordenó, de manera autoritaria, que interpretaran otro tema, cosa que obedientemente (un error a mi criterio) los artistas hicieron ... lo que no impidió que luego las autoridades políticas desalojaran del escenario a los artistas, no al transgresor que se salió con la suya.

Lo que hizo el sacerdote es delito, en tanto violó el derecho constitucional de otros (artículo 14) de expresar libremente las ideas. Es equivalente a que un ateo irrumpa en una misa dominical quitándole al sacerdote el micrófono para decir "es mentira, la religión es el opio de los pueblos".
Tenemos derecho de decir lo que pensamos y de defender nuestras creencias, pero no tenemos derecho a conculcar las creencias y pensamientos de los demás.

Creo que este sacerdote, una vez más, no entendió esa premisa.

A menudo hemos escuchado al humorista judío Norman Erlich haciendo chistes sobre el judaísmo. Con amigos españoles nos hemos reído mucho con chistes que ironizan sobre los gallegos y sobre los argentinos (que en España estos últimos son particularmente agresivos). He visto el video de lo ocurrido en nuestra Fiesta, y puedo asegurar que las bromas hechas sobre la castidad del personaje imaginario no eran irrespetuosas. Nada en la obra de Les Luthiers, a quienes admiro desde hace 40 años, es irrespetuoso sino, simplemente, inteligente.

Si estamos seguros de nuestras creencias y convicciones, nada deberían preocuparnos las bromas. Recuerdo que siempre me burlaba de la negativa de Monseñor De Nevares a decir malas palabras, hasta que un día él mismo me dijo "no hay malas palabras, sino la mala intención que ponemos los hombres en las palabras". Todo empezó cuando, de mochileros y de luna de miel en 1974, fuimos a conocer a Jaime al que sólo conocíamos por correspondencia, y yo rengueaba de una pierna por culpa de un forúnculo. Jaime decía "forumpierna" en chiste y se reía de sí mismo y de su negativa a pronunciar una palabra que terminaba con las sílabas "culo".

En el espectáculo prohibido la semana pasada no se hacía más que ironizar sanamente sobre la lucha interior que vive todo hombre que ha elegido la castidad, y hacerlo con humor. De esa lucha interior hay sacerdotes que eligieron convertirse en pederastas... porque perdieron la guerra contra la naturaleza. Estos artistas decidieron en cambio reírse de esa lucha, quizás para minimizarla, para atenuar el sufrimiento que provoca pensar en eso, vaya a saberse qué. Simplemente poniendo una pizca de humor sobre el sufrimiento interior que provoca tal lucha. Sólo eso. Nadie, absolutamente nadie, pierde su fe por eso. Ningún judío pierde su fe si digo de él que es "desprepuciado" en lugar de "desprejuiciado". Ningún cristiano va a perderla si hacemos chistes sobre la castidad...

La reacción de los funcionarios políticos locales fue excesivamente permisiva, porque debieron haber velado por los derechos del público a presenciar un espectáculo por el que habían pagado, como lo hicieron con el mismo sacerdote, que había sido también contratado para hacerlo, y nadie lo interrumpió.

Considero de una ingenuidad sospechosa que se diga que "no hubo censura porque no cortaron la luz". La censura ha adquirido, a lo largo de los siglos, formas muy sutiles, que van desde la violencia física hasta la corredera de rumores contra una persona para aislarla de su entorno social. Había formas de censura muy crueles antes de que se inventara la electricidad.

Lo que hizo el sacerdote en cuestión fue censura y por lo tanto fue delito. Y los funcionarios políticos incurrieron también en delito al no garantizar el derecho a la libre expresión de las ideas y encubrir una violación a los derechos humanos que parecía un juego pero terminó siendo una falta de respeto.

Algo de ésto vamos a publicar este sábado en SPELL 80, y quisiera publicar su opinión, como asimismo la de las personas que vienen siguiendo este "culebrón", incluyendo a Monseñor Hesayne, un lector obligado de nuestros desvaríos, y a los amigos del Servicio de Pastoral SERPAC, del Neuquén, custodios del legado de Don Jaime, y otros amigos del ecumenismo.

Creo que será importante que nos encontremos, como habíamos quedado. mantengo mi promesa y creame que si no fui a San Rafael es porque no pude. Pero sería también importante que los católicos y no católicos de Malargüe (aquí tenemos testigos de Jehová, evangélicos, mormones, ateos, muchos descendientes de musulmanes conversos, agnosticos etc.) puedan ver que cristianismo no es sólo sinónimo de prohibir y quemar en la hoguera al que piensa distinto.

Creo que deberíamos avanzar hacia un verdadero ecumenismo, y es por eso que lo invito a pronunciarse y "llamar al orden a estos chapuceros", como diría Joan Manuel Serrat. Creo que distendería mucho el ambiente, ya que ahora la gente se pelea nuevamente en torno a "si el cura estuvo bien o mal", y me parece que deberíamos ser motivo de concordia, no de discordia.

Le hago llegar un abrazo con sincero afecto
 
 
CARLOS BENEDETTO

Opiniones (4)
18 de diciembre de 2017 | 06:37
5
ERROR
18 de diciembre de 2017 | 06:37
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Por fin entre tanta corrupción, violencia, y mal ejemplo para nuestros hijos, por fin!! un sacerdote sale a defender públicamente la moral y la fé de un pueblo. Por fin alguien hace algo!! y ojalá todos los católicos y sacerdotes y la Iglesia, tengamos el coraje y el corazón noble para hacer lo que éste gran sacerdote. Dejen ya de DISCRIMINAR a los católicos y aprendan a respetar la moral y la fé de los demás aunque otro no la tenga. Por qué no se pueden burlar y poner en ridículo a los gays ...pero sí a los católicos?????? y además ninguno debe protestar porque si lo hace lo llaman "censor", "censurador" "de ultraderecha", "fundamentalista"..etc., o sea que no se puede humillar a nadie con "excepción" a los católicos... que broma!!! no???? Aprendamos a respetar a todos y SOBRE TODO en público, no tenemos por qué insultar a nadie con nuestros chistes, y menos a lo mas sagrado del ser humano que es la religión. Y por favor que todos los sacerdotes y la Iglesia no dejen solo a este sacerdote que es un ejemplo a seguir. Dios te bendiga Padre Pato!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
    4
  2. bravo Padre Pato!!!!!!!!
    3
  3. DESPUES DE LA NOTA .....Q LA PEDOFILIA ES MENOS GRAVE.......SE TIENE Q IR .....LEJOS....... EL DEBATE ESTA CERRADO....NO HAY MAS Q HABLAR....LA IGLESIA DEBE HACER RETIRO DE SILENCIO Y REPLANTEARSE LA EXISTENCIA BAJA EL PECADO CAPITAL DE LA SOBERBIA....Y VER COMO HACEN PARA NO DEBILITARSE CADA DIA MAS FRENTE AL CONJUNTO DE LA HUMANIDAD PORQUE YA NO SON CREIBLE
    2
  4. EXCELENTE NOTA DE CARLOS BENEDETTO
    No deja ningún resquicio para una negativa a mantener el diálogo por parte del obispado de San Rafael y además da un camino al diálogo sincero, dejando en claro cual fue la posición de todos los involucrados en este lamentable y antidemocrático episodio.
    1
En Imágenes
Leopardo al acecho
7 de Diciembre de 2017
Leopardo al acecho