Deportes

Los clubes del fútbol argentinos deben más de $1.000 millones

Con respecto a 2009, la suma creció $144.000.000. La deuda es tal que River es el club más crítico: debe 216 millones. Lo sigue Independiente. Lanús y Godoy Cruz, Estudiantes y Vélez, la excepción del descontrol económico.

Los clubes deben 1.121 millones de pesos, un número que deja a las claras el desconcierto institucional por el que atraviesan la gran mayoría de las instituciones, que no pueden acomodarse ni en lo institucional ni en lo deportivo, salvo algunas –muy pocas– excepciones.

El mayor dolor de cabeza lo tiene Daniel Passarella, que cuenta con el legado de José María Aguilar y un pasivo que hoy ascendió a los 216 millones de pesos. Una cifra monstruosa teniendo en cuenta el significado de River dentro del fútbol argentino. Un club donde los malos manejos dirigenciales lo llevaron a la sequía de títulos y billetes.

Según un informe del diario La Nación, River deberá pagar 125 millones en el corto plazo para no tener serios problemas. Eso deja a las claras que deberá desprenderse de sus mejores joyas o buscar un plan de salvataje económico. El próximo Fideicomiso que ya está en marcha, le aportará al club entre 10 y 20 millones de pesos que servirán como un bálsamo ante tantas pálidas.

Independiente es quien le sigue. Mientras los números deficitarios crecen, los dirigentes “le echan la culpa al estadio”. La construcción del Libertadores de América, aún sin terminar, se convirtió en un verdadero dolor de cabeza para Julio Comparada y compaña. El pasivo rojo llega a los 144,4 millones de pesos. La obtención de la Copa Sudamericana sirvió para apagar un poco el incendio, aunque sólo a corto plazo.

“Ya se pagaron $10 millones del pasivo corriente y se está refinanciando otra parte”, afirmó el secretario del club, Cristian Mattera. El campeonato económico que prometió la dirigencia aún está en deuda, casi tan grande como la que aqueja las arcas del club.

El pasivo total de Racing llega a los 105 millones. La compra de varios jugadores de elite son la respuesta a este mal. Giovanni Moreno, Patricio Toranzo, Gabriel Hauche y Claudio Bieler fueron apuestas arriesgadas por parte de los directivos. Boca, en tanto, debe 97,5 millones, aunque sus ventas millonarias traen un poco de tranquilidad.

El último ejercicio arrojó un superávit de 3,96 millones, aunque todavía restan sumar las ventas de Nicolás Gaitán y Mauro Boselli, dos números que comenzarán a equilibrar un poco las cuentas del club, en medio de un ahogamiento futbolístico en el que Boca no encuentra respuestas ni siquiera con los refuerzos.

Más atrás aparece San Lorenzo. La dirigencia de Carlos Abdo se encontró con un número impensado, producto de la última gestión de Rafael Savino. El último ejercicio dejó un pasivo de poco más de $10 millones. Así, se proyecta crear un Fideicomiso para sumar plata fresca.

Pero también está la otra cara de la moneda y los ejemplos más gratos son Lanús, Godoy Cruz y Colón. En esos clubes sólo existe el superávit para explicar los últimos ejercicios. “El Granate” recaudó 16,4 millones de pesos, mientras los santafesinos tuvieron una ganancia de $8,45 millones. Más atrás aparecen dos ejemplos, tanto futbolísticos como económicos. Estudiantes y Vélez, quienes recaudaron seis y cinco millones de pesos, respectivamente, para tener un balance perfecto entre lo deportivo e institucional.
Opiniones (0)
8 de Diciembre de 2016|22:28
1
ERROR
8 de Diciembre de 2016|22:28
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic