Moralinas

Juan Gelman, en Página/12. Una de sus imperdibles piezas.

A 100 años de su muerte, Mark Twain ha vuelto a provocar una polémica. Mejor dicho, la desató la editorial NewSouth de Montgomery, Alabama: publicará en febrero próximo una versión de Las aventuras de Huckleberry Finn expurgada de dos palabras, “injun” y “nigger”. Las reemplazarán “indio” y “esclavo”, respectivamente. El Dr. Alan Gribben, de la Universidad de Auburn, es el autor de la tachadura que justificó así: son términos que el pueblo estadounidense empleaba con una fuerte carga de desprecio racista “y el lector de hoy no los acepta”. Esto último, a saber.

Es verdad que sobre todo “nigger”, que aparece 219 veces en Huckleberry Finn, es tal vez el peor insulto de la lengua inglesa y se asestaba –y todavía se asesta– a los afroamericanos y, por extensión, a un ser abyecto. No es menos cierto que Mark Twain reproduce el lenguaje y el ambiente de un pueblo de Mississippi de mediados del siglo XIX. Como él mismo dijo: “La diferencia entre una palabra casi justa y la palabra justa no es una pequeña cuestión; es como la diferencia entre una luciérnaga y la luz eléctrica”.

Seguí leyendo desde aquí.

Opiniones (0)
18 de Enero de 2017|15:05
1
ERROR
18 de Enero de 2017|15:05
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una inmersión entre dos placas tectónicas continentales
    18 de Enero de 2017
    Una inmersión entre dos placas tectónicas continentales
    Las 8 imágenes más dramáticas del día después de las inundaciones en Santa Fe
    17 de Enero de 2017
    Las 8 imágenes más dramáticas del día después de las inundaciones en Santa Fe