El gasto social y la buena administracíón van de la mano

Si un gobierno quiere mejorar las condiciones de vida de los más humildes lo primero que debe hacer es administrar el gasto público no sólo con honestidad y sin corrupción, sino también actuar sensatamente al decidir en qué gastar los recursos tributarios que aportan los contribuyentes.

Si un gobierno quiere mejorar las condiciones de vida de los más humildes lo primero es la honestidad, la sensatez y corrupción cero. Esta es una exigencia lógica para un gobierno que pretenda utilizar una fracción creciente del gasto público en reducir la pobreza.

La opinión de Alieto Guadagni para Ambito Financiaro aquí
Opiniones (0)
20 de agosto de 2017 | 16:53
1
ERROR
20 de agosto de 2017 | 16:53
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial