Deportes

No será tan fácil ser "azafata" de los Juegos en Pekín

Medir entre 1,68 y 1,72; pesar entre 50 y 55 kg., piel clara, sonreir mostrando al menos seis dientes, son algunos de los requisitos que deberán cumplir las 1500 chicas que ayudarán en la entrega de medallas durante los Juegos Olímpicos.

La Changping Vocational School es una escuela a las afueras de Pekín donde se forman las aspirantes a azafatas en los Juegos Olímpicos (8-24 de agosto). De allí saldrán 1.250 chicas y las mejores serán escogidas para participar en las ceremonias de entrega de medallas. La selección es meticulosa y el entrenamiento exhaustivo. Las muchachas, de entre 16 y 18 años, se levantan a las cinco de la mañana y se acuestan a las diez de la noche, agotadas. Todas son voluntarias y, de entrada, deben cumplir ciertos requisitos físicos. Su estatura debe estar entre el 1,68 y el 1,72, y su peso debe oscilar entre los 50 y 55 kilos. Su piel también debe ser clara, detalla As.

El espíritu de la instrucción que reciben en estos "campamentos de belleza" se resume así: aprenden a estar, presentarse, caminar y sonreír. Para ello, perfeccionan multitud de ejercicios. Por ejemplo, mantenerse erguidas durante horas con un libro sobre la cabeza ("Todo el mundo habla inglés", su guía de idiomas), un folio entre las rodillas y una amplia sonrisa.

Sonreír se considera importante y requiere de una técnica particular. Hay que enseñar entre seis y ocho dientes y se entrena frente a un espejo sosteniendo dos palillos con los caninos. El gesto debe mantenerse 120 minutos y se recomienda pensar en algo feliz.

Las aspirantes, que también estudian inglés, francés, alemán, japonés y coreano, están versadas en otros muchos conocimientos, del baile a la mecánica. En 2007, Toyota envío a la escuela 14 nuevos coches para la instrucción de las jóvenes.

La Changping Vocational School, que también funciona como una escuela de azafatas de vuelo (de ahí que los uniformes sean los de China Airlines), se ha convertido en un ejemplo más del gigantesco despliegue chino en favor de los Juegos. Se han recibido 560.000 solicitudes para ser voluntario (se aceptarán 100.000), se plantarán flores que brotarán en la inauguración y se provocarán lluvias (lanzando al cielo cartuchos de yoduro de plata) que refrescarán la ciudad en el sofocante verano de Pekín y aliviarán la contaminación.

En ese esfuerzo, las mujeres son un símbolo de la nueva China. Marginadas durante décadas en áreas rurales, donde se han practicado abortos selectivos (aún nacen 119 niños por 100 niñas), ahora son el rostro sonriente del país
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
3 de Diciembre de 2016|19:01
1
ERROR
3 de Diciembre de 2016|19:01
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016