Deportes

Caos, violencia y descontrol total en la final del básquet local

Todo se encaminaba a una tranquila coronación de Atenas pero Rivadavia se lo dio vuelta a tres segundos del final y se desató la locura. Los hinchas se trenzaron con los hinchas y un policía golpeó aun niño. Un papelón.

Atenas cayó en el segundo partido de la final anual del básquet local, encuentro que quedó en manos del Centro Deportivo Rivadavia por 77 a 76. El cotejo estuvo suspendido por varios minutos por todo tipo de desmanes dentro y fuera del campo de juego.

Todo dio inicio, cuando el equipo del Este provincial logró dar vuelta una historia, que minutos antes, parecía estar sellada con suerte para el cuadro Apache. El grito del festejo por parte de los jugadores Naranjas y las provocaciones de los hinchas del Centro Deportivo exaltaron la cordura de la gente de Atenas.

Primeros cruces entre los jugadores de Atenas  y Rivadavia

Los jugadores profesionales de un club, no resistieron el clamor externo y reaccionaron de la peor forma. A mano limpia con algunos simpatizantes de Rivadavia, los players Apaches se trenzaron en la tribuna causando un gran descontrol absoluto en todo el recinto.

Ante la reacción, como no podían faltar siempre los “tarados”, hinchas de Atenas se metieron dentro de la cancha, provocando más tensión y corridas por doquier.

Sin embargo no todo terminó allí. Increíblemente el juego se reanudó y cuando la victoria ya era un hecho para el elenco del Este que hacía de local en el Salvador Bonano, otra vez la desazón y la violencia copó el ámbito del lugar.

Agresiones de todos los colores y para todos los gustos; si hasta la voz del estadio contribuyó para que nada terminara bien, menos aún cuando un policía agredió a un chico y todo se desbordó.

Casi 600 personas vieron el papelón en cancha de Talleres.

Después de más agarradas de puños entre hinchas y jugadores del conjunto de San José y de que la gente increpara al efectivo alterado todo comenzó a calmarse en medio de serias amenazas de los simpatizantes de ambos lados.

En resumen, todo fue un papelón sin precedentes. Y lamentablemente una vez más el deporte de la provincia se ve manchado. Lo peor de todo es que nos estamos acostumbrando a hablar de los incidentes por sobre los resultados deportivos.
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
3 de Diciembre de 2016|10:45
1
ERROR
3 de Diciembre de 2016|10:45
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016