Cobos y Sanz, el "personalista" y el "orgánico"

Cuáles son los motivos que ahora separan al vicepresidente con el titular de la UCR. Por qué Cobos quiere ir a las internas abiertas según la ley de Cristina. Qué piensa el sanrafaelino de Cobos y qué le facturan los cobistas a Sanz.

Cuáles son los motivos que ahora separan al vicepresidente con el titular de la UCR. Por qué Cobos quiere ir a las internas abiertas según la ley de Cristina. Qué piensa el sanrafaelino de Cobos y qué le facturan los cobistas a Sanz. Por qué Cobos sigue creyendo en su "intuición" y su "destino". Qué hará la presidenta con su caudal electoral. Cómo jugarían Scioli y Francisco de Narváez en este escenario.

“Todavía me acuerdo el día del cierre de la campaña de 2009 en el predio de la Virgen en Guaymallén. Sanz dijo a los gritos: ‘¡Estoy orgulloso de ser gente de Cobos!’ ¿Qué quedó de aquello?” se preguntó hace unas horas el ultracobista y senador provincial Juan Carlos Jaliff.

Remembranzas como esta hacen los cobistas más acendrados por estos días. Mientras Julio Cobos se apresta a regresar a la ruta política que lo tiene como candidato no declarado pero con todas las señales de serlo. La próxima cita es el viernes 14, en la fiesta de la Vendimia compartida que preparan los intendentes cobistas Mario Abed de Junín y Gerardo del Río de Rivadavia. Justamente ellos están convencidos que son capaces de reunir en una misma celebración al reciente declarado candidato Ernesto Sanz y al vicepresidente.

Tanto Abed como Del Río creen que la candidatura de Sanz, a la larga, no será otra cosa que un puente para el paso final de Cobos como candidato presidencial único del radicalismo. Pero como se ve no todos los cobistas piensan de ese modo. Junto a Jaliff se encuentra el intendente de Junín de Buenos Aires, Mario Meoni quien advirtió por la mañana de hoy, domingo 9, en la porteña radio Mitre que existe la posibilidad de impugnar la convocatoria a elecciones internas que el comité nacional de la UCR debe resolver el próximo lunes 24 de enero. Las elecciones radicales pueden llegar ser cerradas y se podrían concretar entre abril y mayo.

Sanz y su mapa de doble acción, entre Mendoza y Córdoba


Ernesto Sanz está embalado con su candidatura.

En tanto Sanz busca su propio rumbo como candidato. Se mostró exultante este fin de semana porque logró uno de los objetivos de su incipiente campaña. La idea era lograr llamar la atención del kirchnerismo y lo consiguió.

El ministro del Interior Florencio Randazzo le dedicó un par de párrafos críticos y Sanz se dio por satisfecho y llegó a decir que esos dardos del cándido Randazzo eran música para sus oídos.

Pero así como se muestra urticante con el oficialismo esquiva cualquier pregunta que lo ponga de frente a Cobos, de hecho en Mendoza mantiene sus alianzas con el sector de los Territoriales que contiene al tándem Abed-Del Río junto al intendente paceño Gustavo Pinto y los legisladores Ricardo Mansur y Sergio Pinto. También Sanz sostiene su vínculo con el sector Encuentro del godoycruceñeo Alfredo Cornejo a la par socio de los Territoriales en esta etapa preelectoral. 

Sin embargo, en el resto del país Sanz busca carcomer la base política de Cobos. En las próximas horas, comentan desde Buenos Aires, que el candidato radical a gobernador de Córdoba, Oscar Aguad aliado de Cobos, se encontrará con Sanz en la localidad de Jesús María donde se desarrolla el Festival de la Doma. Allí afirman que ambos sellarán un nueva sociedad con lo que Cobos perdería un seguidor importante.  

A esta altura se da por sentado que Sanz llegó a esta instancia luego de encontrar el apoyo y el impulso del establishment nacional y ahora busca un lugar y empuja desde atrás esta carrera electoral en verano. Mientras suma adhesiones internas piensa en cómo limar a su rival directo que es Ricardo Alfonsín hijo. En el equipo de campaña Sanz planean plantear esta pregunta a los militantes radicales: ¿Qué elegís: el apellido o el candidato? Alfonsín respondió que esa es una vieja estrategia descalificadora hacia su persona que no causará efecto en el padrón radical. Eso sí el hijo del primer presidente de esta era democrática le facturó a Sanz la manera impersonal en que se enteró de la candidatura del senador mendocino.

En este cuadro Sanz sabe que debe sortear el escollo de Alfonsín porque con Cobos se puede terminar enfrentando en la cita electoral del 14 de agosto fijada por la ley electoral para la interna abierta y simultánea.

El partido antes que la persona

Como se ve Sanz quiere liberarse de opinar sobre la actitud legalista de Cobos quien mantiene como fecha firme la establecida por la ley de Cristina Fernández.  

El sanrafaelino prefiere apuntar al oficialismo antes que a Cobos sobre el punto de la manera de dirimir las candidaturas. Primero aduce que (presuntamente) la ley no está reglamentada lo que alimenta la sospecha de que no se aplicará. Pero luego admite que es una norma que no le conviene a la UCR. “El radicalismo es un partido que ha recuperado potencialidad y la vocación de poder y no tiene por qué someterse a los caprichos y la incertidumbre que desde el Gobierno se ha generado por las internas abiertas en agosto”, ha dicho en las últimas horas.

De todos modos no puede eludir cuando le preguntan sobre la postura del vicepresidente e irremediablemente sostiene que no quiere “confrontar con las decisiones personales de él”, según publicó ayer un despacho de la agencia Noticias Argentinas que a la vez replicó declaraciones radicales de Sanz. El senador nacional también resaltó en ese mismo tren una imagen opuesta a Cobos y sus “decisiones personales”. El precandidato a presidente dijo a propósito: “El radicalismo es un partido político que tiene la decisión orgánica de adelantar este proceso porque es bueno para el conjunto”. Clarísimo: para Sanz, él es el dirigente “orgánico” y Cobos es el “personalista”.

"Gente" de Cobos: entre la intuición, el destino y Cristina


Danza con Cobos. El vicepresidente festejó en Junín.

A todo esto, Cobos cada vez más se convence que él es candidato inserto entre la gente. Sus allegados relatan como si fuera un episodio oculto y revelatorio la vivencia del vicepresidente en la localidad correntina de Mercedes donde pasó la noche vieja y recibió el 2011. Cuentan que Cobos no anunció su llegada y se corrió la voz en ese pueblo y la reacción espontánea de muchos radicales y curiosos hizo que Cobos tuviera que brindar varias veces por las visitas que recibió mientras se aprestaba a cenar junto a su familia.

Cobos maneja sus tiempos lo que desespera a sus seguidores (entre ellos a Aguad) y se deja llevar por “intuición” y lo que le depara el “destino” esos argumentos de los que hace gala para desarticular cualquier especulación “política”. Por eso ese episodio de Corrientes lo fortalece porque el “destino” lo puso allí y su “intuición” lo llevó a evitar cualquier aparato partidario y la recepción popular a su figura fue notable. Fue una sensación parecida a la que sintió en la última fiesta de cumpleaños del intendente juninense Mario Abed donde bailó desenfrenadamente con sus admiradoras, fans y finalmente votantes.

Pero al mismo tiempo le presta atención al proceso que atraviesa la presidenta Cristina Fernández. Cobos mantiene contactos con allegados al gobernador bonaerense Daniel Scioli. Conocen las recomendaciones de las amigas íntimas de Cristina como la mujer del secretario Legal y Técnico nacional Carlos Zanini quien le aconseja que no intente la reelección para que pueda sobrellevar y superar el pesar que lleva la mandataria luego de la muerte de Néstor.

Ese clima que rodea a la presidenta hizo resurgir la posibilidad de que Scioli termine siendo el candidato kirchnerista. Eso alentó a Cobos en su propósito y piensa en ampliar aún más su espectro de llegada a la “gente” único sustento tangible que el vicepresidente puede mostrar. Por eso tendrá una agenda fuerte de presencia en los festivales que se producen en todo la extensión de país.

Por otra parte Cobos no pierde de vista la estrategia electoral para ganar en el distrito más importante que es Buenos Aires. Tomando en cuenta que las probabilidades de que Scioli se postule como candidato a presidente se han reactivado entonces el mendocino piensa en cerrar un acuerdo con el peronista disidente Francisco de Narváez quien todavía muestra su medalla de haberle ganado a Kichner en las legislativas de 2009.


Conclusión: lo que los unió, hoy es el motivo del divorcio

Dada esta descripción la relación entre Cobos y Sanz está una vez más resquebrajada. Como antes del voto no positivo de Cobos contra la resolución 125 que los volvió a unir. Aún así aquel momento importante para la historia reciente de la Argentina los tuvo a los dos actuando fieles a sus improntas personales y sus formas de hacer política. Cobos votó según su convicción que le marca su rol de hombre tocado casi mágicamente por la simpatía popular y Sanz fue el tejedor de alianzas y logró juntar los votos contra la 125 suficientes para que Cobos terminara definiendo aquella histórica votación del Senado de la Nación en la madrugada del 17 de julio de 2008.   
Opiniones (1)
19 de septiembre de 2017 | 11:30
2
ERROR
19 de septiembre de 2017 | 11:30
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. ¡¡¡¡¡Cuantos tejes y manejes !!!!! .Es increíble la capacidad de este político que cuando pudo demostrar que era capaz de hacer algo no lo hizo.SU GESTIÓN DE INTENDENTE DE SAN RAFAEL.
    1
En Imágenes