Escasez de billetes abre grieta en el Central

Si bien los bancos esperan que el problema de escasez de billetes comience a normalizarse después del 20 de este mes, cuando estacionalmente empieza a bajar la demanda de dinero por parte del público, el conflicto habrá dejado sus huellas dentro del Banco Central (BCRA), donde en la semana que pasó comenzaron a rodar algunas cabezas y entre los miembros del directorio se acentuó una fractura que ya venía dibujándose desde hace meses.

Si bien los bancos esperan que el problema de escasez de billetes comience a normalizarse después del 20 de este mes, cuando estacionalmente empieza a bajar la demanda de dinero por parte del público, el conflicto habrá dejado sus huellas dentro del Banco Central (BCRA), donde en la semana que pasó comenzaron a rodar algunas cabezas y entre los miembros del directorio se acentuó una fractura que ya venía dibujándose desde hace meses.

Por lo pronto, el jueves pasado el directorio del BCRA se reunió especialmente -ya había realizado otra reunión el martes- para tratar el desplazamiento de Edgardo Fabián Arregui, subgerente general de Medios de Pago, en los hechos responsable, dentro de la línea técnica del organismo, de dirigir las actividades vinculadas con la emisión, custodia y movimiento de billetes y otros valores. El directorio aprobó por unanimidad adscribir a Arregui y destinarlo a otra función dentro del Central, aunque la medida dejó a la luz varias divisiones.

"Es buscar un chivo expiatorio en todo este problema que fue fruto de una gran improvisación", se quejó un director, que pidió no ser identificado. "Lo aprobamos porque tampoco podemos ir contra todo lo que plantea la administración de [Mercedes] Marcó del Pont, pero la realidad es que Arregui había informado en tres oportunidades que el problema de la escasez de billetes se iba a dar. Y lo desestimaron", comentó. Los informes de Arregui se habrían derivado a la Comisión de Operaciones y Medios de Pago, que precisamente encabeza la titular del BCRA, Marcó del Pont.

Un vocero del BCRA consultado por La Nacion negó, sin embargo, que el desplazamiento de Arregui tuviera que ver con el conflicto por la falta de billetes. "En realidad, se está estudiando una reestructuración desde hace un tiempo del área de medios de pago para favorecer la bancarización, que es algo que venimos incentivando recientemente con varias medidas. Para ello, en la reunión de directorio también se decidió fortalecer el área, creando dos gerencias principales para agilizar las decisiones. Una gerencia de Sistema de Pagos y Cuentas Corrientes, a cargo de Julio Pando, y la otra gerencia principal de Tesoro, con Cecilia Scalice", detalló la fuente del BCRA.

Cualquiera sea el caso, lo cierto es que, a raíz del malestar que generó el problema de la falta de billetes, nuevamente el directorio del BCRA se fracturó en dos facciones: quienes siguen a Marcó del Pont -como el vicepresidente, Miguel Pesce, y los directores Waldo Farías y Sergio Chodos- y quienes hoy cuestionan más su administración, como los tres kirchneristas Gabriela Ciganotto, José Sánchez y Santiago Carnero, y en menor medida, Carlos Pérez.

Desde las filas de Marcó del Pont, no obstante, descuentan que una vez que se solucione el problema de los billetes se aplaque también la interna. Los técnicos del BCRA están por estos días haciendo números para determinar la cantidad de efectivo que demandará la economía en los próximos meses. Se da por hecho que esta cifra superará la capacidad de producción de la Casa de Moneda, por lo que desde el organismo confiaron que, en tal caso, ya estarían previendo además la contratación de algún otro proveedor adicional de billetes (más allá de la solución circunstancial de importar billetes de Brasil). Según se desprende del Programa Monetario presentado por Marcó del Pont a fin de año, el BCRA prevé que la cantidad de dinero en circulación aumentará este año hasta el 40 por ciento.

¿Próximo conflicto?
En los bancos, entretanto, señalan que la escasez de billetes será un problema que probablemente tendrán que enfrentar (aunque con mucha menor virulencia que en diciembre y enero) a lo largo del año. A su vez, se están preparando para lo que, consideran, podría ser el próximo problema del mercado y es la falta de cambio.

"Con tantos billetes de $ 100 dando vueltas, lo que se viene es que no va a haber ni monedas ni cambio", vaticinó un banquero consultado por La Nacion.

De acuerdo con un informe de Econviews, más de la mitad de los billetes que hoy están en circulación son de $ 100, cuando en 2003 esta relación era de uno cada tres.
Opiniones (0)
15 de diciembre de 2017 | 01:43
1
ERROR
15 de diciembre de 2017 | 01:43
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho