Deportes

Vélez Sarsfield ganó en Avellaneda pero no le alcanzó

El Fortín superó a Racing 2 a 0 con goles de Martínez y Moralez pero el triunfo del Pincha dejó a los Gareca mirando los festejos desde lejos. Mirá los goles.

Vélez Sarsfield hizo lo que debía: venció a Racing 2 a 0, con la autoridad de quien quiere ser campeón, pero el esfuerzo, el fútbol y la entrega no impidió que Estudiantes le ganara a Arsenal 2 a 0 y se consagrara campeón del Apertura 2010. 

El partido en Avellaneda tuvo un ritmo muy bueno, con ambos equipos jugados al ataque. Sin embargo, el tremendo poderío ofensivo de los de Liniers quedó evidenciado más que nunca. A lo largo de los 90 minutos, fueron por lo menos 10 situaciones claras de gol las que se contabilizaron para el Fortín. 

Que el resultado final no haya terminado en goleada es consecuencia de una sola persona: Jorge De Olivera. El arquero de Racing se lució en la tarde de Avellaneda, y sólo pudo ser vulnerado en dos ocasiones, ambas con sendas definiciones. 

A los 23 minutos de la primera etapa, Juan Manuel Martínez decidió demostrarle a todos los que aún tenían dudas que él es uno de los mejores jugadores del campeonato, sino el mejor. 

El Burrito tomó el balón cinco metros atrás del mediocampo, vio el arco a 50 metros y allá fue, pisando el balón o esquivando como conitos a rivales cuando correspondía. Y cuando pisó el área, parado como 9, definió con una enorme tranquilidad, por debajo del cuerpo de De Olivera, para que la pelota fuera a descansar mansamente al fondo de la red. Golazo. El mejor del campeonato. 

En tanto, a los 13´ de la segunda mitad, Maximiliano Moralez aportó una nueva cuota de la ley del ex, y volvió a anotarse como goleador en una definición, como en el Clausura 2009. El Enano ejecutó con maestría un tiro libre, y la pelota se clavó en el angulo izquierdo de De Olivera. 

Racing hizo un buen partido, y tal vez hubiera merecido al menos un gol. Pero si de merecimientos se hablara, Vélez tendría que haber anotado al menos 8 goles. 

La euforia y la ilusión de un partido desempate que los hinchas del Fortín tuvieron a lo largo de más de una hora se desvaneció a los 30´ del segundo tiempo, cuando llegó al estadio la noticia de que Estudiantes había podido quebrar a Campestrini, con lo cual vencía a Arsenal y se consagraba campeón. Pero después de un par de minutos, lograron reponerse y brindaron un espectáculo inolvidable, demostrándole al equipo que están orgullosos de la campaña realizada y del fútbol desplegado a lo largo de este semestre. 

Remeras girando sobre las cabezas, bengalas, fuegos de artificio, todo fue una fiesta en Avellaneda, porque los de Racing no se quedaron atrás y también exhibieron su alegría por el buen presente de la Academia. 

Resulta triste que Vélez no haya sido el campeón, pero el fútbol es así, e innegablemente Estudiantes realizó una campaña soberbia que también merecía ser coronada con el título, tal como se dio. 

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
5 de Diciembre de 2016|07:21
1
ERROR
5 de Diciembre de 2016|07:21
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016