“Quiero ser el primer presidente mendocino”, dijo Sanz el viernes

En el acto que los radicales hicieron el viernes por la noche para presentar la precandidatura de Aníbal Rodríguez a la intendencia muncipal, Ernesto Sanz dijo que quiere ser Presidente de la Nación y expresó las principales líneas de lo que será su plataforma electoral.

El auditorio Don Bosco se vió colmado el viernes por la noche por el fervor radical que concurrió a apoyar el lanzamiento de la precandidatura de Aníbal Rodríguez a la intendencia departamental, pero fundamentalmente, los militantes sabían que en ese acto iba a hablar Ernesto Sanz, y esa fue la razón fundamental de la presencia radical.

Acompañando a Aníbal Rodríguez y al Senador Sanz, sobre el escenario estuvieron el diputado provincial Alejandro Molero, los Diputados Nacionales Gustavo Pinto y Luis Borsani, el Dr. Néstor Ghisardi, y los concejales Gustavo Cañada y Edgar Rodríguez de San Rafael y Walter Marcolini de General Alvear, entre otras personalidades.

Sanz comenzó su discurso explicando que su principal intención en este acto fue acompañar a Rodríguez, y prometió un acto que tendrá por exclusivo objeto el lanzamiento de su candidatura Presidencial en San Rafael para un futuro cercano.

Sanz dijo que quiere ser presidente de la Nación para resolver los problemas que el país tiene hoy, pero al mismo tiempo aprovechar la enorme cantidad de oportunidades que se presentan y que se presentarán en el futuro cercano.

Una de las primeras ideas que desarrolló el Senador Mendocino jugó con el ejemplo del péndulo y dijo que no quiere un país que pase de un conecpto de economía de mercado pura, como la que adoptó Menem, a un modelo donde el Estado lo abarca todo, como el que encarnaron los Kirchner.

“Yo quiero un país que se quede en el centro y que tenga al ciudadano como foco de todos los esfuerzos y destino de todos los beneficios. Quiero un país con ciudadadanocentrismo” dijo, acuñando un neologismo con el que seguramente percutirá en su campaña.

Reconoció “las cosas buenas que se han hecho hasta ahora, como la reconstrucción de la figura de autoridad que logró el Kirchnerismo apenas asumió el poder”, pero fustigó con la necesidad de recuperar calidad institucional en la gestión, y puso como ejemplo de su crítica las figuras de Guillermo Moreno y Hugo Moyano, con sus perfiles de gestión fundados en la intimidación y el patoterismo.
 
Sanz dijo que será el presidente que garantice el orden democrático y el respeto y cumplimiento de la ley, “para que todos los ciudadanos sepan todos los días donde terminan sus derechos y donde comienzan los de los demás”.

La educación será también un eje central de su plataforma,  y especialmente lo será la educación pública, a la que potenciará “para recuperar la vieja educación argentina, que supo ser la herramienta más eficaz para generar igualdad de oportunidades”.

También tuvo un párrafo para los militantes a los que invitó a acompañar a sus candidatos y no a quedarse en el simple ejercicio de emitir un voto, sino de militar para que las realidades puedan modificarse más profundamente. “Se necesita un pacto ciudadano”, dijo en este punto. "La democracia no va a ser mejor si sólo la dejamos en manos de los dirigentes, tenemos que empezar a pactar, a encontrar coincidencias antes que diferencias" y prometió que en su campaña no habrá lugar para los agravios y las descalificaciones.

“Tenemos que animarnos a construir una nueva mayoría sin miedos, pasando de los miedos a la confianza. Estoy harto de que me pregunten si vamos a poder dominar a Moyano, o a los piqueteros, y yo contesto: Ojo, este no es un problema de Ernesto Sanz o de los radicales, este es un problema de cuarenta millones de argentinos. Porque no se puede vivir como víctimas de un chantaje, como el que hace el gobierno cuando dice que nadie podrá gobernar, si no los votan a ellos que son los únicos que los pueden controlar”, expresó.

Habló también de “la Argentina de las incertidumbres” y se propuso atacar el flagelo de la inflación y de la inseguridad, “que son los que más incertidumbre generan”.

Su discurso duró aproximadamente cuarenta minutos y fue interrumpido varias veces por el aplauso de los presentes.

En el final, Sanz expresó su deseo de ser Presidente de la Nación y convocó a todos aquellos que creen que se puede cambiar el actual modelo, “por uno que tenga el futuro como perspectiva principal, apoyándose en el pasado, pero con la mirada puesta en un futuro” que para él, se presenta como venturoso.

“Podemos hacerlo, queremos hacerlo, vamos a hacerlo”, dijo Sanz para terminar su arenga. 
 
Opiniones (2)
20 de septiembre de 2017 | 01:08
3
ERROR
20 de septiembre de 2017 | 01:08
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. QUE HAN HECHO POR LA COMUNIDAD SAN RAFAELINA...........UNA OBRA UNA SOLA HABER SANZ HABER RODRIGUEZ.....
    2
  2. ¿Para qué? para hacer lo poco que hiciste en San Rafael
    1
En Imágenes