Deportes

Dakar 2011: Nadie de la organización del Dakar llamó a Bollero

El piloto tucumano sufrió un grave accidente en la segunda etapa del rally, ayer hizo reposo, pero ya se prepara para viajar a Chile con Ruiz Campo.

Va acostumbrándose a salir en la tapa de los diarios, pero jamás se imaginó que sería de esa manera. "Es impresionante la foto", reconoció Rodolfo Bollero. Al piloto de la Yamaha WRF 2010 le pasó sólo una cosa por la mente cuando vio la imagen que capturó un aficionado: "soy un bendecido por estar vivo".

La moto abandonó su lugar en el mundo y por algunos segundos probó suerte, o mejor dicho mala suerte, en el aire. Su conductor no pudo domarla y luego de varios tumbos y golpes aterrizó a varios metros de distancia. Lo que Bollero está dominando con firmeza es la situación posterior al accidente. Quedó destrozado el objetivo de mejorar la clasificación del Dakar del año pasado, pero el corredor ya le puso el pecho a la decepción y no se queda quieto.

"Me quedé en casa porque tengo que hacer reposo. A la carrera la seguí poco. Hoy me ocuparé un poco más y, probablemente, el fin de semana me vaya a verla a alguna parte con ’Fefo’ Ruiz Campo", anticipó Bollero. No sólo lo movilizará su pasión por el rally más duro del planeta, también lo impulsa apoyar a sus compañeros. "Quiero acompañarlos a Gustavo y a Federico", reconoció. Es que su Jefe de Equipo, Gustavo Cisneros, y el mecánico Federico D´Amato continúan en carrera asistiendo a los cascos LS2.

Para cumplir con su deseo, Bollero espera que su evolución física sea favorable. No sólo la mano derecha quedó afectada luego del accidente. "Me duele todo: la mano, la rodilla, los pulmones, el cuello, las quebraduras; todo. Estoy con calmantes y antibióticos porque en el dedo meñique tengo un corte hasta el hueso y la herida se ensució mucho", detalló con lógico fastidio.

Remedios

Si bien los remedios médicos hacen efecto y mitigan el dolor, la medicina no tradicional -conocida como el nombre poco científico de mimos- son todavía mejores. "La gente no para de llamar ni de mandar mensajes al Face y a la página. Me llamaron para hacerme notas de Campeones, de Radio 10, Largaron, TN, América y otros medios", comentó con alegría Bollero. Y por casa ¿cómo andamos? "¡Ah, no! Me tratan muy bien. Están todos atentos y preocupados por lo que necesito", puntualizó el piloto.

Su familia, los tucumanos y los medios de comunicación del país se preocuparon por Bollero, pero para él faltó alguien. "Desde la organización del Dakar ni me llamaron para saber si estoy vivo o muerto. Lo hicieron una vez cuando me trasladaba del hospital al sanatorio", explicó con decepción.

Idéntica sensación lo recorrió al saber que su moto había sido saqueada por el público. Lo que quedó de la Yamaha se reencontrará con Bollero cuando el Dakar termine. "Mandé una camioneta hasta Jujuy a buscarla, pero me informaron que la moto va en uno de los camiones de la organización. El equipo que sigue en competencia la traerá desde el puerto de Buenos Aires. No creo que sea necesario hacerle un peritaje porque todo lo que podían robarle ya se lo robó la gente", lamentó el corredor.

Si bien su Dakar ya terminó, le queda otro por completar: el del apoyo a su comprovinciano. "Voy a seguir la carrera como uno más, pero haciendo barra por Miguel Reginato -recalcó-. Es un orgullo que alguien de la provincia pueda terminar".
Opiniones (0)
20 de noviembre de 2017 | 13:10
1
ERROR
20 de noviembre de 2017 | 13:10
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia