Hogar Villa Angélica: una Misión plena de amor y servicio en Punta del Agua

El Centro Misional Villa Angélica ubicado en Punta del Agua es un hogar donde viven los hijos de los puesteros para poder estudiar. Te invitamos a conocer la obra que contiene a 56 niños menores de edad

El Hogar Villa Angélica es uno de los orgullos que puede mostrar el Distrito de Punta del Agua. Enclavado en el pueblo sirve de hogar a los hijos de los puesteros que concurren a tomar clases y no tienen posibilidades de regresar a sus casas.

Cincuenta y seis niños duermen, comen, se divierten, toman clases y viven en el Hogar al cuidado de las Hermanas de la Caridad de la Inmaculada Concepción de Ivrea. Esta congregación fue fundada en Italia por la por Madre Antonia María Verna que sería "beatificada el año próximo por el Papa Benedicto XVI".

Sector Deportivo


A partir de los 5 años hasta los 15 los niños, hijos de puesteros de la zona, pueden disfrutar del hogar mientras realizan sus estudios. En las aulas instaladas en este centro cursan estudios hasta tercer grado, el resto, hasta noveno, concurren a la escuela del pueblo. Uno de los grandes problemas existentes es cuando el niño debe abandonar el hogar a los 16 años porque la mayoría termina desertando de la escuela secundaria por no tener los medios necesarios para llegar desde su casa hasta el colegio.

La iniciativa se sustenta con aportes privados y según la hermana María Inés, responsable del Hogar, "con la providencia de Dios". Esos aportes provienen de Buenos Aires o de Italia " de manos generosas" comprometidas con la obra de la Congregación. El Municipio colabora con el pago de sueldos para los celadores y un profesor de Educación Física que realiza allí su tarea.

En el mes de mayo del año 2010 durante la entrega de una ambulancia para el Distrito de Punta del Agua, el Gobernador Jaque, prometió un subsidio para colaborar con la Institución pero a la fecha el mismo no se ha hecho efectivo por eso. En definitiva el sustento del Hogar corre por cuenta de los aportes privados y del trabajo que se realiza en el propio establecimiento.

Allí sólo los grandes trabajan elaborando el pan, cultivan una huerta, mantienen el edificio y lo asean para que los chicos se sientan como en su propia casa. Según María Inés " los niños vienen a estudiar y a divertirse porque la realidad de ellos es muy difícil, muchos de ellos viven en casas muy precarias y ni siquiera sabían como bañarse".

Horno para el pan


Estos comentarios vertidos por la Hermana dejan en claro la obra de amor que se realiza en este establecimiento donde chicos muy carenciados encuentran contención en un lugar de excelente calidad constructiva que cuenta incluso con salas de computación, una biblioteca muy completa, aulas pedagógicas, una sala de jardín de infantes a la altura de un colegio privado, dormitorios muy prolijos y cómodos, cancha de básquet y de fútbol, una pileta y un paisaje digno de destacar donde todo reluce y hasta donde se cuida el más mínimo detalle.

Durante nuestra visita al hogar, se le entregaron al hogar unos regalos y una caja llena de platos y utensillos para comer. Estos elementos son parte de las necesidades del establecimiento como así también hay muchas más. Entre ellas se destaca la necesidad permanente de harina para elaborar el pan, calzado para los chicos porque el mismo se rompe con facilidad debido al tipo de terreno que hay en Punta del Alta, leche en polvo, ropa y útiles.

 

Sala de jardín de infantes


"Necesitamos la colaboración de la comunidad para seguir sosteniendo el sueño de estos chicos" sostiene la Hermana y agrega que " los niños permanecen aquí 10 días, vuelven a sus casas un jueves y luego retornan al establecimiento". Para muchos de ellos el viaje equivale a varias horas porque las traffics que los llevan los dejan a algunos kilómetros de sus hogares porque el acceso se torna imposible, a otros los vienen a buscar sus padres a caballo porque no existen rutas adecuadas para el traslado.

"El tema de los accesos y las rutas es muy serio" nos dice María Inés y comenta "en caso de tener que trasladar a un niño al hospital, cuando llueve, puede llevar horas por el mal estado de los caminos".

Sector de la sala de computación, hay cuatro máquinas más


Estas complicaciones son mínimas a la hora de evaluar la obra que aquí se desarrolla porque de no existir un Hogar semejante estos chicos no podrían estudiar y progresar. "Ellos no solo estudian, aprenden muchísimas cosas más como interralacionarse en la comunidad, no debemos olvidar que muchos de ellos viven en el medio del campo sin contacto alguno con el resto de la sociedad" expresa María Inés.

En los comedores del Hogar no solo se alimentan los chicos que viven alli también y solo al mediodía concurren alumnos de la escuela de Punta del Agua. Esto también es parte de la función social que el establecimiento desarrolla en favor de la comunidad.

 

Comedor del hogar


Respecto a las donaciones que la comunidad quiera acercar las mismas pueden hacerse efectivas en el Municipio o bien en el establecimiento. Esta última es una muy buena opción para aquellos que se van a sorprender cuando con sus propios ojos observen la obra que aquí se ejecuta.




 

Opiniones (1)
18 de octubre de 2017 | 15:38
2
ERROR
18 de octubre de 2017 | 15:38
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Qué raro... él tan cumplidor con sus promesas no??
    1
En Imágenes
Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
17 de Octubre de 2017
"Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México
La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes
11 de Octubre de 2017
La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes