Deportes

La Fiesta "Roja" de Avellaneda por la Copa no tiene fin

En Independiente los festejos no se terminan tras la obtención de la Sudamericana. Hubo cantos contra Racing y Toranzo, quien en la semana había dicho que deseaba que Goiás fuera el campeón. Esta mañana, Julián Velázquez dijo: “El equipo jugó con el corazón”.

Independiente es el nuevo campeón de Sudamérica y lo gritan bien fuerte. Tras los festejos en el campo de juego, la fiesta se celebró en el vestuario y en la intimidad, junto a las familias de los jugadores. Algunos sin dormir, siguen celebrando.

Es el caso de Julián Velázquez, que esta mañana habló por Fox Sports y aseguró que estaba sin dormir: “El Goiás fue un rival que siempre está encima de ti, por suerte se nos dio, fue una final soñada. Quedó demostrado en 45 minutos que estábamos para esto. Sabía que lo íbamos a dar vuelta”.

Se siente muy protagonista de este título: “Hice mi primer gol en esta Copa y para mí es muy importante, no sabía ni como festejarlo. No tomo conciencia de lo que es”. Y agregó: “El equipo jugó con el corazón y con actitud porque piernas no sobraban. Somos justos y merecidos campeones”.

En los vestuarios, los jugadores se transformaron en hinchas y sacaron a relucir el repertorio de canciones de la tribuna. Llegó el clásico “El Rey de Copas” y, claro, los cantitos en contra de Racing, el rival de toda la vida y que justo ayer deseaba más que nunca una derrota de Independiente para así aspirar a un lugar en la Copa Libertadores 2011.

El “es para Racing que lo mira por TV” se convirtió en una dedicatoria para Patricio Toranzo, quien expresó en público su deseo de que el Goiás fuera campeón.
En Imágenes