Fue un fracaso la creación de agujeros negros

Investigadores del Gran Colisionador de Hadrones (LHC) han informado que, tras una serie de pruebas de laboratorio, no se ha observado ningún mini hoyo negro, como los que se creía que pudiesen conformarse en el espacio para "tragarse al mundo".

Aunque es una buena noticia para los que temen un posible desastre, se trata de malas noticias para investigadores que están intentando probar una forma de la teoría de cuerdas, que predice la creación e inmediata evaporación de hoyos negros en miniatura.

La teoría de las cuerdas es uno de los intentos más aceptados de unificar dos grandes campos de la física que se contraponen: la mecánica cuántica y la relatividad. Dice que los electrones y los quarks no son objetos, sino ‘cuerdas’ unidimensionales cuyas oscilaciones le dan sus propiedades observables.

También plantea que el universo tiene como una docena de dimensiones, en lugar de cuatro (longitud, ancho, altura y tiempo). No vemos esas dimensiones extra porque están ‘escondidas’ en un radio muy pequeño, que no es accesible a energías normales.

Gravedad


Una de las versiones de la teoría dice que si estas dimensiones existen, los “gravitones” (partículas hipotéticas que transmiten gravedad), se colarían en ellas, lo que explicaría por qué la gravedad es menos fuerte que otras fuerzas que conocemos. De este modo, la gravedad no sería débil, sino que sólo se vería débil porque los gravitones están repartidos en diferentes dimensiones.

El asunto es que para hacer que estos gravitones salgan de esas dimensiones, se requiere una enorme cantidad de energía, tal como la que puede producir el LHC, el mayor acelerador de partículas del mundo.

De este modo, si la teoría es cierta, las partículas que chocasen entre sí a gran energía harían que los gravitones se filtren de otras dimensiones, y la gravedad aumentaría. Los gravitones se fusionarían así para crear un pequeño hoyo negro. Estos hoyos negros desaparecerían casi instantáneamente, por lo que no habría peligro de que la Tierra fuese tragada, y sólo dejarían como rastro una estela.

Sin embargo, los científicos no han visto ningún hoyo negro ni estela aparecer tras las colisiones.

Esto no quiere decir que la teoría está mala, sino que sólo prueba que no se pueden crear hoyos negros a energías entre 3,5 TeV y 4,5 TeV. Quizás significa que se necesitan mayores energías, así que todavía es posible que el 2013, cuando el LHC alcance su máxima potencia, podamos ver este fenómeno.

Fuente: fayerwayer.com

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
2 de Diciembre de 2016|16:31
1
ERROR
2 de Diciembre de 2016|16:31
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016