Deportes

Schumacher cree que McLaren será "más débil" sin Alonso

Cada vez que Michael Schumacher camina, el mundo se mueve al mismo compás de sus piernas. Si el alemán decide esquiar, una cohorte de monitores lo persigue como si fuera una escolta pretoriana.

En Maddona di Campiglio el kaiser se pasea con el aura de los dioses ante la ansiedad del pueblo. Si Michael decide echarse al coleto un sorbo de grappa para paliar el helado aire de la montaña, decenas de manos le tienden botellas como a un emperador. Ni Raikkonen ni Massa acaparan tanto la atención. El que tuvo, retuvo.

Y de sus palabras en el retiro invernal se desprende un tono de satisfacción completa, no sólo por la tranquilidad que otorga la jubilación sino también por su contribución exitosa al triunfo de Kimi en el pasado Mundial. "Me siento bien sin correr. El año pasado ayudé mucho a Kimi para que entendiera el comportamiento del coche y este año, Ferrari me ha pedido que me centre en el desarrollo del nuevo monoplaza". La sabiduría que le ha dado estar una década con la Scuderia es infalible cuando se le consulta acerca de cómo mejorar una máquina tan particular.

"Antes no sabía muy bien el papel que querían que desempeñara pero ahora está bastante claro, quieren una tercera opinión con el cambio del reglamento", confesó Schumi. "No voy a ir a Australia ni tampoco me gusta viajar", añade Michael, que, pese a todo, "las carreras en televisión no tienen emoción".


                                                                                     Ferrari y McLaren

Luego habló sobre la madre del cordero. ¿Quién será el equipo favorito en 2008? "Creo que va a ser una lucha entre Ferrari y McLaren", aseguró sin titubear Schumi, que también vaticina que "BMW y Renault podrían acercarse algo más conforme avance la temporada". Una buena noticia para Fernando Alonso si se cumplen sus pronósticos.

No se escabulló esta vez cuando se le inquirió sobre el rendimiento de Alonso con el nuevo R28 y su atropellada salida de McLaren. "Alonso ha hecho bien en irse de McLaren", sentenció, y añadió que "su salida nos va a beneficiar a nosotros, porque creo que ahora McLaren será más débil sin él. Lo que no sé es si Renault le dará un coche bueno para pelear, pero eso se verá".

Pero, según Schumacher, Ferrari no puede temer a nadie "porque somos como una gran familia de 1.000 personas y ahí es donde reside toda nuestra fuerza". Y considera que este año los dos dominadores serán "Massa y Raikkonen. Kimi es el campeón y Massa, sin la mala suerte del año pasado, estará siempre delante".


                                                                                         No al DTM

El alemán fue tajante cuando se le preguntó si aceptaría alguna oferta para correr el DTM (campeonato de superturismos alemán) junto a su hermano Ralf, que este año no tendrá asiento en la F-1. "Creo que ni Ralf ni yo tenemos el talento para correr en el DTM", sorprendió el piloto que ha sido siete veces campeón del mundo de la mejor competición de automovilismo que existe.

Michael también habló sobre el F2008. "Pienso que el nuevo Ferrari es muy fiable y veloz. Habrá que ver en Jerez lo que da de sí el coche y los tiempos, pero creo que es un gran coche". Y aseguró que este año se pondrá el mono en bastantes ocasiones para "entrenar con Ferrari. Volveré a pilotar muchas veces".

En Imágenes