Cuencos esmaltados que decoran y contienen

En busca de objetos que impregnen nuestros ambientes con el vital colorido del verano, encontramos los cuencos de cerámica de Claudia Peretti nacidos como una necesidad espiritual de la arquitecta que los modela con su personal sensibilidad.

“Los cuencos fueron naciendo casi sin querer, las manos les dieron forma y los colores brotaron a borbotones…". Su hacedora, Claudia Peretti, encuentra en la arquitectura y los cuencos una conexión, ambos “son capaces de contener”. La arquitectura es una gran contenedora mientras que los cuencos pueden alojar tantos usos como ideas surjan en la mente. Según su parecer, “trabajar con arcilla es sentir una iluminación interior, es descubrir un tesoro en el que he puesto mi alma en estado de total pureza.


Todo entra por los ojos, los cuencos fueron creados para servir, agasajar, compartir, componer… Para el fin que quiera dárseles.


Nuestro sol interior se irradia a los demás a través de gestos, de obras, de la arcilla esculpida que toma forma de cuencos.


Cada cuenco es una pieza única, su producción es absolutamente manual. Los colores, las combinaciones de los esmaltes permiten múltiples opciones de uso, además de ser objetos de decoración que acompañan perfectamente a la arquitectura moderna.


Agradecimientos: Productos De Mi Campo
Telas y géneros de Carola Cuervo
Opiniones (0)
23 de agosto de 2017 | 01:37
1
ERROR
23 de agosto de 2017 | 01:37
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes