Brindis y distinción para "grandes" deportistas mendocinos

Puro Deporte organizó, por primera vez, un agasajo a jóvenes del deporte mendocino. La reunión fue en Sheraton Hotel y hasta allí llegaron los invitados para compartir una tarde distendida y divertida. Sociales participó del "after" y en esta nota, te acerca fotos y detalles del ágape.

Por primera vez en su historia, MDZ decidió distinguir a deportistas mendocinos de distintas disciplinas como una forma de rendirle homenaje a la actividad que realizan y al esfuerzo, conducta y logros que cada uno ha obtenio durante 2010.

Sin dudas, una excelente iniciativa que tuvo una importante cantidad de invitados y el resultado fue muy positivo: un after office en el Devas Bar de Sheraton Hotel con muchos deportistas, sus acompañantes y periodistas del diario.

Rodrigo Cortéz al lado de su amigo Gastón Alto y Marcelo Mescolatti, de los primeros en llegar.

Los protagonistas de esta reunión -informal, distendida y amistosa- fueron:  Carolina Morillas (Voley), Marcelo Mescolatti (Futsal), Francisco Salguero (Ajedrez), Gastón Alto (Tenis de mesa), Pablo Mahnic (Remo), Juan Ignacio Gili (Ciclismo), Rodrigo Scattareggia (Tenis), Pablo Bernal (Golf) y Augusto Montané, en representación de su hijo, Juan Pablo (Waterpolo).

Cada uno de los asistentes fue acompañado por un invitado. Muchos decidieron asistir con un amigo o con la familia completa, como lo hizo "El Chueco" Gili, quien desde el sur mendocino viajó, especialmente para cumplir con la invitación de MDZ, con su mujer Laura y sus hijos, Juan Ignacio y Brisa.

Rodrigo Scattareggia fue con su mamá, Adriana Molina, aunque muchos creyeron que se trataba de su hermana. "Qué madre tan joven", dijeron los que iban llegando (Adriana aceptó los piropos muy orgullosa).

Otro que llegó en compañía de una mujer fue Pablo Mahnic, pero se trató de su novia, Paula Munafó, quien rápidamente hizo amistad con Carolina Morillas (foto derecha) y, como buenas representantes del sexo femenino, no pararon de charlar durante toda la tarde.

Como es habitual en las notas de Sociales, Carolina fue solicitada para posar para las cámaras de MDZ. Por supuesto que la idea fue mostrar su look. Ella aceptó sin dudarlo y dejó en claro que también podría desempeñarse como modelo. La joven voleybolista lució unas calzas floreadas y una remera color crema larga y  holgada. Además, sandalias bajas y un maquillaje sencillo. ¿Su vestimenta? Un acierto para la hora del día y tipo de reunión.

Pasamos ahora, a otro de los aciertos de la tarde: el menú degustado. La ocasión lo ameritaba y el horario era el preciso para hacer un tapeo acompañado de algún trago a base de frutas o una cerveza bien fría. Brochettes de verduras, mini tartas de hojaldre, tablas de fiambres y de variedad de quesos formaban parte de la propuesta. También hubo empanadas de carne, de queso y para el final, una copa de espumante para el brindis.

Y mientras algunos comían y conversaban o recibían, en la cava del bar, la medalla recordatoria y los saludos correspondientes, otros jugaron al pool. Aprovecharon la mesa de juego y el tiempo libre y se animaron a un amistoso entre parejas (una actividad que estuvo fuera de protocolo y que fue de lo más divertida).

Como parte de la reunión, cada uno de los invitados fue entrevistado por el equipo de Puro Deporte a solas. En esa charla, los deportistas contaron sus proyectos para este año que se inicia, sus sueños y aspiraciones y también sus inquietudes en otros ámbitos de su vida.

Uno de los que más se explayó fue Augustó Montané, padre de Juan Pablo, quien no pudo asistir porque estaba en Rosario en prácticas de entrenamiento junto a la selección argentina que partirá, este mes, a Canadá para participar del Pre-Mundial.

Mini tartas de hojaldre con jamón crudo y especias.

Ahora sí, su papá fue un excelente representante. Habló de su hijo, contó sus planes y también tuvo tiempo para contar sus inicios en el mismo deporte. Augusto también practica Waterpolo y fue, hace 30 años, uno de los iniciadores de la actividad en la provincia. Además, su equipo, llegó a ser subcampeón nacional. Inevitable la reflexión: "de tal palo, tal astilla". 

Luego de tres horas de after office, llegó el brindis final; un brindis extenso y cargado de deseos para todos los que levantaron sus copas. Sobre todo, para todos los deportistas mendocinos que representan a la provincia y al país y que desempeñan un excelente papel con sus actividades.  

¿Querés saber más sobre lo que contaron los deportistas invitados? Mirá las notas que aparecen relacionadas a la derecha.

En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial