El Smart invade Estados Unidos

El intento responde a la evolución de los consumidores estadounidenses, cada vez más interesados en automóviles pequeños que consuman menos combustible.

El Smart, el pequeño y emblemático automóvil de ciudad del grupo Daimler, desembarca esta semana en Estados Unidos respondiendo a la evolución de los consumidores estadounidenses, cada vez más interesados en automóviles pequeños que consuman menos combustible.

Lanzada hace un año, la operación de comercialización de Smart en Estados Unidos culmina así con la llegada esta semana a los concesionarios y la entrega a los primeros clientes de este modelo fabricado en Francia.

Desde marzo pasado, Smart USA registró más de 30.000 pedidos, para los cuales los compradores interesados volcaron un anticipo de 99 dólares, y espera que éstos se conviertan en más de 70% de ventas firmes, indicó el domingo en el salón del automóvil de Detroit Ken Kettenbeil, director de comunicación de la compañía. De todas formas, no adelantó ningún objetivo de cifra de ventas para 2008.

Smart USA ha destinado muchos medios para divulgar un producto muy nuevo para la clientela local. Cincuenta shows fueron organizados en las ciudades estadounidenses más pobladas, con seis automóviles y especialistas para presentarlos. Unas 50.000 personas realizaron pruebas al volante del auto y otras 30.000 personas asistieron a las demostraciones.

En Smart, manifiestan su sorpresa ante "el entusiasmo" en torno al automóvil, que "superó" sus expectativas, añadió Ken Kettenbell.

"El auto convoca mucha atención. Está en el camino a convertirse en una tendencia", estimó, recordando que los pequeños automóviles en general están aumentando sus ventas en Estados Unidos. En Smart, una fórmula resume esta tendencia: "Es el automóvil correcto en el momento correcto".

La red de distribución, confiada al Penske Automotive Group (PAG), tiene 74 puntos de venta en todo el país. Las grandes ciudades, desde Nueva York hasta Los Angeles, están incluidas, pero Smart también es distribuido en las ciudades de la América profunda como Omaha (Nebraska, centro) o Jacksonville (Mississippi, sur).

Smart apuesta a su imagen "verde" para convencer a los compradores estadounidenses: el pequeño automóvil rinde 53 kilómetros con cuatro litros en la ciudad, y está clasificado en la categoría de vehículos con emisiones "ultra-bajas". Pero el acento también está puesto en la seguridad, con un estabilizador de trayectoria ESP en serie y cuatro airbags.

Reflejo de la importancia del lanzamiento para Daimler, su presidente Dieter Zetsche llegó el domingo al stand del grupo en un Smart junto a Dave Schembri, presidente de Smart USA. El día anterior tres Smart habían hecho el recorrido Los Angeles-Detroit para una prueba de larga distancia.

El éxito del proyecto Smart en Estados Unidos constituye una apuesta importante para la pequeña marca del grupo, que Daimler pensó incluso en abandonar por falta de resultados suficientes. Pero se le dio una nueva oportunidad centrándose en un modelo de base de dos asientos, el Smart Fortwo, y abandonando las versiones de cuatro asientos.

En Estados Unidos la versión de base del Smart es ofrecida a 11.590 dólares. También es ofrecida como descapotable y cupé. Para sorpresa de la empresa, este último modelo, el más lujoso, acaparó 60 a 65% de los pedidos.

El Smart, fabricado en la fábrica francesa de Hambach en Moselle para todo el mundo, fue lanzado en 1998 y ha vendido desde entonces 780.000 automóviles. En América del Norte estaba en venta desde 2004 en Canadá, donde 2.000 autos encontraron dueño. 

Te dejamos un video:

 

 

Opiniones (0)
18 de enero de 2018 | 15:05
1
ERROR
18 de enero de 2018 | 15:05
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    El ciclón que congela a los Estados Unidos
    4 de Enero de 2018
    El ciclón que congela a los Estados Unidos