Deportes

Bautista Heguy anunció su retiro y criticó a todo el ambiente del polo

El jugador le dijo "adiós" a Chapa Uno, pero antes habló de amenazas en la cancha, violencia, y no dudó en expresar que La Dolfina, de Cambiaso, no es un equipo de 40 goles de hándicap.

El polista Bautista Heguy aseguró que "Chapa Uno terminó", al tiempo que se quejó del rumbo que tomó la actividad en los últimos tiempos.

Heguy, ganador de catorce certámenes de triple corona con Indios Chapaleufú I, lamentó algunas variantes que tomó el polo, como la composición social de quienes lo practican, además de otras costumbres.

"De ser un deporte tradicional de familia, de gente de campo, pasó a ser muy de nuevo rico, ya sea argentino, uruguayo, chileno o inglés", precisó.

Dijo que "algunos se compran un helicóptero y a otros los divierte jugar al polo" y se preguntó "por qué ahora les gusta tanto".

El jugador afirmó en una entrevista que aparece hoy en el matutino porteño "La Nación" que el polo "es un deporte que se está poniendo bravo".

"Me gustaría seguir manteniendo un mínimo de tradición: entrar en la cancha y tener siempre la intención de jugar bien; no matar a nadie; no andar p... a todo el mundo", indicó.

Luego continuó: "Obviamente, hay que jugar fuerte y todo, pero a papelones como los que vi este año (por la temporada última) prefiero evitarlos".

Luego se le pidió una opinión acerca de los controles en las conductas de los jugadores, a lo que contestó: "Yo sería más duro (...) Me gustaría que los referís y la asociación fueran un poco respetuosos de los que se portan más o menos bien. Por ahí los molesta más un grito mío que 300 p...", comentó.

"Hay tipos que están clarísimamente tocándose la cara, provocando. Si no hay sanción, ya está (...) Está poniéndose bravo el polo. Hasta que se maten un par de jugadores... Yo voy a esquivarlos, pero van a matarse algunos, si no cortan", explicó.

También apuntó a los más chicos, de quienes dijo que "ven eso y están siguiendo el ejemplo. Si el ejemplo es ser patotero, ser loco, ser malo, estamos complicados".

"Me han dicho que iban a matarme del primer chukker al octavo", contó también. Y añadió: "Sí, hasta que te mate, no paro", cuenta que le dijeron.

Además ejemplificó que algunas agresiones consisten en tirarse a quebrarle un caballo, pero, de todos modos, asegura que no tiene miedo en la cancha.

"Hemos perdido tres abiertos por eso, por tener que sujetar para no caerse. Los que no sujetaron, se cayeron, como le pasó a Horacito en finales por Nachi (su primo Ignacio Heguy) lo tiró a la m... dos veces. Una en el 2004 y la otra en el 96".

En otro tramo de la charla, Heguy criticó a La Dolfina, el equipo de Adolfo Cambiaso y apuntó que tiene 40 goles porque "ganó tres años de p...".

"Ganó tres años en chukkers suplementarios. Yo no lo siento como un equipo de 40 goles", sostuvo.

Y añadió: "No me preguntes a qué jugador no le pondría 10, pero no me parece un equipo de 40. Definir tres abiertos de Palermo en suplementarios es un poquito de suerte, ¿o no?".

"Cuando nosotros tuvimos 40 goles, ganamos las finales por 8, por 6 y por 4. Si vas a comparar eso, o lo de La Espadaña, con lo de La Dolfina... Me parece que no tienen comparación. La Dolfina no les llega ni a los talones a los otros equipos que tuvieron 40 de handicap", recordó (el otro equipo que tuvo 40 de handicap fue Coronel Suárez).

Entonces dijo que en el polo "regalan goles y hoy, tener diez es bastante fácil".

"Yo sé que juego bastante más que varios. Lo que pasa es que juego más para mis compañeros que ellos para mí. Pero no tengo dudas de que incluso así, juego más que varios diez goles", precisó.
Opiniones (0)
7 de Diciembre de 2016|19:16
1
ERROR
7 de Diciembre de 2016|19:16
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes