Niño murió tras caer a piscina de agua hirviendo en Nueva Zelanda

La policía busca testigos para esclarecer las causas del fatal suceso. Los hechos ocurrieron el domingo en Rotorua, una localidad de la Isla Norte famosa por sus géiseres y piscinas de agua y barro a temperaturas de hasta 100 grados centígrados. Después de ser rescatado, el niño mantuvo durante un tiempo el conocimiento hasta que se desmayó cuando era trasladado al hospital.

Un niño de ocho años murió en la noche del jueves, debido a las graves quemaduras que sufrió tras caer dentro de una piscina con agua hirviendo en Nueva Zelanda.

Los hechos ocurrieron el domingo en Rotorua, una localidad de la Isla Norte famosa por sus géiseres y piscinas de agua y barro a temperaturas de hasta 100 grados centígrados.

Después de ser rescatado, el niño mantuvo durante un tiempo el conocimiento hasta que se desmayó cuando era trasladado en helicóptero al hospital Middlemore de Auckland.

Fue en la Unidad de Cuidados Intensivos de ese establecimiento donde el menor finalmente falleció.

La policía ahora busca testigos para esclarecer las causas por las que el niño se precipitó a la piscina, que está rodeada por una valla y que dispone de señales de alerta.
Opiniones (0)
18 de diciembre de 2017 | 08:49
1
ERROR
18 de diciembre de 2017 | 08:49
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho