Mendocinos en Reñaca: ¿Cómo preparar la cena de año nuevo?

La tarde del 31 de diciembre no fue de distensión playera ni caminatas deportivas. La mayoría volvió rápido de la playa y se volcó masivamente al supermercado. MDZ Sociales ya llegó a la playa menduca por excelencia y te cuenta qué decidieron cenar. ¡Mirá la divertida galería de fotos!

Pasar el 31 de diciembre en las playas de la V Región de Chile ya es un rito para miles de mendocinos y, sobre todo, Reñaca se convierte en un clásico sin discusión.

Muchos que en Mendoza se encontraban en bares, salones de fiestas o restaurantes ahora lo hacen en la playa, con el imponente marco de los fuegos artificiales y las partys junto al mar.

Es por eso que la jornada del 31 no es de las más playeras. A las 5 de la tarde, a más tardar, los que ya se encuentran disfrutando las playas en esta zona chilena emprenden el regreso para comenzar los preparativos o partir raudamente al supermercado y decidir a toda prisa la última cena del año.

Andrea Galisteo y Jorgelina Fernández
priorizan la party: "de comer, algo tranqui
y después a festejar!!!"
 

Un clásico. Es así que el Santa Isabel, el ya mítico supermercado de Reñaca -a pesar de que otras cadenas han abierto sus puertas en el lugar, es el más concurrido- se muestra más a full que nunca. ¿La consigna? Comprar los ingredientes que no fueron traídos desde Mendoza para terminar de concretar la cena.

Dos opciones diferentes. Los coterráneos consultados por MDZ Sociales se dividieron en dos grupos bastante contrapuestos a la hora de decidir qué cenar. Mientras en unos primó la simpleza y la rapidez, eligiendo sandwichs para llevar a la playa y recibir el año junto al mar o pizzas pre-elaboradas para sólo "dedicarse a disfrutar", otros se decidieron por deliciosas cenas elaboradas -con las archiconocidas machas a la parmesana o diferentes cocciones de pescado como platos más mencionados-.

"Te voy a ser tremendamente sincera: ¡Nosotras lo que queremos es dormir! Tuvimos un viaje de casi 14 horas, cuando debería haber sido de 6 o 7 como máximo... gracias a la bendita aduana. Encima tenemos bebés, así que no damos más. Cenamos algo tranqui, y a la cama! A disfrutar a pleno... pero recién el 1 de enero", comentaron Marilina y Noelia, dos jóvenes mamás.

Andrea Richardi, topísima, eligiendo un postre. "Voy a preparar machas a la parmesana... ¡y de bebida champagne, por supuesto!".

"Vinimos con la idea de recibir el año junto al mar. Nos vamos a vestir de blanco y hasta investigamos sobre rituales y ceremonias para conectarnos con las buenas ondas, la paz y la armonía y así pedir por un excelente 2011. Es por eso que la comida pasa a segundo plano... lo que consigamos estará bien", comentó un grupo de amigos.

"Yo quiero homenajear este año que se va y el año que comienza con una cena maravillosa. Nosotros nos vestiremos de gala y comeremos platos elegantes y elaborados, por supuesto muy bien regados con un delicioso espumante para llamar la felicidad y el buen vivir", expresó Andrea Richardi.

Cada cual, pues, comerá diferentes platos y se vestirá de distintas maneras, pero todos los comentarios se aunaron en un solo deseo: recibir el 2011 en paz, con seres queridos y brindando por la prosperidad amorosa, económica y familiar.

¡Felicidades para todos!

En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial