Los Porsche rugieron en Buenos Aires

Recientemente, en el autódromo de la ciudad se realizó la séptima edición del Porsche Festival. El mendocino Hugo Pulenta, presidente de la marca en el país, encabezó el acto inaugural junto a integrantes de su familia. Algunos de los modelos participantes y detalles, en esta nota.

En noviembre se llevó a cabo en el Autódromo de Buenos Aires, epicentro del mundo automotor, la séptima edición del Porsche Festival. Más de 60 autos se inscribieron para participar del acontecimiento, uno de los más esperados.

Gustavo Gioia, gerente general de Porsche
Argentina, y Pappo Roca.

En boxes se escuchaban los motores de los modelos de los años 60 hasta los modelos más actuales, a la espera de la revisión técnica que les permitió salir a las pistas a sortear las diferentes pruebas que se planificaron a lo largo de toda la jornada. Mientras tanto un desayuno para todos amenizó la espera.

A las 10 en punto el presidente de Porsche Argentina, Hugo Pulenta, dio la bienvenida a los más que expectantes pilotos de cada una de las categorías que compitieron. Les recomendó a todos los participantes que fueran responsables y respetaran las normas de seguridad en la pista para que el espectáculo deportivo fuera una fiesta. Así, comenzaron las primeras pruebas de habilidad conductiva, a gran velocidad y sorteando ciertas “chicanas” estratégicamente ubicadas a lo largo de la pista.

A las 11.30 se largó la carrera que sólo tuvo una interrupción de 1 hora para almorzar, ya que había mucha ansiedad de los pilotos para volver a salir a las pistas. El piloto que hiciera el tiempo de vueltas idéntico a lo declarado por ellos antes de la competencia, sería el ganador de su categoría.

Mientras tanto en el VIP Porsche, especialmente acondicionado con buena música, servicio de catering, juegos de mesa como la ruleta y black jack, un simulador del circuito 6 del autódromo desarrollaba la misma velocidad que los Porsche, aunque según lo que ellos mismos declaraban, la pista los trataba mejor.

Sobre las expectativas del festival, Hugo Pulenta expresó: “Estamos más que impresionados con el crecimiento que año tras año tiene el Festival, es un placer reencontrarnos para compartir esta actividad única que nos permite disfrutar a pleno de nuestro Porsche”.  

Los distintos modelos Porsche en carrera.

Finalizando la jornada y antes de entregar los premios a los ganadores de todas la categorías que compitieron se realizó, como ya es tradición, la subasta solidaria a beneficio de A.E.D.I.N - Asociación en Defensa del Infante Neurológico-. Desde remeras firmadas por Las Leonas, hasta estadías en hoteles 5 estrellas nacionales e internacionales, todos colaboraron para que se recaudaran más de $ 50.000. Esto le permitirá a la asociación finalizar la construcción de la sala sensorial, tal como lo expresó Dimas Gaviña, del Departamento de Desarrollo de Fondos de la Fundación, visiblemente agradecido. 

En Imágenes
Leopardo al acecho
7 de Diciembre de 2017
Leopardo al acecho