Tanús dixit: "Me siento parte de una generación que quiere gobernar Mendoza"

El presidente de la Cámara de Diputados y uno de los que busca ocupar el lugar de Celso Jaque habló en un alto de sus vacaciones en la costa. Dijo que si llega al máximo sillón le gustaría hacer "muchísimas viviendas". Reconoció además que "hay mejores candidatos que yo". Habló también de la reelección, Jaque, Racconto, los Azules y una familia que le reclama más tiempo.

El viernes cumplió 45 años. Y el festejo lo encontró lejos de Mendoza, y de su San Martín natal y cerca del mar, en la costa atlántica junto a su mujer Analía y sus hijos Juan Miguel (13), Ana Laila (10) y Mariam (7).

Hablamos de Jorge Tanús, presidente de la Cámara de Diputados que está en la lista de los “muchachos peronistas” que busca ponerse el traje de gobernador y hace rato que empezó a recorrer la provincia en plan de campaña.

Tanús habló con MDZ de sus deseos de gobernar Mendoza. Indicó que para eso hay que tener “vocación y apertura para escuchar”.  Pero además expresó que sabe que hay “mejores candidatos que yo”. Manifestó que su familia, “duda” de sus aspiraciones políticas y que sus hijos “me reclaman permanentemente más tiempo”.


Tanús junto a su familia en la costa.

El ex jugador de rugby del club Tucurú –pasión que le transmitió a su hijo– e ingeniero civil, empezó desde joven a militar en el peronismo en la Juventud Peronista y pasó por varios cargos en el ámbito político.

En 1995 fue director del Instituto Provincial de la Vivienda, en 1999 se desempeño como director del Proyecto Potrerillos. Entre 2000 y 2001 se encargó de la dirección de Edestesa (Empresa Eléctrica del Este). En 2003 llegó a la Legislatura y durante cuatro años fue jefe de bloque del Senado  y desde 2007 a la fecha es presidente de la Cámara de Diputados.

En medio de la discusión por el tratamiento de Diputados, Tanús llevó a su familia de vacaciones y viaja cada miércoles para estar en la sesión de la Cámara que preside.

De hecho esta semana, llegó raudamente a la Legislatura y allí junto con diputados y senadores anunció que el PJ no participaría de las negociaciones con los radicales hasta que éstos se ponga a “trabajar”.  Y avisó además que los legisladores justicialistas no irían a las sesiones.

En un alto de sus vacaciones mezcladas con la política Tanús contestó todo.


- ¿Por qué quiere ser candidato a gobernador?

- Porque yo tengo vocación de representar a mi partido. Creo que puedo serle útil a la provincia, no sé si en este momento, pero en algún momento de los próximos ocho años.


- ¿Cuáles son los grandes desafíos en esta candidatura?

- Yo creo que el peronismo tiene que construir una proyección de renovación de dirigentes que le aseguren a la provincia ciertas reglas de juego común para los próximos años. Mendoza, por el problema de la no reelección, que yo lo considero un problema, generalmente tiene proyectos a muy corto plazo. Yo considero que soy parte de una generación de dirigentes del peronismo como Adolfo Bermejo, Carlos Ciurca, Jorge Giménez,  Alejandro Cazabán, Rubén Miranda, Omar Félix, que entiendo que podamos generar un proyecto de mediano plazo, complementándonos para que alguno de nosotros pueda ser el próximo gobernador de Mendoza y el subsiguiente gobernador de Mendoza. Algo parecido al equipo de los mendocinos. No me gusta mucho nombrarlo mucho a eso, pero yo también formé parte cuando fui un funcionario muy joven de (Arturo) Lafalla. Entiendo que es darle seguridad a la Provincia, proyección, perspectivas y aportar gente joven que pocos partidos pueden hoy darle  un menú de candidatos con razonable edad para  poder tener futuro.


- Usted dijo que la no reelección es un problema ¿Por qué?

- Yo estoy a favor de la reelección del gobernador porque el Estado de Mendoza es muy burocrático. Cuando los gobernadores encaran proyectos de mediano plazo no los terminan por la brevedad del mandato y por la burocracia. También estoy de acuerdo con la reelección de intendentes. Hay excelentes intendentes que han estado más de un período, entre ellos puedo nombrar a Pablo Patti de San Martín y Dante Pellegrini de Junín.

 
- ¿Cuál es el tema principal de su campaña?

- ¿Yo que haría?... Muchísimas viviendas, como obra pública u obra privada. Ese sería uno de los aspectos más salientes con el que yo me pondría a trabajar con mucha fuerza. Creo que el gobierno nacional ha hecho un esfuerzo muy grande en cubrir un sector de la sociedad muy desatendido durante muchos años: el sector de los jubilados que tiene ingresos, obra social, una inclusión importante a través del Anses, y también el sector de los niños que están incluidos en la Asignación Universal. Y nos queda en el medio un núcleo importantísimo de la sociedad y que en Mendoza se nota mucho que es el sector de la clase media y de mediana edad, los trabajadores, los docentes, los policías, los empleados públicos que no tienen resuelto el problema del hogar. Tenemos resuelto lo de arriba, lo de abajo y nos falta lo del medio que son los hogares. Yo diría que voy a poner mucho énfasis ahí.


- ¿Ese va a ser su caballito de batalla?

- Ese va a ser el aspecto más saliente. Pero también voy a trabajar en la producción y en reforzar fuertemente la posibilidad de que Mendoza tenga expectativas importantes en cuanto a su producción vitivinícola, agrícola, usando también un mecanismo de financiamiento como puede ser la posibilidad de tener un banco provincial, Ese también es un aspecto que voy a trabajar si me toca hacerlo. Diría que en esos tres ejes fundamentales: fuerte política de vivienda, producción y la generación de una herramienta de desarrollo como puede ser un banco, son tres elementos como para empezar a pensar en un plan de gobierno.


- ¿Quién lo respalda en esta candidatura?

- Por ahora, son nada más que expectativas individuales. No quiero nombrar a gente que me respalde. Yo soy muy respetuoso de las internas del peronismo y de las decisiones que toma el peronismo en sus ámbitos de decisión más importante. No quiero decir que tengo un padrino o algo. Ojalá tenga el apoyo de la mayoría de los principales dirigentes: intendentes, el gobernador, dirigentes del sector Azul. Ojalá pudiese reunir consenso. Hoy creo que es muy pronto para decir eso.
 

- El sector Azul lo tiene a usted como candidato y también a Adolfo Bermejo, que ha expresado que le "gustaría" la candidatura a gobernador. Si finalmente él es el elegido para pelear por la gobernación, ¿usted se baja o iría por afuera?
 
- Si el peronismo resuelve que Adolfo sea el candidato yo voy a ser el principal dirigente en ayudarlo. Así como si no es él y es otro de los que mencioné.


- ¿Va a salir por consenso el candidato o van a ir a internas?

- Yo creo que va a haber alto nivel de consenso y no descarto que pueda haber una interna porque siempre queda algún dirigente que no está conforme con los niveles de acuerdo y pretende dar pelea como pasó con Celso y con (Guillermo) Carmona o con  (Guillermo) Amstutz y (Jorge) Pardal. Creo que va a haber consenso porque además nosotros tenemos la obligación de actuar con responsabilidad porque estamos gobernando. Pienso que va a haber mucha racionalidad.


- ¿Qué diferencia al sector Azul de otros sectores dentro del justicialismo?

- Yo esto lo he aprendido con el tiempo. El sector Azul tiene un nivel de organización que surge de los principales intendentes y de la conducción que le da Juan Carlos Mazzón a nivel nacional. Eso se percibe que Línea Mendoza intenta asimilar ese esquema. Lo más importante es que los dos sectores se pueden complementar y definir un buen proyecto de gobierno para más adelante.
 

- ¿Qué características cree que debe tener un candidato a gobernador?

- La principal es la vocación de querer ser y además debe tener una gran amplitud para incorporar todas las necesidades que tienen hoy los mendocinos que hay que cambiar y mejorar. La vocación es muy importante, la apertura a recibir y escuchar todas las necesidades que tienen en todos los sectores. No sólo los más humildes sino también los que más tienen y producen. Mendoza tiene una fuerte potencialidad empresaria que hay que sostener. Creo que vocación y apertura son dos de las principales virtudes que hay que tener para poder llegar.


- ¿Se siente el mejor candidato dentro del justicialismo?

- No. Yo creo que hay mejores candidatos que yo en este momento. Yo puedo esperar tal vez y seguir aprendiendo.


- La ruptura que tuvo Jaque con Racconto, a usted ¿lo favoreció, le dio más responsabilidad, más exposición? En un momento se dijo que usted era el vicegobenador.
 
- Yo  tuve más responsabilidades políticas porque creo que tanto Cristian como yo cumplimos con nuestra función respetando las dos Cámaras como corresponde. Tuve más responsabilidades políticas hacia el gobierno que estuve dispuesto a asumir y lo voy a seguir asumiendo hasta el último día del gobierno de Celso.

 
- ¿Qué piensa de Racconto?
 
- Opino que él eligió un camino distinto. Que no se adecuó a las decisiones oficiales que tomó el gobernador. Celso es el jefe del gobierno, quien legítimamente ganó las elecciones y tiene derecho a definir la política el alineamiento nacional, las decisiones provinciales. Uno puede estar de acuerdo o no. Racconto no estuvo de acuerdo y tomó un camino distinto y se fue. Yo puedo estar en desacuerdo en algunas cosas con el gobierno pero por mi rol oficialista y mi vocación peronista siempre estoy dispuesto a hacer conocer mi posición  pero a hacer acatar la decisión de quien conduce.


- ¿Qué opina de la gestión de Jaque?


Tanús a puro sol en la costa atlántica.

- De menor a mayor. Muchos lo han así entendido. Recibimos un gobierno en condiciones desfavorables, aunque Celso no lo quiso decir, yo sí puedo decirlo con mucha más libertad. Yo fui uno de los encargados de la transición y se en las condiciones que recibió el gobierno Jaque respecto  de aspectos administrativos, obra pública paralizada, situaciones inimaginables respecto del desorden con el cual recibió la administración Celso y que trató de reorientarla en el primer año. Por supuesto, pagamos esa falta de resultados en el primer año con la primera derrota electoral en 2009. Pero a partir de ese golpe que la gente lo hizo saber con dureza, el gobierno ha recuperado su presencia, ha mejorado su perfomance en obra pública en distintas tareas de la gestión de gobierno y vamos a llegar muy bien a 2011.


- ¿Quién es para usted su peor enemigo?
 
- Muchos dicen y parece un discurso viejo que los peores enemigos son la corrupción, la pobreza... ¿Me estás preguntando por un adversario electoral?


- Por un político
 
- En el peronismo yo creo que no van a haber adversarios. Pienso que va a haber consenso y una decisión racional de elegir el mejor candidato o el que mejor nos pueda representar. Y respecto de la oposición, yo entiendo que el peronismo puede valerse de sus buenos dirigentes, sus intendentes. No pensar tanto en la oposición y también acompañar y apoyarse en el proyecto nacional que tiene buena consideración en la gente. Tendría más una actitud propositiva que en pensar más en mi adversario.


- Si ya estuviéramos en campaña y usted fuera el candidato a gobernador y le tuviera que decir a la gente que lo vote. ¿Que le diría? ¿Por qué lo tiene que votar?

- No, cuando llegue ese momento lo voy a hacer. Yo soy muy respetuoso de la interna del peronismo.
 

- ¿Cuáles son las actitudes suyas que valora?

- Primero la vocación, segundo la apertura por querer conocer las necesidades de los mendocinos.


- ¿Cree que hay gente en la política que no tiene vocación?


Tanús en viaje relámpago a Mendoza.

- Creo que la máxima responsabilidad es muy complicada porque uno debe poner en la balanza su carrera. Yo tengo una carrera profesional que estoy tal vez postergando, la familia que debe en algunos momentos gozar cuando las cosas son buenas y sufrir muchas veces cuando las cosas son malas. Entonces la decisión es complicada. Por eso creo que hay que tener una altísima dosis de vocación.


 

- ¿Se siente fuerte como candidato?

- Es que yo todavía no soy candidato. Soy uno de los precandidatos. Me siento con vocación para gobernar Mendoza.


- ¿Su familia lo apoya en la decisión de ser candidato a gobernador?

- Mi familia tiene muchas dudas. Mi mujer duda y mis hijos mucho más. Mi hijo Juan, prefiere tal vez tenerme más cerca como cuando yo trabajaba de ingeniero y me podía ver más tiempo y podíamos ir al club. Ahora la cosa es más espaciada  y si a uno le toca la suerte de ser gobernador va a ser mucho más complicado.  Mis hijos me reclaman permanentemente más tiempo y yo trato de recuperar las horas que no estoy con ellos.
Opiniones (0)
22 de agosto de 2017 | 16:27
1
ERROR
22 de agosto de 2017 | 16:27
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes