Deportes

Voley: Bolívar ya está en Qatar para el Mundial de Clubes

El plantel del multicampeón argentino de voleibol ya está en Doha, donde el miércoles debutará en el Mundial de Clubes. Hoy jugará un amistoso contra el local Al Arabi.

Transcurridas cuatro horas de espera y trámites, Carlos Getzelevich y Adrián Grynszpan -manager y jefe de delegación, respectivamente- repartieron las visas para ingresar a Qatar. Mientras el cuerpo técnico se tomó un cafecito y analizó los resultados de la Liga Argentina; algunos jugadores optaron por dormir en la sala de espera frente a la puerta de acceso a Qatar Airlines. Otros, como el capitán Arroyo y el PF Ronaldo Finotti, hurgaron entre las ofertas del Free Shop local.

El vuelo QR 70 abrió sus puertas de embarque a las 10 de la mañana dominguera y, para sorpresa de los jugadores, no estaba repleto. Los lungos se repartieron entre los asientos vacíos una vez que el avión tomó velocidad crucero y algunos optaron por copar cuatro butacas para estirar las piernas un poco. Uno de los que alcanzó el sueño más profundo fue Federico Pereyra, que ni se dio cuenta de que le ofrecieron el almuerzo. Una vez que la aeronave pisó suelo qatarí, las azafatas tuvieron que insistir bastante para que el sanjuanino se despierte. Claro, le hablaban en su lengua nativa. ¿Cómo las iba a entender?

En Doha había un calorcito primaveral que nada tenía que ver con el frío de Madrid. Ya sin campera, los miembros de la delegación fueron recibidos por hombres de blancas túnicas y turbantes tradicionales y retiraron los bolsos. Una vez que todos cruzaron las puertas de salida, un grupo de argentinos alentaron al contingente. Juan Pablo Sapia, quien llevaba una camiseta de la Selección y una bandera nacional, y junto al Dr. Alejandro Kohn -cirujano de un prestigioso hospital de la zona- se pusieron a disposición del equipo para guiarlos en su estadía. De hecho, como uno de las valijas del Dr. Solari no llegó a destino, el colega lo llevó en su auto a recorrer la ciudad: "Fui a una farmacia, ¡en Doha!" exclamó el jefe médico de las Águilas al arribar al hotel Grand Regency Hotel, donde se hospeda el plantel.

En el lujoso establecimiento de la capital qatarí, se presentó el ataché Hasam Al Kuwari -designado por la organización del certamen- quien acompañará al grupo a lo largo de la semana.

Las Águilas volaron 13.672 kilómetros para llegar a Qatar en un viaje que le demandó un día, entre el recorrido y las escalas. Los jugadores cenaron en el Hotel y, agotados, se fueron a descansar. Algunos siguieron de cerca las instancias del partido de fútbol entre Barcelona y Real Sociedad (5-0 para los catalanes) en los LCD de 32 pulgadas de las habitaciones. El detalle es que los relatores hablaban en árabe y sólo se podía distinguir "Messi" en el comentario.

En Doha, todas las acciones del día se encomiendan a Alá y los nativos contestan a cada requerimiento "Inshala" (Si Alá quiere). Ojalá el Dios de los musulmanes juegue para Bolívar.

Fuente: www.Canchallena.com

Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|19:59
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|19:59
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic