"Cantos del Viento", la Vendimia malargüina

El viento, en sus distintas vertientes, es la idea fuerza que ha sido diseñada en la Fiesta Departamental de la Vendimia de Malargüe, que se realizará este sábado, 8 de enero, en el Polideportivo Malal-hue, a partir de la hora 22

El viento es el personaje central que desarrollará la idea motora del libreto vendimial del vecino departamento de Malargüe. La tradicional fiesta, en un departamento que curiosamente, no tiene vides, tendrá lugar el sábado, en el amplio Polideportivo de la ciudad cabecera, a partir de la hora 22.

La Fiesta de la Vendimia está encuadrada en el marco de la Fiesta Nacional del Chivo, que inicia su 25º edición, precisamente, con la Vendimia "Cantos del Viento"

Demos un imaginario paseo sobre el escenario vendimial, donde será representado el lenguaje universal  del viento:


El viento sopla y participa de la creación del mundo. Es en Malargüe donde, a lo largo de miles de años de acción continua, modela una pieza única como los Castillos de Pincheira.

El viento es dueño y señor del paisaje y es allí adonde engendra a sus numerosos hijos.

 

Son ellos quienes irán y volverán por el continente, recogiendo y diseminando historias según su carácter y disposición, para cantarlas y así vencer al tiempo.


El viento de la Payunia trae con su canto la evocación de los pueblos originarios y su celebración al viento sagrado. Así la cultura mapuche se hace presente con un loncomeo en el que las plumas de diversas aves como el manque (cóndor) o el nuco (búho) confieren a sus poseedores sus atributos.

Tras este cuadro de la cultura indígena, toma la palabra el Viento del Mar, quien cuenta cómo ha empujado cándidamente a las playas de estas tierras americanas las velas de los navíos del conquistador, sin imaginar siquiera las inmensas y complejas consecuencias de su acto.

En los navíos, llegan la espada y la cruz, y también, la vid y el vino.  Son los tiempos de la colonización.

Entonces, irrumpen los vientos de libertad. En distintos parajes del continente comienzan a soplar, y llevan en sus alas los cantos de las revoluciones americanas, desde México, a Venezuela, de Colombia a Argentina, Chile y Perú. Las cadenas se han roto y nacen las naciones latinoamericanas.

Tras guerras y exilios, los hombres vuelven a sus quehaceres. Es entonces cuando el Viento del Valle cuenta la historia de los pastores, su trashumancia, sus penares y alegrías.  Y en todas esas vicisitudes de la vida, está presente el mágico elemento: el vino.


El Viento de las Hileras es quien toma la palabra, y cuenta cómo acompaña al crecimiento del racimo, a su cosecha y traslado a la bodega, y espera con ansias junto al labriego que llegue el vino nuevo y la Vendimia, para bailar, cantar y festejar. Es la celebración de la vida rural.
Pero a la vera del Payún van surgiendo otros aires: aires urbanos. La ciudad va creciendo y con ella su ritmo. La ciudad va creciendo y se proyecta en todos los sentidos, inclusive hacia el cielo.

Y es entonces cuando, inesperadamente, hace su arribo el Viento Solar quien cuenta a la par de ritmos tecno su experiencia espacial y de mundos lejanos.

Tras mirar el cielo, volvemos al terruño. A la Payunia, en donde los hijos del Viento están reunidos. Y es el Viento del Sur, el más joven, quien llama la atención a sus hermanos sobre su permanente intento de doblegar los árboles, y el secreto orgullo de no poder hacerlo.

Es quien nos dice que de esa lucha aprendió que ellos, los vientos, que todo lo mudan de lugar, gracias a quienes resisten, se han convertido en símbolo – a su vez – de la tenaz decisión del arraigo. Y surge, entonces, un canto común: el que expresa la identidad argentina.

El espectáculo está producido y dirigido por Armando escobar y Tato Moreno, en tanto que las diversas coreografias han sido diseñadas por Deborah Bernal, Angela Lineros, Ricardo Cabrera, Nilda Espinoza Baldiviezo, Pamela Ponce, Lorena Bustos y Facundo Lineros.


Las candidatas representan a Ciudad, Rio Barrancas, Rio Grande y La Escondida.

 

Gabriela Andrea Montaldo, de 24 años, ojos marrones y cabellos negros, representa al distrito La Escondida. Completó su secundario comercial y es cosmetóloga. Le gustan las reuniones con amigos y hacer deporte al aire libre

 

 

 

 

 

 

Río Barrancas está representado por Tatiana Dubrowsky, de 18 años, de claros ojos y cabello negro, que estudia escribanía y gusta de jugar al básquet

 

 

 

 

 

 

Por el distrito Ciudad, aspira al cetro departamental Yohana Romero, de 21 años, de bellos  ojos marrones y cabello castaño. Estudia licenciatura en sicopedagogía y le gustan las reuniones familiares y con amigos

 

 

Rio Grande estará representado en la Vendimia del viento por Ingrid Macarena Luzquez, de 18 años, ojos verdes y cabello rubio; está cursando estudios secundarios en agricultura y le gusta viajar

Opiniones (0)
24 de agosto de 2017 | 00:35
1
ERROR
24 de agosto de 2017 | 00:35
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Incidentes en la movilización de la CGT.
    23 de Agosto de 2017
    Incidentes en la movilización de la CGT.