Deportes

En un durísimo partido, Nalbandian debutó con triunfo ante Hewitt

El cordobés tuvo que batallar casi cinco horas con el local, para vencerlo 3-6, 6-4, 3-6, 7-6 y 9-7. El partido repleto de antecedentes polémicos, puso al “Rey” David en próxima ronda del Grand Slam de Australia.



 
Hewitt arrancó más enfocado que el argentino en el primer set y con pelotas profundas y variadas se hizo dueño del desarrollo del encuentro.

Así logró quedarse con el primer parcial por 6-3 ante un Nalbandian un tanto estático, al que le costó meterse en el ritmo del partido.

El comienzo del segundo set fue clave. El australiano estuvo 1-0 arriba y con chances de quebrarle el saque al cordobés, pero Nalbandian pudo mantener su servicio y en el siguiente juego le rompió el saque a Hewitt.

Con ese quiebre, el unquillense pudo sacar una pequeña luz de ventaja, que luego le permitió quedarse con el parcial, en el que dominó a su rival a partir de un gran juego desde la base, con el que buscó todo el tiempo profundidad y ángulos.

Y en el tercer set, el argentino directamente golpeó de entrada al quebrarle el saque en el primer juego, aunque Hewitt se recuperó y le devolvió la gentileza en el cuarto game para ponerse 2-2.

El australiano mostró una enorme recuperación y en un momento en el que parecía cansado y confundido, sacó lo mejor de su tenis para volver a quebrarle el saque al argentino y adelantarse 4-2.

Tras desperdiciar dos sets points en el 5-2 con el saque del cordobés, Hewitt cerró el tercer parcial con su saque por 6-3 ante un Nalbandian muy estático, que erró pelotas que no debería.

En el comienzo del cuarto fue Hewitt el que quebró primero y con esa ventaja el australiano comenzó a aprovechar los errores del cordobés para dominar el cotejo.

Nalbandian estuvo a un punto de quedar al borde del abismo cuando sacó 1-3 y 0-40 pero pudo mantener su saque y así seguir en el partido.

Así como en el tercer set Nalbandian pasó de 2-0 a 2-5, en el cuarto parcial se recuperó de 1-3 a 5-3 y 30-0.

Pero en ese momento erró un drive muy fácil a la red, cometió una doble falta y permitió la remontada del australiano.

A los dos tenistas les ocurrió lo mismo: jugaron mucho mejor cuando estaba abajo en el marcador que cuando tuvieron que ir a definir el encuentro.

Raro en ambos porque son dos jugadores que saben manejar muy bien los tiempos de los encuentros.

No obstante, Nalbandian pudo aguantar la embestida del australiano y con un tie break de lujo, que ganó por 7-1, forzó el quinto y definitivo parcial.

Con los dos tenistas extenuados, producto de una terrible batalla que ya lleva más de 3 horas, el quinto set arrancó parejo con cada tenista manteniendo su saque.

En el tercer juego sorprendió Nalbandian y quebró el saque del australiano, quien ya no puede correr tanto como en los otros sets, lo que hace que sus pelotas queden cortas.

Después de un game muy luchado, Nalbandian consigue mantener su saque y se adelanta 3-1. Hewitt está más presionado que nunca.

Ambos tenistas mantienen su saque pero el cansancio es el principal protagonista de este quinto set.

El parcial se asemeja al último round de una pelea. Los dos ganan puntos y también cometen errores. Nalbandian 5-3 arriba en cuatro horas de partido.

Hewitt mantuvo su saque y 5-4 abajo mostró todo su temple para quebrar en el momento en que lo necesitaba para no perder el partido, ayudado por dos errores no forzados de Nalbandian. 5-5

El australiano continuó con el envión, se adelantó 6-5 y hasta contó con dos match points para cerrar el encuentro.

Pero apareció David en toda su dimensión. En el primero hizo saque y red y definió con un toque soberbio y en el segundo con una volea cruzada para seguir con vida.

6-6 y no hay tie break en el quinto set.

En otro game muy peleado, en el que el argentino contó con chances de quebrar -en las dos oportunidades cometió errores-, Hewitt mantuvo su saque y gana 7-6.

Nalbandian, con una molestia en la pierna izquierda, también gana su saque e iguala en 7.

Los dos tenistas juegan con el corazón y la cabeza porque las piernas ya no responden.

El cansancio le pasa factura a Hewitt, que pierde el game de su saque sin ganar ningún punto. 8-7 David.

Ya casi sin fuerzas, Nalbandian consigue mantener su saque y así gana un partido histórico, de casi cinco horas de duración.

En la segunda ronda, el cordobés jugará con el lituano Richard Berankis, quien hoy le ganó al australiano Marinko Matosevic por 6-4, 6-2 y 7-5.
Opiniones (0)
18 de diciembre de 2017 | 19:06
1
ERROR
18 de diciembre de 2017 | 19:06
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes