Tuvo a su madre muerta en su casa durante quince días

La mujer estaba sin vida en su cama y su hijo no hacía nada. Es un travesti que tiene problemas mentales.

Algo olía mal en esa casa de Pocito. Y no era precisamente la basura, publica hoy el diario sanjuanino Diario de Cuyo. Los vecinos cansados del olor insoportable llamaron a la policía ayer en la mañana. Cuando entraron se dieron con una horrenda sorpresa. En un cuarto estaba el cadáver de una mujer tendida sobre una cama, que aparentemente llevaba muerta hace 15 días. Lo increíble era que ahí también vivía el hijo, que sufre de una alteración mental y que parecía no darse por cuenta que el cuerpo de su madre estaba en estado de putrefacción.

El espantoso hallazgo se dio ayer pasadas las 10 de la mañana en una casa de calle Aberastain, entre calle 12 y 13, en la villa cabecera de Pocito. Los policías de la Seccional 7ma. encontraron el cadáver de Ana Valentina Milán, de 64 años, totalmente hinchado y en medio de un olor nauseabundo que se respiraba en cada rincón de la vivienda.

Lo más insólito era que ahí también estaba su hijo, Alejandro Mestre, un travesti de 43 años, que aparentaba llevar su vida con normalidad pese a que tenía a su madre muerta en uno de los dormitorios. Los vecinos y la policía afirmaron que el hombre sufre de alteraciones mentales, por eso no tenía conciencia de tremenda escena. Los uniformados que entraron a la casa comentaron que en el interior habían un completo desorden y mucha suciedad.

Milán supuestamente murió por causas naturales, explicaron en la policía. Su cadáver no tenía lesiones externas, aunque esperaban el resultado de la autopsia que iba a realizarse recién hoy a la mañana debido a su estado de descomposición. Los investigadores especulaban que la mujer sufría de alguna afección y falleció prácticamente abandonada en su cuarto.

Su hijo -que estaba vestido de mujer- sólo dijo que "estaba ahí porque el gobierno no la iba a ver", contó un jefe policial. También aseguró que su madre estaba en el cuarto desde hace 30 días, pero no le dieron crédito por sus constantes contradicciones. El mismo hombre dijo de manera tajante a este diario: "Yo no tengo nada que ver con esa mujer. No es nada mío. Ella vivía en la casa, pero en un lugar y yo en otro. Ella es de un apellido y yo tengo otro".

Evidentemente no estaba en su cabales. Los policías de Pocito ya pidieron ayuda médica para poder trasladar a Alejandro Mestre a algún centro asistencial y así poder tratarlo. Los datos recogidos por los investigadores indican que Ana Milán vivía desde hace muchos años con la única compañía de su hijo. Ella era pensionada, aparentemente de muy vez en cuanto era visitada por algún familiar. Llevaban una vida muy cerrada y para los vecinos era un misterio lo que sucedió puertas adentro de la casa.
Opiniones (0)
22 de noviembre de 2017 | 12:03
1
ERROR
22 de noviembre de 2017 | 12:03
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia