Carrió descartó buscar alianzas electorales

La candidata presidencial por la Coalición Cívica (CC), Elisa Carrió, descartó ayer la posibilidad de buscar cualquier tipo de alianza electoral, dijo que hay que apoyar a la clase media y comparó la inseguridad que sufre la provincia de Buenos Aires con los padecimientos que tienen México y Colombia con el narcotráfico. "Nos preocupa más que la gente nos acompañe que pensar en acuerdos, hay mucho desorden en los otros espacios," sostuvo Carrió. Hizo hincapié en la necesidad del Estado de fomentar el desarrollo social y seguir el modelo de Brasil para "llevar pobres a la clase media".

La candidata presidencial por la Coalición Cívica (CC), Elisa Carrió, descartó ayer la posibilidad de buscar cualquier tipo de alianza electoral, dijo que hay que apoyar a la clase media y comparó la inseguridad que sufre la provincia de Buenos Aires con los padecimientos que tienen México y Colombia con el narcotráfico.

"Nos preocupa más que la gente nos acompañe que pensar en acuerdos, hay mucho desorden en los otros espacios y desde la Coalición Cívica no nos queremos meter en desórdenes ajenos que no nos corresponden," sostuvo Carrió durante el lanzamiento, en esta ciudad, de su campaña electoral.

En la localidad de City Bell, durante una conferencia de prensa, se la vio distendida. Combinó su tradicional bronceado dorado con colores pastel y ojotas violetas como prenuncio de su inminente gira por la costa atlántica bonaerense, donde mañana visitará Santa Teresita y el sábado estará en Pinamar. En el acto, Carrió presentó a su candidato a gobernador bonaerense, el diputado nacional Juan Carlos Moran, y el aspirante a la intendencia platense, Javier Mor Roig, presidente del bloque de senadores provinciales.

Enfrentada a un puñado de vecinos curiosos y una multitud de fotógrafos que retrataban su atuendo veraniego bajo un calor agobiante, la líder de la CC centralizó su discurso en el flagelo de la droga: "Hay que combatir el narcotráfico en serio, pero un narco no puede solucionar el problema", advirtió. Cuando se le preguntó a quién se refería, se limitó a decir: "A nadie".

Por su parte, Moran recordó que el actual gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, habló de tolerancia cero en la costa, pero no para "[Hugo] Moyano y los caudillos del conurbano que conviven con el delito". "Se ató las manos a sí mismo para no ir contra ellos porque si avanza quizás a los primeros que tenga que meter presos es a los que le juntaron los votos en el conurbano bonaerense", agregó.

La zaga de fuertes críticas al kirchnerismo que desplegó la candidata pareció agobiarla tanto como el calor. De a ratos se llevaba las manos al rostro y suspiraba fuerte. Tenía la cartera echada al hombro y un pie fuera del local cuando llegó una picada acompañada de unos refrigerios. "Gracias a Dios", exclamó aliviada, y se acomodó en una mesa.

Además, Carrió consideró que el Gobierno mantiene la pobreza en el país mediante subsidios y planes sociales que "traban el desarrollo de la Argentina". Hizo hincapié en la necesidad del Estado de fomentar el desarrollo social y seguir el modelo de Brasil, que logró sacar a 30 millones de personas de la pobreza, para "llevar a sus pobres a la clase media".
Opiniones (0)
17 de agosto de 2017 | 03:24
1
ERROR
17 de agosto de 2017 | 03:24
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial