Exquisita casa vinícola y una rutilante inauguración

Una pomposa reunión de empresarios, políticos, periodistas y verdaderas "estrellas" del mundo del vino tuvo la apertura de bodega DiamAndes. MDZ Sociales estuvo allí y en esta nota cuenta todos los detalles. Además, una extensa galería de fotos súper fashion imperdibles.

Alfred-Alexandre y Michèle Bonnie entraron al mundo del vino en 1996, con la compra del Château Malartic-Lagravière, un Grand Cru Classé de Graves. En 2005 expandieron sus inversiones francesas con la compra del Château Gazin Rocquencourt, 28 hectáreas situadas al lado de Malartic-Lagravière.

En 2003, Alfred y Michèle incorporaron a Malartic-Lagravière a su hijo Jean-Jacques y a su esposa Séverine, quienes forman parte sustancial de Bodega DiamAndes, Jean-Jacques en la elaboración y la comercialización de los vinos y Severine en la imagen, comunicación y marketing. Ambos poseen un DUAD (Diplôme Universitaire d'Aptitude à la Dégustation). En 2008 se sumó también su hija mayor, Véronique, encargada de la parte financiera.

Foto familiar. Bruno Laplane,Veronique Bonnie, Michelle Bonnie, Alfred Bonnie, Severine Bonniey Jean Jacques Bonnie.

El nacimiento de Bodega DiamAndes. La llegada al Clos de los Siete comenzó a materializarse en 2003 cuando Alfred-Alexandre y Michèle Bonnie viajaron a Mendoza a estudiar la posibilidad de sumarse con sus socios al proyecto, atraídos por Michel Rolland. Las características del suelo, los 1.100 metros de altura y el paisaje los llevaron a participar de la inversión, que comenzó en 2005 con la compra de 115 hectáreas de terreno.

De ellas, 111 están plantadas con Malbec, Cabernet Sauvignon, Syrah, Merlot, Petit Verdot, Chardonnay y Viognier.

La inversión total aproximada, hasta el momento, se acerca a los 15 millones de dólares.

Julieta Gargiulo, Celso Jaque, Lucy Pescarmona, Angel Vespa y Belén Gaua.

Diseño majestuoso. La arquitectura de la bodega está inspirada en el nombre DiamAndes, que surgió, por supuesto, como un juego de palabras entre “Diamante” y “Andes”.

Para su edificación, Alfred-Alexandre buscó arquitectos locales, “algo que hago siempre que tengo que construir algo, porque son quienes conocen mejor cómo son las cosas en su lugar de origen”, comentó.

A poco de comenzar surgió el nombre del estudio Bórmida-Yanzón, y ellos fueron quienes definitivamente diseñaron la bodega. “Son muy talentosos, saben escuchar y dialogar, y jamás hubo una crisis en todo el proceso. El trabajo ha sido muy armónico y el resultado es estupendo”, describe Alfred.

Laura Puy, Grete Stuhldreher y Macarena Serra,
elegantísimas.
La filosofía de los vinos. Los vinos de Bodega DiamAndes poseen una personalidad propia, basada en el Malbec como varietal emblemático argentino, pero con sus singularidades. Una de ellas es que existe una búsqueda por “afinar” los taninos para darle un sabor amplio y con un final muy largo. “Queremos que tengan una influencia europea, un poco de Bordeaux, con un toque de elegancia como el de los vinos de aquella región”, explica Alfred. Llevarán la marca “DiamAndes de Uco”.

Al estilo de los mejores châteaux franceses, Bodega DiamAndes tendrá muy pocos vinos en su portfolio. “Serán DiamAndes de Uco tinto y DiamAndes de Uco blanco, con dos o tres líneas de distintos segmentos de precios. “Queremos edificar una marca que los consumidores identifiquen claramente con un tipo de vino”, dice Alfred-Alexandre.

Turismo selecto y la “historia en botellas”. En la concepción de Bodega DiamAndes se otorgó una importancia especial al turismo selecto, conocedor de vinos, aprovechando el marco natural en que está emplazado el proyecto.

El sector Turismo posee un microcine de 40 asientos, en el cual se proyectarán videos institucionales. También se construyó una sala de degustación VIP, destinada a clientes, distribuidores y periodistas, en la cual se podrán organizar pequeños eventos con comidas.

Adicionalmente, un Wine Bar con capacidad para unas 30 personas permitirá degustar los vinos mientras se realizan las visitas.

En el piso más profundo de los 4 que posee la bodega, que también podrá ser visitado, se encuentra la estiba de botellas. Se diseñó una cava especial en la cual se guardarán los vinos de todas las cosechas de Bodega DiamAndes junto con grandes vinos franceses y de todo el mundo. Allí reposará, al lado de otros vinos excepcionales, la historia de Bodega DiamAndes, simbolizada en cada uno de sus vinos, el broche final del sueño de la familia Bonnie.

Exultantes. Premio y diploma para la mejor Bodega del mundo en materia de "Arquitectura, Parques y Jardines”.

Un premio mundial. Nada mejor que inaugurar la bodega con un prestigioso galardón. Bodega DiamAndes fue destacada con la medalla de oro en el concurso “Best of…Turismo Vitivinícola 2011” de las Great Wine Capitals, en la categoría “Arquitectura, Parques y Jardines”.

En Imágenes
Wildlife Photographer of the Year 2017
18 de Octubre de 2017
Wildlife Photographer of the Year 2017
Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
17 de Octubre de 2017
"Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México