Una nueva red de fibra óptica acerca a Chiloé y a la Patagonia al mundo

Luego de un año y medio de trabajos, la lejanía de la zona austral será sólo un tema de geografía. La fibra óptica disminuirá la brecha y acercará a estos chilenos.

Erica Jara vive en Villa Mañihuales, pequeña localidad al nororiente de Coihaique. Cada mes debía recorrer 70 kilómetros hasta Coihaique o Aisén para pagar sus cuentas. Pero una pequeña fibra que transporta millones de datos por segundo lo cambió todo. "Ahora lo puedo hacer por internet y también comunicarme con familiares que están en otras regiones, es un progreso para nuestra vidas", dijo Erica.

Ella es un ejemplo de lo que la tecnología puede hacer por las personas. Sobre todo cuando viven en regiones tan desconectadas como la zona sur.

Más cerca

En la Escuela Mañihuales, la comunidad local rebosaba de alegría. Miraban con detención cada clic en los computadores. Con expectación miraban la cara -en pantalla gigante- del ministro René Cortazar. Sabían de él por el Transantiago, ahora les hablaba a ellos, de sus problemas y de sus logros.
Él junto a las autoridades locales dieron por inaugurado el proyecto de fibra óptica que unirá a Chiloé, Palena y las localidades de Aisén, única región que no contaba con esta tecnología.

Más al sur, en Magallanes tienen una red de fibra óptica que empalma con Argentina.

Pagando la deuda

"Estamos acá para dar respuesta a una necesidad social y para saldar una deuda histórica de equidad y justicia social", dijo el subsecretario de Telecomunicaciones, Pablo Bello. Él cree que para estos compatriotas estar conectados es un derecho y una necesidad. "Esta es una oportunidad para tener un país más equitativo", dijo.
Por eso -explicó el subsecretario- el presupuesto 2008 se hizo pensando "en los que no se han podido subir aún al carro de la modernidad y el desarrollo". El Gobierno anunció que destinará $40 mil millones para subsidiar el acceso de los chilenos más pobres a servicios de telecomunicaciones.

El proyecto "Fibra óptica austral" reúne esfuerzos públicos y privados, con una inversión de US$ 12 millones, de los cuales US$ 2,5 millones fueron aportados por el Estado.

En un año y medio construyeron una red de 830 kilómetros de longitud, de los cuales 130 fueron instalados bajo el mar en tres tramos. Así se unía la "loca geografía", manteniendo el atractivo natural de la región.

Esto se une al "Plan de Conectividad Integral de Chiloé", que costará $400 millones y que en forma inalámbrica instalará la red en 50 localidades.

Jorge Atton, gerente general de Telefónica del Sur, dijo: "De ahora en adelante, las ciudades más aisladas quedarán integradas al resto del territorio nacional, gozando de los mismos privilegios de conectividad que todos los chilenos tenemos".

Para el director de la Escuela Mañihuales, Juan Torres, la fibra óptica significa un gran avance en educación. Lo aprovecharán los 270 alumnos que asisten a su establecimiento.

"Es una gran noticia, claramente va a existir un antes y un después para los niños y profesores, las clases se van acomodar a estas nuevas tecnologías, y nuestros niños podrán educarse de igual manera que el resto de los niños del país", señaló.

El turismo es otro de los temas que se verán beneficiados.

Así lo cree Margarita Vargas, de 60 años, propietaria de un quincho para asados donde recibe a los turistas en verano. Cuenta que hasta ahora la visitan sólo aquellos que pasan por casualidad por su hogar. Internet será para ella una puerta para un futuro negocio.

"Esto nos va a ayudar mucho. No tenemos comunicación, no hay teléfono y recibimos muchos turistas en verano, con esta nueva tecnología podremos duplicar el número".

Fuente El Mercurio

Opiniones (0)
26 de septiembre de 2017 | 16:18
1
ERROR
26 de septiembre de 2017 | 16:18
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Devastación en Puerto Rico tras el paso del huracán María
    26 de Septiembre de 2017
    Devastación en Puerto Rico tras el paso del huracán María