Deportes

La radiografía de Pedro González, el ganador de la Vuelta de San Juan

El ciclista sanjuanino se adjudicó de manera inobjetable la XXVI edición de la Vuelta de San Juan, una de las más importantes de Argentina. Los periodistas del Diario de Cuyo, en una extensa nota, recorren parte de la vida de quien escribiera su nombre en el rico historial del giro de la vecina provincia.

Seguramente que Alejandro Lerner no escuchó hablar nunca de Pedro González. Pero bien vale emparentar la canción que fue cortina de la serie televisiva Campeones de la Vida con el Escamoso, quien ayer, a sus 24 años, tocó el cielo con las manos al quedarse con la Vuelta. Antes debió transitar un camino regado de espinas, tanto en el deporte que tanto ama como en su vida familiar. La historia de un gladiador de la ruta que dejó de ejercer su habitual papel secundario para ser el hombre del domingo.

Pedro nació en Chimbas y es el cuarto de seis hermanos. Es hijo de Ana María Tello y el ex ciclista Sergio González. De su padre, su tío Ignacio Tello y su hermano mayor Ricardo, viene la relación con el ciclismo. Aunque su vida no siempre estuvo ligada a las dos ruedas. Con 5 años eligió el fútbol para comenzar a realizar deportes.

"Era un tanquecito. Jugaba de delantero en Villa Lucrecia y metía muchos goles. Le iba tan bien que lo llevaron a Centenario Olímpico, aunque a los 10 años me dijo que no jugaba más", contó su madre quien agregó que Pedro fue gordito de nacimiento pues pesó 3,800 kg. y recién cuando largó el fútbol empezó a adelgazar para tomar la fisonomía delgada que hoy todos le conocen.

Paralelamente a que abandonó el mundo de la redonda, decidió meterse en el ciclismo y lo hizo con una travesura que le valió más de un dolor de cabeza a su progenitora: "Se me fue con unos amigos a la Difunta Correa en bicicleta. Tenía sólo 10 años. Le había dicho que era muy chico para ir y por eso no lo dejé. Aunque me vine a enterar recién una vez que estaba allá y me llamaron para avisarme", relató su madre quien también contó que su hijo siempre le recuerda que ese día mucha gente le pronosticó que iba a ser un gran ciclista.

La separación de sus padres en su pubertad fue el momento donde Pedro debió afrontar la necesidad de relegar su pasión por el ciclismo y salir a trabajar para ayudar en casa. Pasó horas bajo el sol en las fincas de Albardón donde se fue a vivir con sus hermanos y su madre, en la cosecha y también apeló a sus conocimientos de albañil para colaborar con más dinero. Eran momentos duros en su vida, pero una vez de regreso a su Chimbas natal para vivir en Barrio Costa Canal su vida dio un vuelco total: encontró el amor.

"Nos conocimos hace ocho años porque uno de sus hermanos (Ricardo) está casado con una de mis hermanas. Lo nuestro fue un flechazo inmediato", rememoró Jaqueline, su actual pareja con quien convive en casa de su madre (también habitan con ellos Yesica y Luis, otros hermanos de Pedro). Su única heredera hasta el momento es Abril, quien tiene cuatro añitos. Es que González será padre dentro de cinco meses pues Jaqueline está embarazada actualmente, pero el ganador de la Vuelta deberá esperar para saber el sexo de su nuevo descendiente pues en la ecografía no se dejó ver. "Pedro es alguien muy callado. Es igual que como lo ve el resto de la gente. Lo que sí que cuando quiere hablar, habla y bastante. Como siempre digo, cuando Pedro empieza a hablar hay que dejarlo que se pare solo", confió su media naranja de quien estuvo separado hace un año durante cinco meses. "Fue un momento muy duro para los dos, pero por suerte después hablamos y ahora estamos mejor que nunca", expresó Jaqueline.

Su vida a pleno dentro del mundo ciclístico empezó a los 17 con una victoria en los Libres en una prueba disputada en El Mogote. O casualidad esa fue la primera carrera que lo fue a ver su madre. Luego vino la llegada al mundo de los federados a través del desaparecido equipo Guadalupe Competición. Tuvo un paso por Puertas de Cuyo y desde el año pasado recaló en la Agrupación Piquetera Virgen de Fátima. Siempre como peón y nunca como capataz. Hasta que esta semana todo varió. Pese a comenzar siendo la quinta opción de los Piqueteros, abrazó la gloria. En realidad, se coronó como campeón de la vida. Aunque Lerner no se haya inspirado en él.

¿Qué sentís?
0%Satisfacción0%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
7 de Diciembre de 2016|09:50
1
ERROR
7 de Diciembre de 2016|09:50
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes