Deportes

"Aunque me elijan All Star o MVP, en 2011 juego con la selección"

Ginóbili sabe que su descanso por no disputar el Mundial es uno de los motivos de su gran momento en la NBA, pero asegura que no recibirá presiones e irá al Preolímpico de Mar del Plata

Todo pasa rápido en la NBA. Una buena actuación enseguida queda empañada por otra floja. Las sensaciones sobre un mismo jugador pueden ser las más variadas en un puñado de días. Algunos pocos consiguen ir más allá de las circunstancias. Esos que por liderazgo y regularidad, aún en las noches no tan brillantes, son decisivos. Ese lugar distingue hoy a Emanuel Ginóbili.

Los medios ya lo pusieron en la lista de candidatos a ser elegido el mejor de la temporada. "Me empezaron a cantar por el tema del MVP en San Antonio. Lo primero que siento es una gran vergüenza. Está totalmente relacionado con que juego en el mejor equipo del momento. Si esto siguiera así hasta el final de la temporada, podría llegar a tener alguna chance, pero... es utópico. Con jugadores como Nowitzki, LeBron, Kobe, Wade, que son superdotados en todo aspecto? No, no me veo."

La última semana del año está bastante ocupada: tres partidos, la atención de los mellizos, llevar a los suegros al aeropuerto que se vuelven a pasar fin de año en Buenos Aires, un viaje a Dallas, una hora de twitcam para charlar con sus seguidores. Y, de paso, seguir manteniendo una carrera de excelencia. Cuando parece que su genio deportivo colmó todas las expectativas, sorprende con algo nuevo. A los 33 años, vuelve a ser el centro de la atención en la NBA. Y los especialistas coinciden en un tema: "El descanso y la buena pretemporada por no ir al Mundial de Turquía fue fundamental para semejante rendimiento" . Algo similar se dice de Tony Parker.

Lo que preocupa es la lectura inmediatamente posterior, y es que los equipos tomen nota de lo importante que es para los jugadores tener buenas vacaciones; suman pruebas que demuestran que los seleccionados son una piedra en el camino de las franquicias.

-¿Es para preocuparse? 

-No. No te pueden decir que no vayas a la selección. Por más que intenten, hay momentos y momentos. A veces los jugadores privilegian otra situación física, de entrenamiento. Pero los equipos no lo pueden hacer, no está permitido. Podés estar dos meses de vacaciones y después entrenar a full en vez de estar de gira con la selección, te permite descansar. Depende del jugador y no de la NBA. Aunque me elijan All Star o MVP porque descansé en 2010, el año que viene voy a jugar con la selección.

-En Mar del Plata habrá nuevo DT, ¿qué recuerdos tenés de Lamas? 

-Muy positivos. Fueron tres años que me marcaron. El 97 por mi primer Mundial y se estaba dando mi progreso más brusco en cuanto al juego. En el 98 me llevó al Mundial de mayores cuando no muchos creían que podía llegar. Me acuerdo de esos 10 días en los que éramos 13. ¡Sufrí como un perro! Cuando me enteré que quedaba, te juro que volaba.

-¿Cómo te dijo Lamas que quedabas en el equipo y se iba Jorge Racca? 

-Me lo dijo el mismo Racca. Estaba en el lobby del hotel, subiendo a mi habitación, y justo me lo encuentro a Jorge en el ascensor y me felicitó. Me enteré por él, me dijo que había hecho un buen trabajo. Pasó hace 12 años y no recuerdo bien... creo que fue así la historia.

-¿Qué balance hacés del año de la selección? 

-Es bárbaro. Mi ausencia era más fácil de digerir porque se supo con cinco meses de anticipación, pero lo del Chapu Nocioni fue un balazo en la nuca. Con todo el esfuerzo que hizo por volver, fue un golpe anímico duro. Y la selección jugó bien. Perdió un partido que podía perder, con Serbia, y falló gravemente en el partido más importante. Lituania nos pasó por arriba. Tuvimos muy mal timming para tener el peor partido del Mundial. Así y todo, el equipo se levantó, le ganó a Rusia y España, que no eran fáciles y terminó en un 5° puesto que es bueno. Después de ganarle a Brasil teníamos grandes ilusiones. Duele no estar arriba, pero el balance no puede ser malo.

-¿El cambio de DT modifica algo o la estructura es tan fuerte que sólo se verán detalles de Lamas? 

-Si el grupo base, con Carlitos, Luifa, Chapu y Pablo, está sano, no va a cambiar. Somos pocos y nos conocemos mucho. Jugamos juntos mil años. Con los más jóvenes, los que se incorporen, Julio puede tener incidencia, pero no cambiará el andamiaje.

-En Turquía se lesionó Cantero y Hernández eligió un jugador "hecho" (Cequeira) y no a un juvenil (Juan Fernández). ¿Te sorprendió? 

-No lo había visto a Cequeira, pero no me sorprendió. Es imposible decir que le salió mal, porque dio una mano enorme. A Juan Fernández tampoco lo conozco tanto. Es difícil tener a un chico de 19 años de base suplente. Como 3er base es otra cosa.

-En el 98 Lamas apostó por jugadores jóvenes: vos y Pepe Sánchez. 

-Pero acordate que yo fui como jugador N° 12. Después terminé jugando un poco más. Pepe era el tercer base después de Milanesio y Montecchia. Es otra cosa, otra responsabilidad.

-Entonces Julio no será más abierto al recambio que Sergio. 

-Es cuestión de hablar con Julio y ver qué hubiese hecho él en la situación de Sergio. Es más fácil llevar un joven como cuarto alero que como base suplente. Carlitos podía llevar la base, pero no tenías un "2" que pudiera jugar de "1", porque Paolo (Quinteros) no es base. Además, dio resultados. Estuvo bien. El recambio, planteado idealmente, es bárbaro. Pero tampoco podés poner en riesgo al equipo pensando en el futuro. La gente se acuerda de este Mundial, no piensa en lo que va a pasar en dos o cuatro años. Hay que llevar al equipo que creés que te puede hacer ganar.

-Sin Oberto ni Román González, ¿la falta de pivotes es un problema? 

-En el nivel americano, no. En un Juego Olímpico, es otra cosa, porque ante determinados rivales necesitás un "5" más áspero. No podés desgastarlo a Scola a los golpes todo el partido. Se va a notar más a nivel mundial.

-Entre el final de la última temporada y el arranque de esta, ¿2010 es tu mejor año en la NBA? 

-No me acuerdo cómo fue el inicio de la temporada 2005/06, pero la anterior la terminé jugando espectacular, fue un año de All Star. El 2007 fue bueno, pero tengo presente los inicios de la otra temporada. En 2008 no me eligieron para el All Star, pero me pusieron en el 3er quinteto de la NBA, el mayor logro individual que tuve hasta ahora, aunque muchos no lo recuerden.

-En la Argentina, los premios son anuales y ni siquiera estuviste en la terna de los Olimpia. 

-Sí. Sé que ganó Luifa y lo tiene más que merecido, fue el goleador del Mundial y eso en la Argentina se valora más que la NBA. Es la primera vez que no estoy ternado en mucho tiempo, pero hubo años en los que estuve, no lo gané y fue peor que ésto. No me preocupa.

-Igual, tu hermano (Leandro) tuvo que ir a buscar un premio. 

-Si, el del Bicentenario. Soy el mejor basquetbolista argentino en 200 años.

 
En Imágenes