Deportes

Bergés asegura que en un año puede disminuir la violencia

El ex juez y secretario general de la ONG “Salvemos al Fútbol” dijo que "controlando el trabajo de la Policía, con orden y dejando solos a los barrabravas, en un año podemos bajar la violencia en un cincuenta por ciento".

"Al barrabrava no hay que tenerle miedo ni tomarlo como un enemigo, hay que tratarlo como a cualquier ciudadano, pero con el rigor que corresponde a cualquiera de ellos", aseguró el ex magistrado.

"El barra hace negocios, hace su juego, pero cuando se lo corte un poco, dejará de hacerlo o irá a otro lado", añadió en diálogo con Télam.

En ese sentido, sostuvo que "violentos habrá siempre, pero si uno empieza a controlar que la Policía haga su trabajo, a mí me da la impresión, no estoy diciendo de que esto se acabe, pero que podemos llegar en un año a bajar la violencia en un 50 por ciento y es mucho".

Bergés contó además que la intención de "Salvemos al Fútbol" es colaborar y, que para eso, le pidió una audiencia a la ministra de Seguridad, Nilda Garré.

El secretario general de la ONG explicó que el tema de la violencia en el fútbol "es más complejo de lo que se cree" y que no se "focaliza" en las barras, ni en lo que pasa en los estadios únicamente.

"En los últimos años, al negocio del fútbol se han sumado una cantidad de factores externos que quieren recibir dinero del negocio cuya torta se ha achicado".

"El negocio potenció la violencia en el fútbol, pero también potenció la falta de control", dijo Bergés, quien aseguró que ahí radica el punto clave para combatir al flagelo.

Además, criticó el hecho de que la AFA (Asociación del Fútbol Argentino) "sea el que decide si un partido se suspende o no. No puede ser así porque para eso están los organismos de seguridad, es una cuestión monopó lica del Estado".

"Si el Coprosede, el Subsef o el órgano del distrito que fuera, resuelve que un estadio no se puede utilizar por malas condiciones o seguridad o lo que fuere, la AFA no se puede meter", insistió.

En ese sentido, sostuvo que "si los organismos de seguridad establecen que no se puede jugar por quince días, la AFA no tiene por qué meterse. Será un problema de la seguridad y la Asociación del Fútbol Argentino tendrá que tolerarlo. Hasta que Julio Grondona (presidente del ente madre del fútbol argentino) no quede relegado en ese sentido, la cosa no va a cambiar".

Bergés opinó que para él “no es tan complicado morigerar la violencia en las canchas en el transcurso de dos campeonatos” y que “con firmeza, los violentos se van a quedar solos”.

“Hay que hacer un trabajo muy concienzudo con la Policía. Es decir, estos no tienen que tener vínculo con los violentos, el que tenga trato con ellos, debe ser apartado de la fuerza”.

“El que tiene que controlar a la gente, tiene que hacerlo, incluso con los barras. No hay que llevarlo en los micros custodiados para que entre de cualquier manera. Como es un grupo violento, se los trata como tales. Hay que tratarlos como ciudadanos, pero con el rigor que corresponde a cualquiera de ellos”, completó el abogado.

Por último, consultado por Télam sobre las comparaciones que se hacen con el problema de la violencia en otros países, Bergés dijo que “las soluciones no se pueden traer desde afuera, se pueden aprender algunas cosas, pero las soluciones para los problemas argentinos tienen que hacerse a la argentina”.
Opiniones (0)
11 de Diciembre de 2016|06:54
1
ERROR
11 de Diciembre de 2016|06:54
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic