Los ambientes tenues y cuidados de un spa único

En busca de la calidez necesaria que requieren estos espacios, se buscó una por una cada pieza que dio lugar a su ambientación. Materiales racionales y pulcros como el hormigón, el vidrio y el acero de la grifería, se dejan abrazar por arabescos, lámparas y luces suaves que generan un clima intimista para la purificación del cuerpo y la mente.

Desde el antiguo oriente, los baños del Hamam son conocidos por favorecer la integración del cuerpo, de la mente y del alma. En ellos, el agua y su puesta en movimiento juegan un papel fundamental, son parte del principio a través del cual nos desprendemos de lo viejo y liberamos espacio para lo nuevo. Según la tradición, cada persona transita su propia purificación, realizando las exfoliaciones y los lavados por sí sola a través de un circuito que concatena diversas salas ambientadas para tal fin, con luz tenue, gran humedad, donde el calor penetra profundamente en el cuerpo desintoxicándolo en una especie de ritual de purificación. Donde todo se hace a media luz, como si se estuviese dentro de  un útero, protegido, contenido y cuidado.


La  recepción de Entre Cielos Spa + Hamam cuenta con un gran escritorio en forma de ojiva,  lustrado en dos diferentes tonos que hacen juego con el entablonado de madera brasileña de Guayavira.  El muro izquierdo, ha sido revestido con un papel de base color violeta oscuro con flores en tonos dorados y plata que se mandó a pedir especialmente a Inglaterra, mientras que el muro del lado derecho, dorado a la hoja, ha sido hecho totalmente a mano. Tres lámparas colgantes con caireles acompañan la decoración. 


Muro de la recepción. Detalle del papel traído de Inglaterra y de la lámpara colgante.

Ducha de selva tropical. En el ingreso se aprecia una cortina metálica, tras ella aparece la ducha Hansgrohe que permite regular tres circuitos de agua con distintos tipos de lluvia. Tiene luces incorporadas que le dan un efecto único..

 

 



Con muros de hormigón visto y pisos de piedra laja negra, esta sala cuenta con bañeras ergonométricas construidas también en hormigón que han sido revestidas con venecitas en  negro y gris.  Aquí se realizan los  tratamientos de vinoterapia. Los apliques de pared, de origen árabe, fueron  traídos del exterior. La iluminación continúa siendo tenue como en el resto del circuito del Hamam.


Sala de masajes con aceites. Posee una entrada de luz cenital. En los muros se repiten los apliques con diseños árabes. Las camillas  han sido armadas con madera lustrada de Petiribi, al igual que el mobiliario, especialmente diseñado para este uso.


Camekan, sala de finalización del circuito. Cuenta con muebles diseñados de manera exclusiva para este lugar. Mesas de madera lustrada, puff de madera revestidos en estanio, labrados a mano, almohadones negros y colchonetas haciendo juego, ubicadas en una tarima de hormigón sectorizada por una gran cortina metálica que da un halo de cierta privacidad. Tres grupos de lámparas colgantes se ubican por encima de cada juego de sillones. Una gran abertura, casi a nivel del piso, da lugar a un pequeño espejo de agua.







A la izquierda, se construyó un placard de guardado con marcos de madera lustrada que posee una chapa antigua calada que fue patinada en colores ocre. Hacia la derecha, el pasillo de hormigón visto remata en un muro con pequeños orificios que permiten el ingreso de luz natural.


“La Pileta Dorada”  está revestida con venecitas en  tonos negro y gris, además de pequeños trozos de vidrio con incrustaciones en cobre y está iluminada por una banda de led que la recorre en todo su perímetro.  A uno de sus lados, se encuentra una gran piedra caliente “GOBEK TASI”  donde poder recostarse y relajar la columna. 

La sala LIF posee una  mesada de hormigón que sirve de apoyo a la kuma, bacha de acero inoxidable de gran profundidad,  hecha especialmente para el Hamam.  Toda la grifería del lugar está enmarcada por calcáreos negros con diseños árabes pintados a mano. A través de un conducto que baja desde la losa,  se hace posible la entrada de luz cenital hacia la bacha.




















El centro de un Hamam tradicional está conformado por la piscina y la roca térmica, que invitan al descanso y a la relajación.































Opiniones (0)
20 de noviembre de 2017 | 16:44
1
ERROR
20 de noviembre de 2017 | 16:44
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia