Se pelean en el PJ por la discutible sanción del presupuesto provincial 2011

La disputa se produce entre senadores y diputados. El senador sanrafaelino Vicente Russo acusó a sus pares en la Cámara Baja de haber aprobado la pauta de gastos a libro cerrado para "colgarse medallitas" y afirmó que se hicieron "los vivos" negociando. 

La polémica aprobación del Presupuesto en 2011 no sólo ha dividido a los radicales. Unas fuertes declaraciones del senador justicialista Vicente "Chicho" Russo desataron una balacera verbal con el bloque de diputados del mismo signo político que dejaron tambaleando aquella leyenda de "para un peronista no hay nada mejor que...".

La media sanción que obtuvo la Ley de Leyes en la Cámara Baja dejó algunas declaraciones inesperadas y réplicas en el mismo calibre que sugirieron hasta pedidos de renuncia.

En concreto, "Chicho" Russo sostuvo lo siguiente en la versión impresa de Diario UNO de este viernes, consultado sobre cómo se había sancionado el Presupuesto: "El PJ de Diputados actuó así sólo para colgarse medallitas en el pecho y mostrarlas al Gobierno. Así se creen los vivos y los hábiles que negocian mejor que nadie. En el Senado, las habilidades personales las ponemos al servicio de los intereses generales; en Diputados, no. Pese al problema que se ha  causado, pido cordura para que podamos negociar".

 


La respuesta desde la bancada justicialista no se hizo esperar. Sin mayor delicadeza, el titular del bloque, Carlos Bianchinelli -foto-, disparó a mansalva: "Está totalmente confundido y me parece muy irrespetuoso. Tiene que dedicarse un poquito a laburar y dejar de criticar por lo que no ha hecho él".

Bianchinelli aseguró que durante las reuniones bicamerales que se realizaron para tratar Avalúo e Impositiva, el ex intendente de San Rafael durante los años ´90 nunca asistió.

El diputado maipucino llegó, incluso, a sospechar de cuál es la distancia que tiene actualmente Russo respecto del oficialismo: "Lo que hace es ponerse políticamente en contra del Gobierno".

Así, llegó a sugerirle que si no aclara su situación política -Russo milita en el PJ Federal, junto a un grupo de dirigentes antikirchneristas, y políticamente cerca del vicegobernador Cristian Racconto- que renuncie a la presidencia de la comisión de Hacienda en el Senado.

"Hasta Racconto es más sincero, porque él ha blanqueado su situación y Russo está en una posición intermedia", remató el jefe de la bancada justicialista en Diputados.

Russo: "A Bianchinelli lo mandaron"

El sanrafaelino atendió a MDZ vía telefónica desde la finca que tiene en su departamento natal, aquel que llegó a conducir políticamente durante los años del menemismo. A modo de defensa, Russo -foto abajo- buscó minimizar el ataque individual de su par justicialista.

 

"Bianchinelli está repitiendo lo que le ha pedido alguien", afirmó sin vueltas, para luego arremeter con más enjundia: "No tiene ni estatura política ni antecedentes para pedirme la renuncia", agregó.

En tren de definiciones, Russo indicó que "soy justicialista y acompaño al Gobierno, pero también tengo la independencia de decirlo cuando no estoy de acuerdo. Bianchinelli parece que no la tiene", contraatacó, al tiempo que remarcaba que en Diputados, "están un poco subidos de tono".

"Además, tantas veces amagó con renunciar e irse...es una persona que tiene tanta inestabilidad que no puede estar pidiéndole a nadie la renuncia", remató Russo.

Las declaraciones a modo de proyectiles entre una bancada y otra del mismo signo político -pero no del mismo sector interno- demuestran las grietas que trajo aparejado la media sanción del proyecto de Presupuesto.

Las heridas internas

Una media sanción que dejó entrever nuevamente que hay divisiones en los dos partidos mayoritarios de la Legislatura. Por un lado, demostró que en el interior de la UCR hay dos frentes: los dialoguistas y los combativos. A sabiendas de eso, el PJ buscó acordar la pauta de gastos con el sector al que denominan más "racional", encabezado entre otros por Andrés Marín, Alexandre Maza, Liliana Vietti y Raúl Vicchi.

De hecho, el mismo Bianchinelli reconoció el trabajo en comisiones de estos diputados para sacar un despacho favorable, en tanto ya comenzaba a surgir la posibilidad de que el Presupuesto no se aprobara por el endeudamiento para 2011. En ese marco, el sector más combativo de la UCR salió a pedir déficit cero, luego de que las negociaciones entre oficialismo y radicales dialoguistas habían pautado ya una reducción de la deuda pública en 200 millones de pesos menos de lo inicialmente planteado.

Las críticas del PJ apuntaron nuevamente a la incidencia del grupo de senadores radicales -Juan Carlos Jaliff, Armando Camerucci y César Biffi a la cabeza- en las negociaciones de la Cámara de Diputados.

La estrategia craneada por Jorge Tanús -presidente de Diputados- finalmente permitió que los radicales apoyaran por unanimidad el presupuesto en general. Pero la estocada final la tendrían a la hora de la votación en particular: así fue cómo Bianchinelli hizo la moción de votar en bloque la ley, descaratando de plano la discusión artículo por artículo, tal como se estila.

"A esa instancia, el proyecto ya había sido votado. Como había un despacho afilado y consensuado con la UCR, pedimos votar en bloque", retrucó Bianchinelli, defendiendo la inusual forma de aceptación.  Y en esa defensa, llegó a coincidir con Alejandro Cazabán, Secretario General de la Gobernación, al señalar como responsables del "apocalípsis" a Biffi y Camerucci: "¿Qué han aportado a los mendocinos en estos tres años?".

El PJ ha buscado aprovechar esta fractura interna que tiene la UCR post-reunificación. Aún más allá, el descargo del diputado justicialista también se centró en señalar que el Senado también ha votado a "libro cerrado", de la misma manera en que se aprobó el presupuesto en la Cámara Baja.

"Desde hace años que el Senado ha votado por capítulo y no por artículo. Votan 30 artículos en un sólo bloque y en una hora y en Diputados la Ley de Presupuesto se  discutió luego de 20 horas en el recinto", recordó a modo de comparación entre cómo actúa una cámara legislativa a diferencia de la otra.

En tanto, la Ley de Presupuesto todavía no ha llegado al Senado, donde el escollo no será menor dada la resistencia que ha tenido el oficialismo para aprobar normas. Por lo pronto, Russo también tiene sus quejas respecto al apuro: "Si no lo aprobamos rápido, se enojan. Hay que ser sensatos", reclamó.

En sus manos, tendrá que negociar con el radicalismo una ley más que comenzará a tratarse el próximo miércoles: Impositiva, uno de los pilares de financiación del presupuesto 2011.  
Opiniones (0)
22 de agosto de 2017 | 15:56
1
ERROR
22 de agosto de 2017 | 15:56
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes