Deportes

Messi y la chance de superar un 2010 fantástico

Luego de un gran 2010 en el Barcelona, una de las incógnitas del planeta fútbol para el año entrante reside en saber si el astro podrá superar lo hecho durante los últimos 365 días.

El rosarino diseñó una temporada excepcional en un Barcelona excepcional que obtuvo el 89 por ciento de los puntos posibles en el torneo de liga española, transcurridas las primeras 16 fechas.

Y además le agregó a ese `sprint` velocísimo que suele imprimir, encare por derecha, izquierda o el centro, esa cuota de gol necesaria como para trascender y transformarse en el protagonista absoluto de las distintas portadas de diarios, revistas y sitios de internet en todo el mundo.

De hecho, en este 2010 obtuvo 60 goles (58 con el Barcelona y los restantes con el seleccionado argentino de fútbol) en 64 partidos, coleccionado un coeficiente de 0,93 tantos por partido.

Una marca muy difícil de `empardar` en el fútbol actual.

Messi consiguió una marca que era común en otros tiempos.

Como, por ejemplo, cuando el paraguayo Arsenio Erico (máximo anotador en la historia del fútbol argentino con 293 goles) hizo 47 tantos en 34 encuentros, allá por 1937.

O como cuando Héctor `Gringo` Scotta festejó en 60 oportunidades en 57 encuentros para un San Lorenzo con un enorme poder ofensivo (temporada 1975).

Con estos números sobre el tapete, ¿está el astro rosarino en condiciones de mejorarlos en el 2011? La respuesta es afirmativa.

Porque Messi ha mostrado, si se quiere, `claroscuros` cuando se calzó la camiseta del seleccionado argentino, más allá de sus buenos desempeños en el Mundial Sudáfrica 2010, independientemente de que no haya podido gritar ni siquiera un gol.

El crack del `Barsa` asume que pretende cambiar esa imagen que algunos futboleros argentinos tienen de él y muestra una expresión de deseo: "En el 2011 quiero ganar mi primer título con la (Selección) Mayor", dijo.

La Copa América, a disputarse en territorio propio, en julio venidero, asoma como una buena oportunidad para que Messi se transforme en la principal vía de ataque del equipo de Sergio `Checho` Batista, que quiere `saldar una deuda pendiente` desde Ecuador 1993.

Y el rosarino, entonces, más allá de que no necesita demostrar "nada más" para que el público en general lo eleve al sitial de `mejor jugador del mundo`, experimentará una sensación de alivio y felicidad por contribuir a que su selección pueda alcanzar un trofeo antes de la Copa del Mundo Brasil 2014.
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
3 de Diciembre de 2016|15:07
1
ERROR
3 de Diciembre de 2016|15:07
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016