Deportes

Terranova, el fiel escudero de Peterhansel en BMW

El piloto mendocino Orly Terranova aseguró que se propuso llegar al menos “entre los primeros cinco” de la categoría autos del Dakar 2011, que disputará con el equipo X-Raid para BMW.

Terranova aseguró que su regreso a la casa alemana “fue tranquilo”, ya que no hubo resentimientos en BMW cuando en la edición pasada había decidido probar suerte con los autos japoneses.

“Cuando dejé el equipo lo hice en los mejores términos, nunca corté el diálogo con ellos y mantuvimos una buena relación, por eso no hubo problemas para volver”, declaró Terranova a Télam.

Terranova es conciente de que ganar este Dakar sudamericano es una tarea casi imposible, ya que por un lado Volkswagen se convirtió en dominador del rally en las últimas dos ediciones y porque el objetivo del equipo BMW es que el francés Stéphane Peterhansel vuelva a ganar la prueba como cuando se corría en Africa, donde conquistó seis en moto y tres en auto.

Sin embargo, el objetivo final de Terranova no es menor: “Llegar entre los primeros cinco” y colarse entre las, hasta ahora, imbatibles Touareg de Volkswagen, y ganar, al menos, su primera etapa en un Dakar.

“El principal objetivo de BMW es ganar y podemos hacerlo.

Todos tenemos que trabajar para Peterhansel. Podemos darle batalla a los Volkswagen”, recalcó el piloto cuyano.

De hecho, Terranova recordó que el año pasado BMW no le hizo las cosas fáciles a su rival histórico y que Peterhnasel venía liderando la prueba hasta la quinta etapa, cuando algunos problemas mecánicos comenzaron a relegarlo en la clasificación general.

“El año pasado se venía liderando y Peter estuvo muy cerca, dando pelea. Por eso en esta edición todos tenemos que trabajar para él”, dejó en claro.

Si los protagonistas del Dakar 2010 coincidieron en que la edición del Bicentenario fue complicada, bastante más que el primer rally que se disputó en Argentina y Chile, para éste, todos ya están avisados que el recorrido será mucho más arduo.

Incluso, visto a la distancia y después de un año, aquel Dakar 2010 resulta bastante más sencillo de lo que los pilotos y directores de equipo expresaron en aquel momento tras recorrer casi 9.000 kilómetros a ambos lados de la Cordillera.

Uno de ellos justamente es Terranova, quien a estas alturas y con el nuevo recorrido en la cabeza afirma que el anterior fue un Dakar sin dificultades.

“El de 2010 fue un Dakar sencillo, el problema será el de 2011: va a ser bastante más difícil”, vaticinó Terranova.

Esta vez, evaluó, los competidores tendrán que adentrarse en la parte Norte y “el calor y la altura” son un factor problemático y extenuante para máquinas y hombres.

“También -acotó el piloto- los enlaces largos y los paisajes y caminos muy cambiantes representan un factor de riesgo y de dificultad”.

Y si de afrontar dificultades se trata, Terranova sabe ya de qué se trata el Dakar y, por ello, ha llevado adelante un intenso entrenamiento durante todo el año.

Ese entrenamiento es intensivo hasta noviembre e incluye extenuantes trabajos aeróbicos en el gimnasio, remo, ciclismo y motorbike en la alta montaña, sin dejar de lado las blancas arenas del Nihuil.

Todo ello sea para afrontar de la mejor manera física las extenuantes etapas del Rally Dakar, que requieren una concentración infalible durante algo más de 600 kilómetros de carrera, en el caso de las más largas y a 60 grados dentro del auto.
Opiniones (0)
8 de Diciembre de 2016|17:17
1
ERROR
8 de Diciembre de 2016|17:17
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic