Deportes

Javier Pizzolito: "Dios se sentó conmigo en la moto"

Aun rompiéndose un diente en el tramo, Javier Pizzolito logró un histórico 7º puesto, lo mejor de un argentino en una etapa de motos; está 21º en la general .

 Sus ojos se abrieron bien grandes cuando las palmadas se multiplicaron en la espalda de Javier Pizzolito. Exhausto, arriba de la Honda CRF 450 X, el piloto de Pinamar no podía creer que hubiera quedado séptimo en la etapa que marcó el regresar al país desde Copiapó, Chile. Y la sorpresa fue mayor aun cuando se enteró de que su actuación era la mejor de un piloto nacional en una etapa del Dakar.

"La verdad es que no paro de sorprenderme con lo que me dicen ustedes, los periodistas. Para mí siempre fue impensado estar entre los 10 primeros, y terminar en el séptimo puesto es un sueño", comentó el bicampeón del Rally Cross Country Argentino. Estaba contento el piloto de Pinamar, en una situación que a cualquier otra persona podría fastidiar: tenía roto un diente. Se lo había dañado al sufrir una caída mientras bebía agua mediante la manguera ad hoc que sale de la mochila.

"¿Viste cómo es el destino? Pero no lo tomo como una revancha. Al contrario, son etapas que se cumplen", sostuvo Pizzolito cuando se refirió a la mala fortuna que vivió en 2010, cuando la moto que tripulaba se le incendió antes de llegar al Obelisco, en el día inaugural del Dakar. "En aquella ocasión tenía la misma preparación e hicimos el mismo trabajo. Yo soy un convencido de que con esfuerzo y trabajo se consiguen los resultados. Y acá estamos, bien encaminados", aclaró.

-¿Cómo fue la etapa entre Copiapó y Chilecito? 

-Fue dura. Muy dura. Yo salí a cuidar el motor, porque Fiambalá es muy complicado. Tiene arena muy grande y los motores allí se resienten.

-¿Fue una etapa de las "filtro"? 

-Totalmente. No creo que lleguen muchos. En el Paso de San Francisco sentimos mucho frío [a una altitud de 4780 metros sobre el nivel del mar] y en Fiambalá el calor fue agobiante [la sensación térmica alcanzó los 45 grados].

-¿Cuál es tu plan de carrera? 

-Cuidarme para llegar. Creo que ya se corrió gran parte del Dakar y lo que había que acelerar se aceleró. Ahora no se gana la competencia, es más factible que se pierda. Por eso yo voy a seguir mi ritmo, sin pensar en nada más.

Sólo, sin que se le preguntara, volvió a recordar aquel incendio de Palermo, a la salida de la Rural. "Eso fue increíble, pero no me desesperé. Siempre hay que mirar adelante; lo mejor está por venir", afirmó con una sonrisa.

-Esta vez no sufriste complicaciones extrañas en el Dakar. 

-Esta vez no, al contrario. Dios se sentó conmigo en la moto.
Opiniones (1)
8 de Diciembre de 2016|19:13
2
ERROR
8 de Diciembre de 2016|19:13
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. que ridiculo! como puede pensar que dios se sienta en la moto de uno, y no en la de otro. como si fuese una preferencia. jajaja muy infantil. gente, probablemente dios no existe!
    1
En Imágenes
15 fotos de la selección del año de National Geographic
8 de Diciembre de 2016
15 fotos de la selección del año de National Geographic