Cambió el gasto de las familias en Mendoza durante el 2010

Aumentos del 72,5% en carnes y del 37,9% en lácteos sólo durante el año que se fue han hecho que la Canasta Alimentaria acumule una suba del 38,1% frente al 28,2% de la Canasta Básica, en igual período. Que haya que gastar más para alimentarse en la provincia perjudica a los sectores de menores ingresos y eleva la pobreza real

La fuerte escalada de precios de los alimentos a lo largo del 2010, además de presionar sobre el nivel general de precios, ha cambiado la composición del gasto de las familias en Mendoza.

Ahora se gasta mucho más del ingreso promedio de las familias en alimentos, que son los productos de extrema necesidad, mientras pierden terreno los servicios, como esparcimiento y transporte, y otros bienes, como los productos de limpieza.

Que esto ocurra trae dos consecuencias directas:
- El índice general es cada vez más sensible a los aumentos de productos como carnes y lácteos, que aumentan su participación sobre el gasto general.
- Y que haya que gastar cada vez más dinero en el rubro alimentos (porque registran una mayor inflación) perjudica a quienes menos ingresos reciben, lo que termina provocando que la pobreza aumente.

Cambios en la canasta
Tomando como base los datos de inflación de todo el 2010, que mide el Centro de Investigaciones Económicas de la Facultad de Ciencias Económicas (UNCuyo), el año cerró con una Canasta Alimentaria (CA) en Mendoza para una familia tipo de cuatro integrantes en $1.550; mientras que la Canasta Básica Parcial (CBP) alcanzó los $3.110.

Tomando en cuenta estos valores, la CA acumula un aumento del 38,1% sólo en los últimos 12 meses ($428 más que al 31 de diciembre de 2009); mientras que la CBP subió 28,2% en igual período ($684 más que hace un año).

Hace sólo un año, en diciembre de 2009, la CA había subido 13% y la CBP 13,6% en relación a igual mes de 2008.

Que ahora la diferencia entre la CA y la CBP sea de casi 10 puntos porcentuales cuando hace sólo un año era de 0,6 puntos tiene un impacto sobre la composición del gasto en las familias de Mendoza, señala el informe de la UNCuyo.



Esta cambio se debe a que hay rubros que crecieron muy por encima del resto. Si se tiene en cuenta que la carne (en todas sus variantes y tipos) subió en el último año un 72,5% y los lácteos un 37,9%, sólo estos dos rubros explican el 50% de todo lo que subió ($684) la Canasta Básica Parcial durante el 2010. Muy atrás quedaron las subas registradas en rubros como Servicios (13%), Esparcimiento (10%) y Transporte (8%).

“Esta evolución dispar entre rubros, que típicamente ocurre cuando la inflación se acelera, ha llevado a que la composición del gasto familiar cambie en el último año y rubros como Lácteos y Carnes ganen participación relativa, mientras que otros como Verduras y Frutas, Transporte y Esparcimiento pierdan terreno”, advierte el informe coordinado por Alejandro Trapé, profesor titular de Política Económica Argentina de la Facultad de Ciencias Económicas de la UNCuyo, y elaborado por Diego Ledda, Mariel Sánchez, Mariano Pérez Bernal, Marcelo Zangheri, Erika Mastronardi y Agustina Berti. A lo largo del año 2010 han participado también Laura pastor, Damián Marini y Carolina Cantos Cornejo.

Es así que, dentro de la composición general del gasto familiar, el rubro Alimentos pasó de representar el 28,4% al 31% sólo en el último año; mientras que los rubros no alimentarios bajaron del 48,6% al 46%, dejando en el 23% los rubros no relevados por la UNCuyo en su informe.



Este cambio en la composición del “gasto familiar” en Mendoza se debe a variaciones de ciertos  rubros por sobre otros. Sólo la carne pasó de representar el 8,7% al 11,7% en el último año, mientras que los lácteos pasaron del 11,8% al 12,7%. En igual período, Verduras y Frutas pasaron del 3,9% al 3%, Panadería del 4% al 3,6%, los productos de Limpieza del 10,1% al 9%, Transporte del 13% al 11,5% y Esparcimiento del 11,2% al 10,5%.

Que se registre más inflación en la Canasta Alimentaria que en la Canasta Básica impacta mucho más sobre los sectores de menores ingresos, que destinan una proporción mucho mayor de lo que ganan a comer, y genera más pobreza porque cada vez es más caro alimentarse.
Opiniones (0)
20 de agosto de 2017 | 13:23
1
ERROR
20 de agosto de 2017 | 13:23
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial