Noche de plata y paisaje malargüino

Malargue festejó la 25° edición del Festival Nacional del Chivo: folclore, baile, humor y algunas perlas que dejo la "noche de plata" bajo el cielo malarguino. Y más, del agreste pàisaje sureño

Malargue festejó  la 25° edición del Festival Nacional del Chivo, folclore, baile, humor y algunas perlas que dejo la noche de plata bajo el cielo malarguino


Por la tarde una tenue brisa hacía prever que el frío de la montaña se haría presente para festejar él también los 25 años del festival, sin embargo al caer la noche el aire se templó, seguramente por la calidez del pueblo malarguino, que se acercó al polideportivo para ser parte de la fiesta

Con la presentación de los artistas locales se abrió lo que se denominó la noche de las Bodas de Plata por los 25 años que el festival cumplía, en medio de bailes y el delicioso aroma de los chivos que se encontraban  ensartados cocinándose para que todos disfrutaran del sabor tradicional de Malargue, el sonido del folclore más austral de la Provincia repiqueteaba en los parlantes para el disfrute de todos los espectadores

La noche de plata tendría como broche de oro la presentación del Chaqueño Palavecino, pero antes el grupo Coral Lutherieces haría suyo el escenario a fuerza de un humor fino que deleitó a todo el público presente, o a casi todo.

En medio de uno de los sketch del grupo mendocino que tributa a los legendarios Le Luthiers, el párroco local, conocido como Padre Pato, interrumpió el espectáculo para sorpresa de la audiencia al sentirse ofendido en sus creencias por el sketch, denominado “Enseñanzas modernas de la educación sexual”, en el que los artistas se visten de franciscanos y parodian a un catequista que debe escribir un ensayo acerca de este tema, dando la nota de color verde oliva al show

Sin embargo, y tras el pequeño incidente que no alcanzó a manchar una noche popular, el grupo mendocino terminó su espectáculo con una gran ovación del público, abriendo paso al esperado show del Chaqueño Palavecino que, como ya es costumbre en el folclorista, desplegó un increíble espectáculo que se extendió hasta altas horas de la noche

Un paisaje de castillos y cavernas

Malargüe es mucho más que la 25º edición del Festival del Chivo.

La geografía del sur provincial cuenta con sitios mágicos y de extensas leyendas, en su territorio se encuentran lagos, diques y montañas, pero además se pueden encontrar castillos propiedad de forajidos y cavernas dónde las brujas realizan sus aquelarres

Los denominados "Castillos de Pincheira", no son otra cosa que una formación rocosa, a unos 27 Kilómetros de la ciudad y a la que se llega tras atravesar un camino de serruchos ásperos;  es un extenso valle construido con la mano del hombre y allí nos esperan los más ricos chivos de la región, piletas y todo aquel que se anime a la aventura podrá recorrer los castillos que se alzan entre las montañas


 

La historia cuenta que los Pincheira eran una familia de forajidos y cuatreros chilenos, que consiguieron el indulto al colaborar con el gobierno en la conquista del desierto.

Los Pincheira conocían cada paso trasandino y cada escondite en dónde el ejército nacional podía refugiarse de las tormentas de nieve.

 

Esos castillos que hoy son un atractivo turístico servían de refugio permanente para los Pincheira, que con sólo recorrer unos pocos kilómetros podían cruzar la frontera entre Argentina y Chile poniéndose a salvo de sus perseguidores

 

En sentido opuesto a los "castillos", a unos 75 Kilómetros del centro de la ciudad, se llega a un lugar emplazado en plena cordillera: un sitio rodeado de misterio y que aún hoy despierta la imaginación de los turistas y los habitantes del lugar: La Caverna de las Brujas

(Imagen de roca interior de la Caverna de las Brujas)

 

Según la leyenda, un grupo de aborígenes había secuestrado a dos mujeres blancas; una vez que fueron llevadas al campamento, los aborígenes tajearon la planta de sus pies para que no escaparan, pero con el paso del tiempo sus heridas se fueron curando y lograron escapar refugiándose en una de las tantas cavernas que se encuentran en la montaña.

(otra imagen de la Caverna)

 

Estas mujeres nunca más salieron de allí, pero los pobladores de la zona solían verlas, todas haraposas y sucias, por lo que creyeron que eran brujas;  por eso, un día decidieron agruparse e ingresar a la caverna. Pero al entrar sólo encontraron dos búhos que al verlos llegar al interior, emprendieron vuelo con destino incierto. Desde ese día nadie volvió a ver a esas dos mujeres harapientas y despeinadas salir de la caverna.

Ésta es sólo una de las leyendas que se narran en torno a la caverna de las brujas. También se dice que aún hoy las hechiceras se juntan en el interior de las múltiples salas y realizan los aquelarres, esos festivales paganos en dónde renuevan sus energías.

 

La Caverna de las Brujas es la única de las 27 cavernas en dónde los turistas pueden ingresar, siempre con guías y en grupos de nueve, por cuanto, independientemente del halo de misterio y leyenda que las rodea, su riqueza paisajística está protegida por la normativa vigente.

Opiniones (0)
18 de diciembre de 2017 | 06:13
1
ERROR
18 de diciembre de 2017 | 06:13
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho