Armar las valijas y no sucumbir en el intento

Bajamos la valija del estante más alto del placard e inmediatamente la asociamos con el placer de unas merecidas vacaciones, sin embargo, los preparativos inmediatamente reemplazan esa bocanada de aire veraniego por la estresante tarea de planificar al detalle cuánto y qué llevar, mucho o poco, justo o de sobra…

No es cuestión de llevar más o menos cosas, sino solamente lo necesario, y esto que es una obviedad, muchas veces se torna en lo más difícil de lograr. El problema se presenta a la hora de intentar meter el placard íntegro y no uno, sino tantos placares como integrantes tiene la familia dentro de una pobrecita valija. Es recomendable realizar con tiempo antes de la partida una lista con las cosas que se desea llevar e ir puliéndola con el correr de los días. También se recomienda no armar la valija junto a una persona obsesiva. Existe gran riesgo de perder la paciencia fácilmente!

A la hora de guardar los elementos en la valija

Al momento de meter la ropa y objetos dentro de la valija, hay que compatibilizar la colocación de ropa lisa (mantas, toallas o sábanas), ropa plegable (pantalones, camisas, sacos, ropa interior, medias), ropa arrugable (blusas, vestidos, polleras) y elementos rígidos (zapatos, carteras, artículos de uso personal, etc.).

Para lograr aprovechar el espacio será bueno seguir este orden. A saber, en el fondo de la valija deberán ir las prendas lisas, se puede ubicar entre ellas corbatas y cinturones. Encima, espacios divididos y de cierta profundidad pueden albergar zapatos y carteras debidamente embolsados. Sobre ellos se colocará el resto de la ropa lisa y finalmente la ropa plegable.

Cuente siempre con un pequeño espacio adicional en sus maletas, para posibles compras de pequeños regalos o nuevas prendas de vestir. Lo mismo para meter la ropa sucia, que ocupa un espacio algo superior al no estar doblada como la ropa limpia. Lo que no quiere decir una maleta poco llena, que hará que todos los artículos que transporta "bailen" y se conviertan en una madeja de zapato, corpiño, camisa, perfume, cinturón…

Lo que nunca debe faltar, en cualquier tipo de viaje es el neceser con todos los artículos básicos para la higiene: cepillo de dientes, pasta dentífrica, peine, máquina de afeitar y cosméticos diversos que utilice de forma habitual. No esta nada mal hacernos de formatos pequeños para viaje de gel, champú y otros productos favoritos, por si los del hotel no son de agrado.

La valija de los chicos. Misión casi imposible.

Con el alboroto y la alegría todos quieren participar. Canalice la energía y no se agote. Si los chicos quieren participar, no los prive de la experiencia. Realice una pequeña reunión y anímelos a seleccionar la ropa a llevar, delimitando el tipo y la cantidad de prendas y luego revíselas. Las listas son imprescindibles y seleccione un lugar de su casa donde poner las cosas de toda la familia. Examine el conjunto y verifique su lista. El descarte será terrible…

Escoja maletas prácticas. Prefiera los modelos con ruedas y manijas o mochilas para asegurarse de tener al menos una mano libre para atender al menor. No es recomendable que los más pequeños lleven ningún tipo de equipaje. Lleve lo esencial e intente acomodar su ropa y la del niño en una sola pieza de equipaje.

Deje espacio libre. Si lleva sólo una maleta, incorpore un bolso plegable en su interior. A la vuelta, la ropa sucia y las compras ocupan más espacio de lo imaginado.

Recuerde la farmacia. Si el niño toma alguna medicación, será importante tenerla a mano. Termómetro, gasitas, alcohol, analgésicos pediátricos, protector solar, repelente y curitas deben ser infaltables.

Diversión. Algunos niños poseen objetos o juguetes “predilectos”, cuya falta puede ocasionar situaciones incómodas. No los olvide.

Muda de emergencia. Siempre lleve consigo una muda para los más chicos; puede ser de ayuda en caso pérdida de equipaje o imprevistos y es imprescindible si hay cambio de clima. Recuerde que en los aviones suele haber aire acondicionado y la temperatura desciende a lo largo del viaje.

Si carga una valija de mano deberá contener medicamentos y elementos de tocador que decida llevar. Los bolsillos externos portarán la documentación de viaje, revistas, libros, lapicera y anotador.

Por último, lo que no nos podemos olvidar de ninguna manera es lo referido a la documentación, medios para pagar y documentos de salud si, pese a habernos tomado el tiempo y las precauciones, alguna otra cosa se nos quedó, a no hacerse malasangre y a disfrutar. ¡Feliz viaje!

Opiniones (0)
24 de agosto de 2017 | 06:07
1
ERROR
24 de agosto de 2017 | 06:07
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Incidentes en la movilización de la CGT.
    23 de Agosto de 2017
    Incidentes en la movilización de la CGT.