Deportes

La violencia de la sociedad se adueñó del deporte mendocino

Familiares que se pelean con los protagonistas, hinchas que no se bancan las derrotas y deportistas se trenzan a los golpes con los seguidores del equipo rival.

Lo peor de todo esto es que el deporte le da de comer a los violentos que viven en la marginalidad, a los violentos que visten camisetas, colores de instituciones y a los medios que hacen un culto de la violencia. Otra vez, los desmanes se concretan en el ámbito de un espectáculo  deportivo. Lo que debía ser una fiesta tuvo un cúmulo de agresiones inusitadas que opacó todo. Hay que hacer algo.

Debemos remontarnos a la madrugada del 28 de noviembre cuando el hermano de Gumersindo Carrasco, quién peleaba ante Juan Bonanni, se metió al ring y agredió a los asistentes del púgil bonaerense. Se produjeron agresiones de todo tipo entre los visitantes y parte de los hinchas mendocinos. La pelea siguió y el boxeador local ganó en una noche impresentable.   


El mismo día pero en la tarde, Gimnasia y Guaymallén pudieron jugar sólo ocho minutos. El gol de Varaldo para el Cacique precipitó el descontrol de los hinchas del Lobo que quisieron agredir a los de Rodeo de la Cruz. El partido fue suspendió, se desalojó a los hinchas y se quiso reanudar el juego, pero las luces del estadio Mensana están de adorno. No se pudo seguir por falta de luz.

Anoche en la final del básquet, los seguidores de Atenas volvieron a generar desmanes, aunque esta vez no fueron solos. Contaron con la complicidad de sus jugadores y los parciales de Rivadavia que intentaron apagar el incendio con nafta. A tres segundos del final los seguidores Naranjas gastaron a los Apaches y los jugadores se metieron al tablón a pelearse mano a mano.

Los hinchas de Atenas quisieron copar la parada y todo se desmadró. Llegaron refuerzos policiales, hubo corridas y golpes para varios chicos que no tenían nada que ver. Otra desilusión, otro golpe sin hematoma para nuestro deporte.

También es lamentable que estos tres casos no seán los únicos. Maipú registró varios incidentes jugando de local, Gimnasia ante Unión de San Juan en cancha de Talleres, corridas en la primera final de la Liga entre Independiente y Rivadavia, el inteto de agresión de los hinchas de Guaymallén a sus jugadores tras una derrota, eso sin contar los desmanes que se suceden cada fin de semana en el fútbol de inferiores.  

Primero fue el fútbol pero ha nadie le importó por que es un deporte “de negros”, ahora es el box y el básquet, pero tampoco interesa demasiado porque son disciplinas menores. Mañana va a ser el rugby, el polo, el tenis, el teatro, el golf y ya va a ser demasiado tarde. 

Opiniones (1)
10 de Diciembre de 2016|15:35
2
ERROR
10 de Diciembre de 2016|15:35
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Soy hincha de Atenas y realmente me causa mucha bronca el hecho de que siempre terminan en problemas ocasionados por la pseudo hinchada y mas cuando no sabemos perder. REFLEXIONEN
    1
En Imágenes
15 fotos de la selección del año de National Geographic
8 de Diciembre de 2016
15 fotos de la selección del año de National Geographic