Retro hits y mucho reggaetón, la propuesta para la noche reñaquense

Algunos eligen la vida tranqui, pero los más noctámbulos aman la movida del boliche. MDZ Sociales estuvo en Living, el sitio elegido por la mayoría de los mendocinos en las costas del Pacífico. ¡No te pierdas la galería de fotos!

Ambientado en una gran casona antigua, con una reminiscencia a los castillos de antaño o a las fortalezas de mar “anti-piratas” se erige, en uno de los acantilados ubicado en el camino entre Viña del Mar y Reñaca “Living”, el boliche elegido por la mayoría de los mendocinos para salir de dancing en las noches veraniegas trasandinas.

La idea que se ha impuesto en la costa del Pacífico es que el carrete no comience demasiado tarde, por lo tanto, las promociones indican que los pases VIP y los descuentos que se reparten día a día en la playa tienen un momento de expiración: la una de la mañana.

Las más sensuales de la noche. Un grupo de amigas llegadas desde La Plata -Buenos Aires-, a puro reggaetón y quiebre de cadera.

Una llegada súper organizada. Los locales bailables están estratégicamente ubicados en espacios en los que no se encuentran rodeados de edificios o casas, por lo que la música no molesta y permite el descanso nocturno a quien desee disfrutarlo.

A la entrada del lugar hay que destacar la cordialidad de los guardias y otra norma que se cumple a rajatabla: la solicitud de RUT-documento chileno-, DNI o cédula de identidad. No hay apariencia de edad que valga: todos deben mostrar el documento.

Otro de los puntos a reconocer es el orden en cuanto a los espacios de estacionamiento: fueron pensados teniendo en cuenta el flujo de gente que puede llegar a concurrir, y hay cuidadores para los vehículos –que no cobran a los que asisten al local, sino que son contratados por el espacio-.

Emi Iztueta y su grupo de amigos, los más
bailarines de la night.
 

Retro hits. Apenas comienza la fiesta el DJ sorprende con temas “hitos” para los de “veintilargos” y los de “treinta y pico”: “Ahora te puedes marchar” y “Cuando calienta el sol”, de Luis Miguel; “No podrás” y “Azul”, de Cristian Castro; “Provócame” y “Fiesta en América”, de Chayanne o “Traición a la mexicana” y “Verano del 57”, de la Zimbawe. No hace falta decir que los teens se quedan parados, mirando y esperando el reggaetón y la electrónica.

La hora de la fiesta. Pero los más “péndex” no son defraudados: al momento comienza a sonar Daddy Yankee, Calle 13, Don Omar y Wisin y Yandel con los temas que hacen bailar a todos –no sin antes un paseo por la cumbia y el cuarteto de la mano de Rodrigo, la Mona Jiménez, la Barra, Tru la la, Banda XXI y hasta Walter Olmos-.

También están los mega hits de Lady Gaga, Justin Bieber, David Guetta y varios punchi punchi que invitan al salto desenfrenado. 

¿Los más coreados y bailados a rabiar? “La bomba loca”, de Gustavo Cordera; “Tengo todo de tí”, de Rakim y Ken; “Danza Kuduro”, de Don Omar; “Yo no sé mañana”, de Luis Enrique y “The time”, la remake del tema de la película Dirty Dancing a cargo de los Black Eyed Peas.

En Imágenes