Gobierno: Analiza nuevos cambios de gabinete

Desde que murió el ex presidente Néstor Kirchner, la Presidenta procura reordenar el esquema de conducción política de su gobierno."Hay un clima de recambio general, que incluye el estilo, la figura de Aníbal Fernandez quedó demasiado desgastada ", dijo un allegado a la Presidenta. En Balcarce 50, imaginaban hace unos días posibles anuncios para febrero o marzo próximo. Pero en las últimas horas, comenzó a analizarse la idea de adelantar este anuncio y hacerlo este mismo mes.

En el gobierno de Cristina Kirchner crecieron en los últimos días los comentarios sobre un inminente cambio de ministros. El embajador en España, Carlos Bettini, pasó a ser un eje central de una posible "oxigenación" del gabinete, que buscaría afrontar la campaña de 2011 con posibilidades de ganar las elecciones, si es que la Presidenta decide competir por su reelección.

Desde que murió el ex presidente Néstor Kirchner, la Presidenta procura reordenar el esquema de conducción política de su gobierno.

"Hay un clima de recambio general, que incluye el estilo", dijo a La Nacion un allegado a la Presidenta. En Balcarce 50, imaginaban hace unos días posibles anuncios para febrero o marzo próximo. Pero en las últimas horas, comenzó a analizarse la idea de adelantar este anuncio y hacerlo este mismo mes.

En el caso de que Cristina Kirchner finalmente se defina por incorporar a Bettini a su gabinete estaría eligiendo a una figura de extrema confianza: supondría un repliegue sobre su círculo íntimo. El actual embajador podría complementar, en el manejo político, el fuerte peso que adquirió el ministro de Planificación, Julio De Vido, en la conducción económica y el manejo de recursos.

Si Bettini se incorpora, podría reemplazar a Aníbal Fernández en la Jefatura de Gabinete. Pero ello tampoco está definido. "Lo decidirá la Presidenta, pero es un escenario posible", señaló otro allegado a Cristina Kirchner.

Según pudo saber La Nacion, la Presidenta conversa con Bettini por lo menos una vez por semana, e intercambia correos electrónicos en los que discuten de política. El embajador le da su panorama del mundo y le hace llegar mensajes de líderes extranjeros.

Bettini también la visitó hace pocas semanas en Buenos Aires. En una reciente conversación telefónica, la Presidenta le advirtió: "Ya te lo dije: me tenés que venir a ayudar". Pero no hubo ofertas concretas.

El embajador suele decir que preferiría terminar su mandato en Madrid en 2012, cuando expire el gobierno español de José Luis Rodríguez Zapatero. Pero, a la vez, siempre aclara que ante una "urgencia" aceptaría gustoso colaborar con ella, en honor a la confianza mutua de años.

Bettini es amigo de la Presidenta desde que ella tenía sólo 14 años y él jugaba al rugby en el club San Luis, de La Plata, donde ambos residían. Sólo cinco años después, la joven Cristina Fernández conoció a Néstor Kirchner.

El consejo reciente de Bettini a la Presidenta habría sido tajante: la campaña no dará respiro; serán 8 meses muy duros y habrá que afrontarlos con un equipo oxigenado que asegure la gobernabilidad.

La figura de Aníbal Fernandez quedó demasiado desgastada. Desde la crisis del parque Indoamericano, con tres muertos por las ocupaciones ilegales, Fernández perdió el manejo político de la policía, la seguridad y muchos espacios de poder. La Presidenta se ocupó de cercenar su influencia. Pero el jefe de gabinete resistirá el embate. De hecho, ayer comentó públicamente: "La Presidenta no está enojada conmigo" (ver aparte). "Es un resistente", confiaron muy cerca de Cristina Kirchner. Fernández suele comentar que en el peronismo gana el que sabe tragarse más sapos.

Otras jugadas
Pero hay otras jugadas para reemplazar a Aníbal Fernández y para seguir "oxigenando" el gabinete en otras áreas. La denominada "pingüinera", el entorno de la Presidenta, impulsan a De Vido como jefe de ministros y el secretario de Obras Públicas, José López, tomaría la posta en el Ministerio de Planificación.

Pero el mismo De Vido pone reparos: su vida personal y su salud le aconsejan no sumar funciones a las que ya tiene.

Los cambios de la Presidenta comenzaron cuando designó a Nilda Garré en el Ministerio de Seguridad, lo que significó el comienzo del declive de Fernández. Y siguieron con retoques en las segundas líneas. Pero ahora se comentan más cambios de ministros. Podría dejar el gabinete el titular de Justicia, Julio Alak. Se rumorea la llegada a ese cargo de Esteban Righi, actual procurador general de la Nación y ex ministro del Interior de Héctor Cámpora.

También Amado Boudou podría dejar el Ministerio de Economía si se instala definitivamente como candidato a jefe de gobierno porteño. Un nombre para reemplazarlo es Roberto Feletti, su viceministro. Pero falta para saber si Boudou podrá competir con éxito: pese a que tiene apoyo de De Vido, debe superar a Daniel Filmus y Carlos Tomada, otros rivales kirchneristas para el cargo.

DANZA DE NOMBRES


Cambios por seguridad. Los conflictos por la toma de espacios públicos y privados, como el parque Indoamericano, dispararon el último cambio de gabinete. Nilda Garré pasó a ocupar el flamante Ministerio de Seguridad, mientras Arturo Puricelli ocupó la cartera de Defensa.

Más modificaciones . También hubo cambios en las secretarías de Medio Ambiente, en la que asumió Juan José Mussi, y de Seguridad, donde Héctor Masquelet fue reemplazado por Julián Alvarez.

Lo que viene . Suena fuerte el nombre de Carlos Bettini, embajador en España, para integrarse al gabinete. También se habla de la salida de Aníbal Fernández, Julio Alak (Justicia) y Amado Boudou (Economía).
Opiniones (0)
20 de agosto de 2017 | 16:53
1
ERROR
20 de agosto de 2017 | 16:53
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial