Abal Medina ocupa la Secretaría de Medios

Como parte del reacomodamiento de piezas dentro del gabinete que inició hace un mes, la presidenta Cristina Kirchner volvió a mostrar ayer su estrategia de rodearse de su círculo más íntimo y tomar control de áreas clave de su gobierno: designó a Juan Manuel Abal Medina, ex mano derecha de Néstor Kirchner, a cargo de la Secretaría de Medios, un puesto que estaba vacante desde hacía más de un año, tras la salida de Enrique Albistur.

Como parte del reacomodamiento de piezas dentro del gabinete que inició hace un mes, la presidenta Cristina Kirchner volvió a mostrar ayer su estrategia de rodearse de su círculo más íntimo y tomar control de áreas clave de su gobierno: designó a Juan Manuel Abal Medina, ex mano derecha de Néstor Kirchner, a cargo de la Secretaría de Medios, un puesto que estaba vacante desde hacía más de un año, tras la salida de Enrique Albistur.

El joven funcionario se había ido a trabajar con el ex presidente cuando asumió como diputado y secretario general de la Unasur, aunque había mantenido su cargo como secretario de la Gestión Pública dentro de la Jefatura de Gabinete. La Presidenta decidió premiar su lealtad, sobre todo por la cercanía que tenía con su marido.

El nuevo secretario de Medios seguirá reportando al jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, que ayer fue el encargado de anunciar el nombramiento en un día en el que debió, una vez más, desmentir su renuncia. En diálogo con los periodistas, intentó mostrar todo su poder, se encargó de anticipar la llegada de Abal Medina y negó que estuviera en crisis. "Si estos diarios publican que [Julio César] Falcioni en lugar de [Walter] Erviti decidió poner de segundo enganche en Boca a la presidenta de la Nación, yo no lo voy a contestar", ironizó sobre las versiones de su renuncia.

La designación de Abal Medina fue leída en la Casa Rosada como otro paso de la Presidenta para tener en áreas clave de la estructura estatal a dirigentes de su estrecha confianza. Ya había nombrado a Nilda Garré al frente del Ministerio de Seguridad; a Angelina Abbona, en la Procuración del Tesoro; a Julián Alvarez, en la secretaría de Justicia, y a Juan José Mussi, en la Secretaría de Ambiente.

Crítico de los medios de comunicación, Abal Medina tuvo un perfil más bien técnico, pero en los últimos meses, a tono con el discurso oficial, había cuestionado fuertemente el papel de la prensa. "Es el momento para que la gente hable por sí misma y que dejemos de ser hablados [sic] por los medios de comunicación, porque muchos repiten lo que se escucha permanentemente por los medios", dijo en una emisión del programa de TV 6,7,8 , del que es asiduo panelista.

El organigrama
Abal Medina manejará un presupuesto para publicidad oficial de por lo menos 380 millones de pesos, tal como lo preveía el proyecto de presupuesto del Gobierno para este año electoral (ver aparte). Aníbal Fernández ratificó ayer que la Secretaría de Medios quedará dentro de su organigrama, en un gesto de que mantendrá aún los resortes de poder que significa el manejo de la pauta publicitaria oficial.

Pero en la Casa Rosada, ante la novedad, gran parte de los funcionarios estaba aún pendiente de la publicación del decreto con su nombramiento para conocer si el jefe de Gabinete seguirá manejando los llamados servicios financieros administrativos, que le permiten otorgar las órdenes de pago a los medios, una verdadera caja de poder. Cerca de Aníbal Fernández dijeron anoche a La Nacion que todo se mantendrá como en la actualidad.

Abal Medina llegó al kirchnerismo gracias a Alberto Fernández. Pero con la salida del entonces jefe de Gabinete supo interpretar los deseos de los Kirchner y se mantuvo fiel al matrimonio. La Presidenta le pagó esa lealtad con un ascenso para manejar la Secretaría de Medios en un año electoral.

Según contaron altas fuentes oficiales a La Nacion, la tarea de Abal Medina, politólogo y académico, será administrativa. El vocero presidencial y subsecretario de Medios, Alfredo Scoccimarro, seguirá en su tarea de vínculo con la prensa y a cargo de la difusión de los actos de gobierno. Es un hombre de mucha confianza de Cristina Kirchner.

De amplia experiencia en la gestión pública, pero escasa en el área de comunicación, Abal Medina mantendrá la estructura actual de la Secretaría de Medios. Además de Scoccimarro, permanecerá el subsecretario de Gestión de Medios, Juan Ross, un hombre que supo tejer una muy buena relación con el jefe de Gabinete.

Abal Medina se reunió ayer por la tarde con la Presidenta en la quinta de Olivos, donde le comunicó el ascenso. Minutos después, y tras haber mantenido al mediodía un encuentro con la jefa del Estado, Aníbal Fernández oficializó el anuncio. Ante la vacante por el alejamiento de Albistur, investigado en causas judiciales, Fernández había acaparado el manejo efectivo de la Secretaría de Medios.
Opiniones (1)
23 de agosto de 2017 | 07:33
2
ERROR
23 de agosto de 2017 | 07:33
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. con los Montoneros ¡¡¡¡que país!!! divino pero maltratado.
    1
En Imágenes