Desde Oriente y con mucho Amor, llegan los Reyes Magos

Cuando los relojes marquen el imperceptible cambio de medianoche, los "Reyes Magos" entrarán en todas las casas para alegría de los niños. Y, como en aquella bendita noche del Portal de Belén, en sus manos y en su espíritu se renovarán la Paz y la Solidaridad

Y como fué nacido Jesús en Bethlehem de Judea en días del rey Herodes, he aquí unos magos vinieron del oriente á Jerusalem,
Diciendo: ¿Dónde está el Rey de los Judíos, que ha nacido? porque su estrella hemos visto en el oriente, y venimos á adorarle.
Y oyendo esto el rey Herodes, se turbó, y toda Jerusalem con él.
Y convocados todos los príncipes de los sacerdotes, y los escribas del pueblo, les preguntó dónde había de nacer el Cristo.
Y ellos le dijeron: En Bethlehem de Judea; porque así está escrito por el profeta:
Entonces Herodes, llamando en secreto á los magos, entendió de ellos diligentemente el tiempo del aparecimiento de la estrella;


Y enviándolos a Bethlehem, dijo: Andad allá, y preguntad con diligencia por el niño; y después que le hallareis, hacédmelo saber, para que yo también vaya y le adore.
Y ellos, habiendo oído al rey, se fueron: y he aquí la estrella que habían visto en el oriente, iba delante de ellos, hasta que llegando, se puso sobre donde estaba el niño.
Y vista la estrella, se regocijaron con muy grande gozo.
Y entrando en la casa, vieron al niño con su madre María, y postrándose, le adoraron; y abriendo sus tesoros, le ofrecieron dones, oro, é incienso y mirra.


Según el Evangelio de San Mateo, los Reyes venían desde Oriente, buscando al nuevo Rey que habría de nacer. No se abunda en datos sobre su origen, su personalidad, sus rasgos. Ni tan siquiera sus nombres aparecen en la Sagradas Escrituras. Pero hay quienes dicen que provenían de Babilonia o Persia, sitio donde los magos tenian gran influencia.

Pero, el imaginario popular tomó como cierto lo que manifestaba en sus escritos un monje benedictino, Beda, que les dió orígenes: Europa, Asia y Africa y, de esa forma, la gente común los comenzó a designar como "sabios", (que en aquellos tiempos eran conocidos tambien como astrónomos) porque venían siguiendo una estrella. Portaban, según cuentan, regalos para el Rey que habría de nacer y por tanto, por su carácter de "magos", esos presentes se multiplicaban hacia todos. Quizás por ese carácter de generoso y abarcativo, de a poco se le fueron asignando nombres y rasgos específicos

Asi fue como a Melchor lo reconocemos como un anciano de barba blanca. El traía para el "Niño Dios" el símbolo de la realeza: oro

Por su parte, un joven, fornido, fue incorporando el nombre de Gaspar. Su regalo, el incienso, símbolo de la naturaleza divina de Jesús

El tercero, de raza negra, Baltasar, traía en sus manos el símbolo del dolor y del sufrimiento: la mirra


Pero, al igual que se desconoce el destino de los Reyes,  luego de dejarle los presentes al Niño nacido en el humilde Portal, hay versiones, como las que cuentan los armenios, que llevan el número de los visitantes reales a una docena, y que la estrella que ellos decían seguir es, en realidad, un meteoro luminoso.

Pero hayan sido tres, o una docena. A caballo o en camello, de verdad Reyes o simplemente "magos", se fueron incorporando a la imaginación, a la costumbre, y sobre ellos, con fuerza de fe, nacieron ritos que aún hoy reconocemos y cumplimos.

Que nos llenan de ilusión a los mayores. Y que, en el mundo infantil, pleno de fantasía, es  una convicción que toma cuerpo.

Y se hace "cartita" pidiendo los regalos con el que sueñan durante todo el año. Y alimento, porque "a los camellos hay que darles agua y pasto fresco y a los Reyes, un dulce, para que repongan fuerzas en su andar noctámbulo"

Y ese andar, milenario, se hace cierto en la Cabalgata, que en la noche de cada 5 de enero, se multiplica por cientos y miles, a lo largo y ancho del planeta.

Los tres Magos, acompañados de sus pajes y ayudantes, desfilan en carrozas por las calles de los municipios lanzando caramelos a todos los niños, representando el camino que recorrieron en su día hasta Belén.

Es una noche mágica en la que se mezclan la tradición con la fe y la esperanza; la ilusión de los niños con la adoración de los Reyes al niño Jesús.

Los regalos de los Reyes

Cada año, durante la madrugada del día 6 de enero, los Reyes Magos acuden a las casas de los niños para dejarles sus regalos, del mismo modo que llevaron oro, incienso y mirra al niño Jesús.

Según la tradición, una de las cosas exigidas por los Tres Reyes para que los niños reciban sus regalos es que se hayan portado correctamente y hayan sido buenos durante el año. Los que cumplen esas exigencias reciben regalos, pero los que no se comportan como deberían, en lugar de regalos reciben carbón, un carbón dulce que simboliza la necesidad de que el niño cambie su actitud.

La Rosca de reyes

Después de una noche mágica nada mejor que despertar con un dulce sabor en la boca. Mientras los turrones son los protagonistas de los postres navideños, el Roscón de Reyes es el protagonista de la mesa del 6 de enero.

La Rosca es un bollo de masa fina con forma de anillo, más o menos redondeado, decorado con trozos de frutas confitadas de muchos colores. Y desde el último tercio del siglo XX suele añadirse nata, crema, chocolate, trufa o cabello de ángel en su interior.

Este dulce típico del 6 de enero esconde dentro de la masa un pequeño regalo. En épocas remotas, aquel que encontrara la sorpresa se convertía en el rey de la reunión, pero hoy en día se dice que la persona que coma el pedazo que contiene el regalo tendrá que pagar el roscón.

Esta noche, cuando los chicos insistan en permanecer levantados y despiertos, en el afán de descubrir el andar de los Tres Reyes Magos, encuentre en su espíritu esa Fe. La que hace posible que cada día nos encuentre ganándole a la Vida el minuto sublime de la sonrisa.

Antiguamente, en nuestra sociedad los saludos de fin de año incluían la fecha de los Reyes Magos y así, nuestros abuelos se despedían de sus amigos deseando ¡Feliz Navidad, Próspero Año Nuevo y Dadivosos Reyes!

Ese es nuestro deseo para todos los niños de San Rafael, y para quienes esta noche mantendrán viva su ilusión.

Opiniones (0)
18 de agosto de 2017 | 02:04
1
ERROR
18 de agosto de 2017 | 02:04
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial