Deportes

Dakar: dos que repitieron y dos que festejaron por primera vez

La tercera edición del Rally Dakar Argentina-Chile se completó con la consagración de dos viejos conocidos y otros dos pilotos que paladearon por primera vez las mieles del triunfo en esta tradicional competencia.

En el primer rubro se anotaron el español Marc Coma (KTM), ganador en la categoría motos y quien repitió el éxito conseguido en un Dakar en 2006 y, ya en territorio sudamericano, en 2009.
   
Lo mismo sucedió con el ruso Vladimir Chagin (Kamaz) en la categoría camiones, donde había dominado también la pasada edición y hoy sumó su séptimo título en esta competencia, que se agrega a los obtenidos en 2000, 2002, 2003, 2004 y 2006.
   
Distintas las sensaciones en autos y cuatriciclos, categoría esta última que repitió el apellido del ganador: Patronelli, pero no el nombre: Alejandro, hermano de Marcos, quien debió desertar este año y no pudo defender la corona lograda en 2010.
   
En los autos el que festejó, por primera vez, fue el príncipe qatarí Nasser Al Attiyah, que no cometió errores y aprovechó al máximo las dificultades que obligaron al español Carlos Sainz a resignar el título logrado hace un año a sólo dos jornadas del final.
   
"Lo hemos conseguido. Estoy muy feliz pues significaba mucho para mí ganar el Dakar", afirmó emocionado Al Attiyah, que terminó hoy segundo en la última etapa de la competencia ganada por un Sainz que al menos se llevó ese premio consuelo.
   
"Esta es una gran victoria, es algo maravilloso y difícil de explicar y el momento más importante de mi carrera deportiva", agregó el qatarí, que refrendó el dominio de Volkswagen, ganador de la tres ediciones del Dakar en Sudamérica.
   
"Así es el Dakar, donde todo es muy duro. No me siento decepcionado porque di todo y me apliqué a fondo. No tengo nada que reprocharme", aseguró Sainz, que también había resignado sus opciones en la edición 2009 a poco de completarse la prueba.
   
En aquella ocasión favoreció al sudafricano Giniel De Villiers, que este año terminó segundo en la general a bordo también de un Volkswagen, sin dudas el principal ganador de la competencia junto con Kamaz, que acaparó el podio en camiones.
   
"El haber terminado en los tres primeros puestos es sin dudas un gran resultado para Volkswagen, porque además es el segundo año seguido que esto sucede", comentó De Villiers, que felicitó a Al Attiyah por su consagración.
   
"Hizo una carrera brillante y por eso me siento feliz con el segundo puesto obtenido", completó el sudafricano, que terminó a casi 50 minutos del vencedor en la clasificación general.
   
"Fueron dos semanas durísimas. Ha sido un Dakar muy exigente, pero estoy muy feliz", comentó a su vez Coma, cuyo quinto puesto en la última etapa le alcanzó para arrebatarle la corona al francés Cyril Despres (KTM), ganador hace un año de la prueba.
   
"La sensación de terminar el Dakar siempre es buena, pero estoy un poco decepcionado por no haberme podido lucir. Me hubiese gustado volver a ganar, pero creo que tres victorias y ocho podios no está mal", aseguró Despres.
   
Que dirá entonces el chileno Francisco "Chaleco" López (Aprilia), tercero en la general antes de iniciarse la etapa y quien rompió el amortiguador trasero a sólo 22 kilómetros de la meta tras lo cual terminó en el cuarto lugar.
   
López, que debió ser remolcado por otros competidores, finalizó en el septuagésimo tercer puesto en la etapa y resignó la tercera posición en la general en favor del portugués Helder Rodrigues.
   
En cuatriciclos se impuso Alejandro Patronelli, quien soportó una lesión en una de sus manos y terminó festejando el título que se le negó hace un año, cuando fue segundo detrás de su hermano Marcos.
   
Alejandro defendió el honor cuando su hermano, que llegó con algunas lesiones previas al Rally, se vio obligado a desertar, y terminó festejando el triunfo en el Dakar "como si hubiera ganado el Mundial" de fútbol, según confesó.
   
En esta categoría brillaron especialmente los argentinos, que fueron mayoría en esta edición del Dakar, pues el segundo puesto quedó en poder de otro local: Sebastián Halpern (Yamaha), de destacada actuación también.
   
No dejó dudas en camiones tampoco el ruso Chagin, aunque alternó triunfos en algunas etapas con su compatriota y compañero en Kamaz, Firdaus Kabirov, ganador del Dakar 2010 y quien cerró hoy con un triunfo en la última etapa.
   
"Mis posibilidades de ganar habían desaparecido hace varios días, pero igual estoy contento porque los tres camiones de Kamaz ocuparon el podio y porque Chagin fue un justo ganador", comentó con caballerosidad Kabirov.
   
El podio en camiones lo completó el también piloto ruso de Kamaz Ilgizar Mardeev, que cerró a casi seis horas de Chagin y a más de cinco horas del escolta Kabirov.
   
El telón final de la competencia se bajará mañana en Buenos Aires, donde se realizará la ceremonia de premiación ante lo que se prevé será una multitud y con la promesa de volver a suelo sudamericano dentro de un año, con la posibilidad de ampliar el recorrido a otros países de la región.
Opiniones (0)
16 de diciembre de 2017 | 17:38
1
ERROR
16 de diciembre de 2017 | 17:38
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho