Las claves para vacacionar en Brasil

Pocos destinos turísticos pueden ofrecer opciones tan variadas como este país tropical. Sus bellezas naturales, las maravillosas fiestas populares y las innumerables reservas protegidas son valiosos atractivos que llenan los ojos del turista extranjero a la hora de elegir un destino para sus vacaciones.

Encuestas recientes realizadas por Embratur (Instituto Brasileño de Turismo) muestran que el lugar brasileño más buscado por el visitante extranjero es Río de Janeiro. Conocida como la Ciudad Maravillosa, la capital carioca es dueña de bellos paisajes y es la sede de la mayor fiesta popular del mundo: el Carnaval. La grandiosa conmemoración - que reúne todos los años a miles de juerguistas para divertirse y asistir a los desfiles de las escolas de samba -, una significativa parte del público extranjero asiste desde las tribunas y camarotes de la Avenida Marquês de Sapucaí.


El Carnaval también está presente en la programación de varias otras ciudades brasileñas, atrayendo el interés de gran parte de los extranjeros que visitan Brasil. São Paulo sigue el ejemplo de Río, y también produce animados desfiles de escolas de samba; en Pernambuco, se destacan los juerguistas de Olinda y Recife, que salen disfrazados por las calles de la ciudad, siguiendo bloques y maracatus, y cargando los famosos muñecos gigantes de la región; en Salvador, capital de Bahia, la diversión toma cuenta de los tríos eléctricos (Grandes camiones preparados para emitir música), palcos móviles que arrastran a miles de personas al sonido del axé bahiano hasta el amanecer.

Las lindas playas y bellezas naturales del país también llaman la atención y seducen al 35% de los turistas, según encuestas realizadas por Embratur. Con un litoral que se extiende por más de siete mil kilómetros, Brasil tiene el privilegio de ofrecer diversas opciones de esparcimiento en este segmento. Entre las playas más visitadas del país, están las famosas playas de Ipanema y Copacabana, en el litoral carioca; Joaquina, en el Sur del País, famosa por abrigar campeonatos de surf nacionales e internacionales; Praia do Forte, en el litoral Norte de Bahia, sede del Proyecto Tamar, de preservación de las tortugas-marinas; y las maravillosas playas del archipiélago de Fernando de Noronha.


No se puede dejar de lado el Ecoturismo, segmento que más atrae adeptos en los últimos años. Según datos de la Sociedad de Ecoturismo, su crecimiento promedio anual varía hoy entre el 10% y el 15%. Las personas interesadas en este tipo de viaje equivalen al 5% de todo el flujo turístico mundial, o cerca de 35 millones de personas. Brasil es uno de los destinos con mayor potencial en ese ramo, ya que posee uno de los íconos mundiales de la ecología y de la biodiversidad: la Amazonía, localizada al norte del País, con cerca de 5,5 millones de kilómetros cuadrados. Se estima que solamente los bosques de la región amazónica concentren el 60% de todas las formas de vida del planeta –más de la mitad, desconocidas por la ciencia.

Brasil, un estilo de vida

Desde hace mucho tiempo, las bellezas naturales y el carnaval le otorgan a Brasil fama internacional, atrayendo a miles de turistas durante todo el año. La entrada de extranjeros al país pasó de un promedio de 1,5 millón de visitantes por año durante la década del 90 para más de 4 millones de visitantes del año 2000 en adelante, según el Anuario Estadístico de Embratur (Instituto Brasileño de Turismo) de 2003. Pero hay un atractivo especial que sólo se descubre al llegar aquí: el pueblo brasileño. Mucho más que los paisajes, la forma de ser y de llevar la vida de esta gente, sorprende por su simplicidad, disposición, esperanza, hospitalidad y alegría.


Estudios realizados por Embratur apuntan que el 75% de los turistas que buscan Brasil como destino de vacaciones, en primer lugar lo hacen por sus bellezas naturales; pero cuando llegan aquí, encuentran tanta hospitalidad que enseguida se encantan también con la mezcla de colores, razas y culturas de los “dueños de casa”.

Según las encuestas, cuando les preguntan sobre Brasil, los turistas extranjeros apuntan que una de las principales características de nuestro pueblo es la alegría. Alegría que se percibe en todos los momentos de la estadía en el país –sea ella en nuestra música, en el calor de las playas nordestinas, en la movida noche carioca o en la exuberante Amazonía.


De ese espíritu caluroso y festivo nacen manifestaciones populares como el Carnaval, el Fin de Año y las Fiestas Juninas, famosos por la animación y alegría. La voluntad de mostrar lo mejor de Brasil parece transformar este vigor en creatividad, maravilla de colores y sonidos que contagian a quien esté cerca.

Encuestas realizadas con turistas internacionales que tuvieron la oportunidad de conocer Brasil revelan que el visitante garantiza que el país es realmente lindo. Los resultados muestran, también, que el 52% de ese público vuelve a casa valorizando otro aspecto de esta tierra: su gente. Al final, además de apreciar algunos de los lugares más bellos del planeta – entre innumerables playas, paraísos ecológicos y ciudades históricas -, el visitante está siempre acompañado de personas listas para atenderlo bien, y dispuestas a mostrar lo mejor de cada paseo, convirtiendo el viaje en algo inolvidable.

Opiniones (0)
18 de diciembre de 2017 | 19:29
1
ERROR
18 de diciembre de 2017 | 19:29
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes